VIE
SEP
21
Que Churo

La presencia del plantel de futbol y socios del The Strongest en la guerra del Chaco y la victoria boliviana en la batalla de cañada Strongest

2 En el año 1933, seiscientos miembros de esta institución deportiva paceña se incorporaron a las filas del ejército boliviano y partieron a los frentes de batalla en el Chaco boliviano.

Significativa cantidad de Jugadores, socios y directivos del club paceño The Strongest participaron en la conflagración bélica con Paraguay entre 1932 y 1935. En el año 1933, seiscientos miembros de esta institución deportiva paceña se incorporaron a las filas del ejército boliviano y partieron a los frentes de batalla en el Chaco boliviano.

Equipo de The Strongest reclutado
para partir al Chaco. 1933

Al estallar la Guerra del Chaco, en julio de 1932, el campeonato de la Asociación de Futbol de La Paz se encontraba al final de su primera rueda y la tabla de posiciones era liderizada por el club Bolívar y un punto más atrás, en el 2º lugar estaba el The Strongest, por lo cual el Concejo Central de la Asociación resolvió suspender el campeonato y otorgar el título del año a Bolívar y el sub campeonato a The Strongest.

De manera similar muchas instituciones, se unieron al esfuerzo nacional y a la convocatoria del ejército boliviano y The Strongest envió al frente de batalla a jugadores, socios y directivos. En el año 1933, el club The Strongest contaba con más de mil quinientos socios, entre señoras, caballeros, jóvenes y niños. De todos ellos, seiscientos partieron a las arenas chaqueñas, integrando el Primer Cuerpo de Ejército. Lo hicieron no en servicios auxiliares, sino en primera línea. Más tarde se seguirían sumando en similar cantidad hasta el cese de las hostilidades. La publicación Semana Gráfica, en su edición número 24 de 8 de abril 1933, realizó un homenaje a The Strongest con motivo de sus Bodas de Plata, destacando la contribución del club paceño a la campaña bélica a con el concurso humano de directivos, jugadores, hinchas, y socios.

En la Secretaría del club The Strongest ubicada en las calles Cólon, y Comercio de la ciudad de La Paz, viviendo el momento con singular patriotismo, inauguró la oficina denominada “Correspondencia del soldado”, destinada a colaborar a prisioneros de guerra y familiares de oficiales y soldados que estaba a cargo de Benito Sagárnaga, un singular hombre y destacado stronguista. Según registros de esa entidad, hasta julio de 1933 se habían despachado más de cuatrocientos cincuenta cartas y tarjetas de solicitudes.

Sello de la entidad deportiva utilizada
en la “Correspondencia del soldado”.1934

Éstas, como se comprende, provenían de gente imposibilitada de hacerlo personalmente y en el deseo de indagar por la salud o paradero de sus hijos, hermanos o esposos que se encontraban en la línea de fuego, acción que se hacía absolutamente gratis, proporcionando, además, papel y esquelas que llevaban el emblema del Strongest, elaborando certificados y solicitudes al Estado Mayor del Ejercito. En una entrevista para la edición de la Semana Gráfica, hecha por el corresponsal Chasqui, Benito Sagárnaga decía muy entusiasta: “Son millares de cartas las que se han enviado hasta la fecha y nuestro radio de acción no sólo abarca hacia el Chaco; mantenemos también nuestra correspondencia a los prisioneros en poder del Paraguay”.

Estas cartas, como todas, llevan nuestro sello. Se da cuenta la satisfacción que este emblema debe producir al stronguista en tierras extrañas”. La correspondencia del soldado tuvo como propósito, asimismo, socorrer a heridos y enfermos. A esta labor se sumó la recaudación de fondos que se hacía entre los afiliados, organizando varias kermeses y actividades sociales para reunir fondos, los cuales se destinaban posteriormente para ayudar a los combatientes bolivianos.
Edición del periódico La Republica
de 21 de junio de 1932

Entre los destacados jugadores, socios y directivos que marcharon a la contienda belica se registran el capitán Víctor Hugo Estrada Cárdenas y el teniente José Rosendo Bullaín, que fue abanderado y brigadier mayor del Colegio Militar y contaba con una trayectoria futbolística notable. El coronel Luis Emilio Aguirre fue el primer caído en Boquerón. El teniente Lucio Vila también fue otro stronguista caído en los campos de batalla. Sobresalió el teniente coronel José Ayoroa, considerado como uno de los mejores militares que tuvo el Ejército. Se suman a ellos Carlos Constantino Noya y el subteniente Carlos Zalles Guerra, socio de The Strongest que cayó en combate. Igual destino tuvieron Adrián Murguía Vargas y Pedro Escalante, distinguidos stronguistas.

Entre otros también destacan Emilio Estrada, capitán del equipo de fútbol de Primera División. Tampoco se puede olvidar al subteniente Severo Medrano, el teniente Luis Peña, los soldados Luis Daza Aparicio, Hugo Gamarra, Alfredo Pascoe, Lisímaco Gutiérrez, Julio Zuazo Quintanilla, Adolfo Díaz Romero, Gerardo Peláez, José Toro, Hugo Alípaz, Nils Galdo, Luis Cornejo y Renato Sainz. De igual manera se mencionan los apellidos Llanos, Morales, Medina, Muñoz, Montoya, Alarcón y Alborta Rada.
Integrantes del equipo de The Strongest
en el frente de batalla. 1933

El Gobierno nacional recompensó al Club The Strongest con la transferencia de predios en la ciudad de La Paz, ubicados en la Av. Illimani y calle Yungas del barrio de Santa Barbará, donde se erguía la antigua Plaza de Toros de La Paz. Ese Complejo Deportivo, el primero de su género en el país se nomino en honor a su mentor Don Gustavo Carlos Otero, donde actualmente se encuentran la Escuela de Fútbol Antonio Asbun, de las divisiones infantiles del club paceño. .

El año 1935, a la conclusión de la contienda bélica, la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP) organizó el torneo de la gestión y el club The Strongest, con un nuevo equipo participo en el evento obteniendo la primera corona futbolera de postguerra, entre nueve participantes. Pasadas varias décadas el club atigrado incorporó posteriormente a notables jugadores de origen paraguayo en sus filas, incluso algunos llegaron a adoptar la nacionalidad boliviana y jugaron en la selección boliviana, entre ellos Luis Galarza, Wilfrido Cañellas, Eligio Martínez, Julián Jiménez, Miguel Gariazú y Pablo Escobar.

Que Churo

El teniente José Rosendo Bullaín, notable guerrero y héroe de cañada Strongest donde ofrendo su vida en defensa de la patria

Nacido en el seno de una familia de clase alta de la ciudad de Oruro, desde muy joven se dedicó a la práctica del futbol que compaginó con su carrera de Militar. Comparado con un caballero andante, él fue uno de los combatientes que perdió su vida para que el conflicto de límites con Paraguay terminara. El estruendo de las explosiones, el ruido de las metralletas, los gritos de los heridos. En medio del caos, un valeroso teniente boliviano lidera una carga contra los acorralados soldados del Paraguay. De pronto, su cuerpo rebota hacia atrás, como si chocara contra una pared, retorciéndose por las múltiples balas vomitadas por las armas de los enemigos.

Un último suspiro y la noche eterna cae sobre el teniente José Rosendo Bullaín el 25 de mayo de 1934, cortando en seco una prometedora carrera militar. Mientras, alrededor del cuerpo, la batalla de Cañada Strongest, la más famosa de la mítica Guerra del Chaco, seguía su curso.

Un caballero andante Nacido en Oruro el 3 de julio de 1907, en el seno de una familia de la alta sociedad, Bullaín destacó enseguida como baluarte del fútbol, llegando a formar parte incluso del plantel paceño de The Strongest. Pero la guerra se le cruzó por el camino. Y ya antes de su muerte era reconocido como un distinguido soldado, experto sobre todo en el manejo de caballo. No por nada, el periodista Juan Soldado lo comparó en el día de su deceso con los caballeros andantes que iban por el mundo resolviendo entuertos. Antes, por cuestiones limítrofes, había estallado la Guerra del Chaco, que el historiador del Museo de Historia Militar Eduardo Casís no duda en calificar como la primera guerra moderna de Latinoamérica y una de las más sangrientas. Hubo más de 100.000 víctimas entre los dos bandos, reconoce.

COMPORTAMIENTO HEROICO

Pero también se vivieron en la contienda un sinfín de hechos heroicos. En este sentido, uno de los primeros héroes fue el comandante Manuel Marzana, quien en septiembre de 1932 resistió estoicamente, sin víveres ni agua y con sólo 600 hombres, el avance de los paraguayos antes de caer finalmente prisionero. Fue por aquel tiempo que el teniente Bullaín fue destinado al infierno verde, donde descubrió que el verdadero enemigo no eran los pilas (paraguayos), sino enfermedades como la malaria, la escasez de agua y los dos altos mandos enfrentados, que se empeñaban en retroceder al pasado con una especie de reproducción a pequeña escala de la Primera Guerra Mundial.

Los dos comandantes, Hans Kundt de Bolivia y José Félix Estigarribia de Paraguay, fueron entrenados en la Gran Guerra, recuerda Casís. Por eso, al igual que en el conflicto europeo, la estrategia básica consistía en refugiar a los soldados en incómodas trincheras hasta que se daba la orden de ataque y los soldados salían corriendo a enfrentarse con el enemigo. Pero, como se demostró en las batallas de Boquerón y Nanawa, con dos simples metralletas uno podía eliminar a la vanguardia sin riesgos para los defensores.

Soldados paraguayos cavando
trincheras en cañada Strongest

En contraste con las técnicas de combate, algo obsoletas, el armamento era de primera, con tanques y bombarderos que se usaron después en la Segunda Guerra Mundial. En ese teatro de operaciones, Bullaín participó en las batallas de Corrales, Bety, Toledo y Bogado, entre otras, donde demostró su capacidad al comandar la octava batería del segundo cuerpo del Ejército. Con todo, debido a las indecisiones del Alto Mando boliviano, Paraguay llegó a ocupar las tierras bajas bolivianas, amenazando Villa Montes, Camiri, Santa Cruz, Tarija y Sucre, lo que les costó el cargo al presidente Salamanca y a Kundt.

Entonces, cuando todo parecía perdido, el nuevo mando militar decidió plantar cara a la ofensiva paraguaya. Fue en un paraje rocoso, en Cañada Strongest, donde la única salida era ir de frente o retroceder. Allá los paraguayos sufrieron sus derrotas más dolorosas, y se frenó su avance, quedando Paraguay a sólo 100 metros de distancia de las reservas bolivianas de petróleo. Para ello tuvo que dar su vida. Bullaín es recordado y su nombre y acciones perpetuadas en virtud a que el cuartel de Villa Montes lleva su nombre.

FUTBOLISTA DEL THE STRONGEST

Además de ser conocido como héroe de guerra, hasta 1932 era conocido por ser una de las principales estrellas del fútbol boliviano jugando como Delantero. En 1929 fue fichado por el Club The Strongest, equipo de la Primera División de la Asociación de Fútbol de La Paz que ese año consiguió el Sub Campeonato. Aquel mismo año es convocado por la Selección de Oruro para el Torneo Nacional de Selecciones departamentales y se consagra Campeón Nacional venciendo a la de Potosí en la final.
En el año 1930 formó parte del equipo que inauguró el Estadio Hernando Siles venciendo a Universitario de La Paz por 4 a 1 y que posteriormente logró el título de forma invicta y con Valla invicta. En 1931 jugó el memorable partido frente al Club Almagro de Buenos Aires al que The Strongest venció por 1 a 0. Formó también parte de la delegación que hizo la primera gira del Club por el exterior visitando Perú. También gana con The Strongest los Interdepartamentales, primero contra Cochabamba que era representada por New Players y luego en Sucre contra Stormers, Sporting Club y el Club Junín.

EL ÚLTIMO PARTIDO

En 1932, cuando el torneo no había completado la primera rueda aún, el Club The Strongest se retira del Campeonato y la Asociación de Fútbol de La Paz declara a The Strongest Sub Campeón. Durante el desarrollo de la Guerra, varias veces fue regresado de las trincheras para jugar partidos de exhibición con el propósito de recaudar fondos. En 1934 participó en el famoso encuentro denominado “El Último Partido” en el que jugadores del primer equipo enfrentaron a otros de la filial de Tupiza en pleno desarrollo de la Guerra, poco antes de la Batalla de Cañada Strongest con victoria de los paceños por 1 a 0 con gol de este, siendo esta la etapa final de la carrera futbolística de Bullaín.

Fuentes:
Edición América.Cultura. Archivo de las Indias. España. 1996
Archivo H. Cámara de Senadores y Gaceta Oficial de Bolivia. La Paz. 1982
Soruco Jorge. La Paz. Octubre 2006
Masamaclay. Querejazu. La Paz. 1985
Libro de Oro del club The Strongest. La Paz. 1996

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.