La Policía detuvo a un vendedor de armas y proyectiles

16

REDACCIÓN CENTRAL/BOLINFO/TARIJA

///

(elPeriódico- Febrero08/2019) La Policía aprehendió a un vendedor de 42 años,  quien vendía un arma de fuego y proyectiles sin ninguna autorización en la zona de la Loma de San Juan.

Los policías secuestraron estos y pusieron el caso a conocimiento del Ministerio Púbico.

El hombre  fue imputado por portación y tenencia de arma de fuego de manera ilegal.

El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Fredy Gordy Soto, informó que un hombre fue aprehendido por el delito de portación ilegal de arma de fuego en un comercio del barrio La Loma de San Juan.

La aprehensión se dio el pasado miércoles en un operativo que realizó el personal de la policía.

“En un comercio se estaba ofreciendo un arma calibre 30 milímetros, que está prohibida,  no es de venta abierta, además,  había 30 cajas de munición, que eran de distintos calibres, por lo que en ese momento se detuvo al propietario,  porque no tiene la autorización ni el registro del arma”, explicó el comandante policial.

Gordy, remarcó que el arma y las municiones, fueron puestas a disposición del Ministerio Público, una vez que terminaron el trabajo operacional coordinado entre estas dos instituciones.

La tenencia y portación de arma ilegalmente

El presidente Evo Morales Ayma, promulgó el año 2016 la Ley  de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados, que establece 30 años de cárcel para los policías o militares que sean sorprendidos traficando estos elementos.

Explicó que cuando un individuo cometa ese delito tendrá una sanción de 10 a 15 años, si esa persona es parte de una asociación delictuosa la sanción será de 12 a 18 años, y si es parte de una organización criminal la pena se agravará de 15 a 20 años.

El Apunte

Requisitos básicos para tener armas

 

Las personas que quieran tener algunas de las cuatro licencias de portación de armas en el país, deben cumplir ciertos requisitos básicos, como tener mayoría de edad, es decir, por encima de los 21 años,  no tener sentencia ejecutoriada por delitos que tengan como sanción la privación de libertad, entre otros requisitos.