Faltó ideas y no capital

72

Por Walter Chavarria R.*

Boom económico: herencia y desafíos

La bonanza desperdiciada se explica por el siguiente modus operandi: Se construyeron sistemas clientelares y de corrupción en cada municipio y la capital del departamento, empresarios, políticos, OTBs, dirigentes de organizaciones sociales y gremiales se organizaron para morder  las Regalías . Cada vivillo busco su tajada y,  el efecto fue que, hoy tenemos pocos ricos, pero  gran mayoría en situación de pobreza. Los politiqueros de pueblo sirvieron de comodín a los corruptos mayores, guardándoles sus secretos a cambio de dadivas, pegas y contratos. Primaron los elefantes blancos, obras de infraestructura que constituyen un inventario de desaciertos  en contubernio con las administraciones municipales y departamentales…. hasta que rompieron la alcancía. Esa es la herencia que nos dejaron.

LOS DESAFIOS

Hoy siguen habiendo necesidades comunes, unas aspiraciones comunes y metas comunes entre la gente de  los  diferentes municipios. Este noble departamento requiere una agenda común de desarrollo, que sea sincronizada, articulada y pactada bajo un Plan Estratégico Departamental que incluya efectivamente los planes municipales y regional del chaco. Pero antes, debemos acordar un reordenamiento de las finanzas públicas y el destino de los recursos por ingresos del gas. No olvidemos que en los actuales tiempos existe interdependencia entre municipios, región y entre niveles de gobierno. Cada municipio de Tarija no puede desarrollar todas sus potencialidades, no puede producir todos los productos y recursos que necesita, en ese sentido la interdependencia se refiere  a que el intercambio comercial entre municipios cree las condiciones para la cooperación y no el conflicto. En este esquema ninguno apunta al autoabastecimiento en toda la canasta alimentaria y productiva sino, debe trabajar en una o dos líneas estratégicas de desarrollo productivo y así especializarse en rubros económicos que se articulen comercialmente con los demás, en encadenamiento entre municipios, con afinidad productiva, cercanía territorial y complementariedad comercial. Aquí no hay soberanías. Por otra parte, los actores públicos y privados tiene una dependencia reciproca que, las alianzas público/privadas (APP) los hace mutuamente responsables, ya que suscriben compromisos y combinan factores de producción para el éxito de sus  emprendimientos.

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó el documento “Mejor gasto para mejores vidas. Cómo América Latina y el Caribe puede hacer más con menos.” En él se abordan diversos temas relacionados con el ejercicio del gasto público en América Latina. Se sugiere que la clave para atender mayores demandas por parte de la población, sin afectar la estructura fiscal, está en dos temas en particular: la eficiencia fiscal y el gasto inteligente. Todo lo contrario a lo que se hizo en  Bolivia

Según expertos en desarrollo, este es, principalmente, un proceso de activación y canalización de fuerzas sociales, de avance en la capacidad asociativa, de ejercicio de la iniciativa y de la inventiva, de la articulación público – privado. Por lo tanto, se trata de un proceso social y cultural, y sólo secundariamente económico (por eso sostengo que falto ideas y no capital financiero, y si se lo tiene, mucho mejor). Se produce el desarrollo cuando en la sociedad se manifiesta, se induce  políticas, capaces de canalizar, fomentar, de forma convergente, fuerzas, potencialidades y activos locales que están latentes o dispersos, tal como señala Celso Furtado.

Es decir, el desarrollo  no se refiere exclusivamente a un plan o a un listado  de proyectos o elefantes blancos. El tipo de racionalidad adoptado de los proyectos, predominantemente técnico y focalizado sectorialmente, es uno de los factores que contribuyen a la escasa efectividad o impacto de este tipo de intervenciones ya que, en muchos casos, ni siquiera se alcanza el nivel de un plan departamental o regional que los articule. Por lo tanto, el primer punto a tener en cuenta es la idea de que cada una de las intervenciones parciales y las acciones que se impulsen deben ser concebidas en el marco de un proceso que se ha puesto en marcha y se pretende conducir. He aquí el reto de las nuevas autoridades para encarar el desarrollo de Tarija y eliminar conflictos. Anda revuelto el patio  de la capital, que no se olvide el dicho popular “la lealtad basada en la prebenda siempre tiene hambre”, sino, pregúntenle al MAS.

*(Ciudadano).