“Chavo” busca una cuadri para competir en el Dakar

14

AGENCIAS

Nada lo detendrá, y mucho menos una decisión que considera injusta, por ello es que ayer Juan Carlos Salvatierra dejó en claro que pese a todo correrá el Dakar 2019, a disputarse desde mañana hasta el 17 de enero. Eso sí, el piloto, que ya suma ocho participaciones en moto en esta prueba, tendrá que buscarse otro vehículo. Es consciente de que no será lo mismo, pero hará un esfuerzo para que las diferencias no se noten.

Ayer, Amaury Sport Organisation (ASO), que lleva adelante el Dakar, cumplió con lo que había afirmado un día antes: Juan Carlos Salvatierra debe cambiar de máquina, caso contrario no pasará la revisión administrativa, etapa previa para ser habilitado para la competencia, que se pondrá en marcha mañana con la largada simbólica. El cuadriciclo fue observado porque ‘supuestamente’ no se fabrica en serie. Afirmación rechazada por el equipo de Salvatierra.

Todavía incrédulo por la decisión de la ASO, ayer Chavo tenía la esperanza de que el organismo dé marcha atrás, por ello se presentó a la revisión administrativa, que se lleva adelante en la Base Aérea de Las Palmas en Lima (Lima). Allí el piloto llevó toda la documentación, en la que figura que su inscripción fue en julio, y donde están todos los pasos que dio hasta cuatro días antes del inicio del Dakar 2019. Todo en orden, pero la organización de la prueba mantuvo su postura.

Por ese motivo hubo una que otra discusión, siempre con argumentos, pero los funcionarios de la ASO no toman decisiones, y ellos lo dejaron en claro. Todo viene de más arriba, donde los pilotos casi no tienen contacto. Chavo se presentó con dos abogados, que intentaron persuadir a la ASO del error que están cometiendo, pero no hubo reacción alguna. Una de las funcionarias dijo que ya le habían informado al piloto para que cambie de cuadri hace dos meses, pero esa advertencia no fue oficial y era poco creíble.

En esa ocasión, esas palabras no tenían sustento, pues nadie se imaginaba que se iba a observar el Barren Racen One 690, que ya había sido parte del Dakar en las dos versiones anteriores y del Rally Mundial. En ese momento esa advertencia más pareció que estaba llena de envidia y que venía de los pilotos que no pudieron vencerlo en el Desafío Inca (Perú), donde Salvatierra se estrenaba en un podio internacional en un cuadriciclo. Un gran logro para un competidor que hace solo algunos meses había decidido dejar las motos para pasar a una categoría de cuatro llantas. Así el piloto se apuntaba como uno de los favoritos para subir al podio en el Dakar que se viene, una idea que también manejaba la ASO, razón por la cual lo había colocado en ese sitial en los videos de promoción de la competencia de rally más larga y complicada del planeta.

Demanda por discriminación

Con la decisión tomada de la ASO, Salvatierra, a través de sus abogados, presentó una demanda de discriminación en contra de la organización del Dakar, que fue depositada en la Fiscalía Provincial Penal de Prevención del Delito. La intención es luchar hasta lo último para poder contar con una máquina que está preparada para pelear por los primeros puestos.

Chavo tiene tiempo hasta mañana para poder pasar la revisión técnica y administrativa con la máquina que le permite la organización. Es una carrera contra el tiempo, un riesgo que, sin embargo, el piloto está dispuesto a asumir.

Plan B

Desde el momento en que recibió la mala noticia, por la cabeza de Salvatierra nunca pasó la idea de no participar, aunque el golpe fue duro, pues significa dejar de lado una máquina competitiva, que ya conoce y que fue preparada para estar en punta.

Por eso es que ayer, cuando se confirmó que la Barren Race quedaba casi fuera de carrera, el primer movimiento que hizo el equipo de prensa fue confirmar que Chavo fue a Perú para competir y así lo va a hacer. Con ello se espera que entre hoy y mañana el piloto cruceño consiga una máquina, aunque hasta anoche no había pista de ella.

El hecho es que Chavo, que insiste que la ASO está cometiendo un atropello con él , no quiere perjudicarse totalmente, pues la preparación que realizó es la de un piloto que apuesta a grandes cosas en el Dakar que se viene, en su idea de siempre de salir a competir y no solo de participar. Así, para los que lo conocen, no será extraño verlo luchar con todo para sorprender con una máquina desconocida en el rally que se viene. Solo así le demostrará a la ASO que lo que le están haciendo no será un freno para sus aspiraciones, siempre pensando en acabar lo más alto posible.

También taparía muchas bocas de sus rivales, que decidieron observarlo. Lo cierto es que el Dakar está a solo horas de iniciarse, una versión considerada la más dura de los últimos años en Sudamérica, pues será casi íntegramente sobre dunas, un terreno donde el boliviano se luce y ha entrenado bastante. Es más, desde muy pequeño sabe lo que es correr sobre arena, pues sus primeros entrenamientos fueron sobre las Lomas de Arena de Santa Cruz.