Las playas de Lima vibran con ruido de los motores del Dakar-2019

12

AGENCIAS
El podio instalado sobre las arenas de la playa Magdalena, en el litoral limeño, se convirtió en un verdadero escenario de celebración cuando se realizó una partida simbólica.
La madrugada del lunes, los competidores partirán desde Magdalena hacia la ciudad de Pisco (sur del país) para cumplir la primera etapa de la competición.
«Esta carrera es la más importante que hay en el mundo, razón que nos motivó venir en moto hasta Lima para ver la partida», dijo a la AFP el abogado colombiano Cristian Fajardo, quien recorrió más de 3.000 kilómetros en motocicleta con su novia ver la partida del Dakar.
Vestido con la camiseta de la selección colombiana, Fajardo, de 31 años, consideró que el recorrido en tierras peruanas será muy difícil para los competidores.
Sin embargo, el fanático de ‘los fierros’ espera que el paso de los vehículos no dañe el medioambiente y patrimonio cultural.
«Espero que no, es importante la preservación de medioambiente, es la responsabilidad de los equipos», comentó.
Recibidos con danzas multicolores, como la danza de valicha de Cusco, los 334 vehículos (motos, autos y camiones) fueron pasando por el podio bajo el aliento de locales y turistas que hacían haciendo flamear banderas con el emblema del Dakar o de países varios.
Algunos corredores se tomaban selfies en el podio de largada con el fondo de miles de fanáticos que llegaron al lugar y observaban desde los acantilados de la Costa Verde limeña.
Motociclistas sorprendieron a los asistentes con sus acrobacias mientras decenas de comerciantes aprovechaban la oportunidad para vender gorras, brazaletes, banderas y camisetas con los emblemas del Rally.
Algunas personas se tomaban selfis con pilotos y los vehículos.
El primer piloto en salir fue el chileno Italo Pedemonte conduciendo la cuatrimoto número 276.
– Compromiso con el medioambiente y patrimonio –
El ministro de Comercio Exterior, Edgar Vásquez, asistió al evento y dijo que Perú está completamente preparado para organizar esta carrera preservando su patrimonio cultural.
«Nos hemos asegurado que el Dakar en el Perú genere un movimiento de reconocimiento del patrimonio cultural y preservación del medioambiente», manifestó a la prensa.
El gobierno peruano ha garantizado la seguridad de los espectadores, de zonas arqueológicas y naturales.
Más de 4.000 policías brindarán seguridad a la carrera en todo su trayecto. Además 120 arqueólogos monitorearan las zonas arqueológicas y naturales.
Esta edición tendrá la mayor participación de mujeres desde 2009, incluyendo dos equipos 100% femeninos, según los organizadores.
Competirán 17 mujeres pilotos, entre ellas las peruanas Fernanda Kanno en auto y Gianna Velarde, única motociclista latinoamericana en la carrera.
«Estoy feliz y ya quiero estar en el desierto, será una carrera muy difícil», aseguró Velarde tras pasar por el podio.
Esta edición tendrá también en competencia a Lucas Barrón, que hará historia en el Dakar. El copiloto de 25 años con síndrome de Down participará en una de las carreras más exigentes del planeta.
Los últimos vehículos en pasar fueron los camiones de la competencia, que por su peso lo hicieron por costado del podio.
En sus 5.000 kilómetros, el Dakar recorrerá Lima y las regiones sureñas de Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna, esta última fronteriza con Chile.
«Las expectativas son claras: intentar repetir la victoria y acabar la carrera lo más alto posible», dijo a la AFP el vigente campeón español Carlos Sainz, que correrá su duodécimo Dakar con su compatriota Lucas Cruz como copiloto.
Son 334 vehículos, 534 pilotos y copilotos compitiendo en 10 etapas, 70% con recorrido por dunas y desiertos.
La etapa más dura para cada auto y camión será el maratón de 370 kilómetros entre Arequipa y Tacna, en la quinta jornada (10 de enero).
El Dakar tendrá lugar por cuarta vez en Perú, aunque la versión de 2019 se correrá únicamente en este país. Bolivia, Argentina, Paraguay y Chile declinaron ser parte de la prueba por razones de austeridad.