MIE
NOV
21
MIE
NOV
21
Opinion

UNA NUEVA FILOSOFIA DEL TRABAJO POLICIAL A PARTIR DE LA POLICIA COMUNITARIA

Cnl. DESP. ROMMEL CÉSAR RAÑA POMMIÉR
Continuando el artículo de la semana anterior, podemos decir que el modelo de Policía Comunitaria adopta la conjunción de dos modelos policiales: la primera de proximidad y la segunda de la policía orientada a la resolución de problemas.
El modelo de policía comunitario aplica los principios de la criminología moderna, establece tres factores
1) El entorno.- el ambiente que rodea al infractor de la ley.
2) La victima.- que se encuentra perjudicado en sus bienes o su integridad personal.
3) El delincuente.- la persona que contraviene el acto típico antijurídico y culpable.
Principios que son tomados por el modelo policía comunitario para convertirlos en parte del sistema integral de la policía.
Los objetivos del modelo del policía comunitario tienen como fin último:
1) El mejoramiento de seguridad e las comunidades
2) El aceleramiento de la ciudadanía para conocer sus problemas y trabajar en sus soluciones; debe haber participación activa y voluntaria de la ciudad.
3) Las actividades realizada entre policía –comunidad deben comunicarse y asociarse las autoridades locales (gobernaciones y municipios).
4) Dar soluciones a problemas de carácter colectivo es decir identificados los elementos originadores y7 facilitadores que promueven riesgo latente en el are de responsabilidad, deben ser enfocados positivamente para la solución respectiva.
5) Mejor la seguridad y la calidad de vida de los ciudadanos que reciben en el área de responsabilidad – IMPLICA CAMBIAR LOS ESQUEMAS MENTALES EN LA ORGANIZACIÓN POLICIAL QUE REPERCUTEN DE MANERA POSITIVA EL ACCIONAR DE LOS VECINOS DEL LUGAR.
El cambio de comportamiento organizacional en la institución policial debe preparar a sus componentes para garantizar los dere3chos, las libertades y en respeto de los derechos humanos de toso los ciudadanos, para un mejor funcionamiento existen dos componentes escánciales que deben utilizar los policías:
a) La iniciativa y la voluntad de sus integrantes
b) La dinámica que deben imprimir en su servicio mejorando la atención y el trato al ciudadano.
El papel del modelo de policía comunitaria será asertivo por cuanto permitirá fortalecer el tejido social que promueva la marcha de los planes y programas proyectados, asumiendo el rol de cambio de la propia comunidad.

Opinion

SEGURIDAD BÁSICA EN EL HOGAR

CNL.DESP.ROMMEL CÉSAR RAÑA POMMIÉR
Nos vamos de casa una tarde, un fin de semana o incluso semanas enteras de vacaciones. ¿Pero está seguro nuestro hogar? ¿Qué podemos hacer para proteger nuestra casa contra intrusiones y robos?
A continuación y con la finalidad de prevenir robos en los domicilios sean el fin de semana, vacaciones o en una salida momentánea; les proporcionaremos un conjunto de medidas que deberían tomarse en cualquier caso y situación, que protegerán nuestros hogares y su contenido cuando se hallen vacíos. En consecuencia, antes de salir de casa: Medidas de seguridad para el hogar durante su ausencia
Comenzaré diciendo que la sola presencia nuestra en el hogar ya constituye un factor de seguridad de gran importancia; como decíamos anteriormente, la mayoría de percances como intrusiones, allanamientos y robos se producen durante nuestra ausencia. Una vivienda vacía es, pues, más vulnerable que otra que está ocupada, y esto lo debemos tener muy presente a la hora de diseñar un sistema de seguridad integral para el hogar que ofrezca las máximas garantías.
Sistemas y componentes de seguridad, que en el mercado, existen un sinfín de posibilidades al alcance para proteger nuestros hogares frente a casi cualquier tipo de amenaza, tanto interna como externa. Los más eficaces y eficientes, sin duda, son los sistemas electrónicos de seguridad,
• Allanamientos, intrusiones y vandalismo: riesgos procedentes del exterior, que se pueden mitigar fácilmente instalando cierres de alta seguridad en los accesos a la vivienda, alarmas u otros mecanismos disuasorios.
• Accidentes domésticos: riesgos procedentes del interior de hogar que pueden poner en riesgo la integridad física y/o moral de sus habitantes, tanto personas como mascotas, así como los bienes que contienen e incluso la misma infraestructura. Las alarmas técnicas (avisadores de fugas y escapes) y de emergencia son, para estos casos, los sistemas más adecuados para proteger una vivienda. También es preciso tomar las medidas oportunas para proteger los componentes más sensibles del hogar (instalaciones de suministros y otros elementos de riesgo) de manipulaciones indebidas, golpes y otro tipo de percances que pueden ocasionar accidentes o situaciones indeseables.
Aplicar recomendaciones básicas para proteger tu hogar durante ausencias breves, fines de semana, o ausencias más largas por vacaciones.
• Saber qué sistemas de seguridad y alarmas son más efectivas
• Encargue su casa a alguien de confianza para que eche un vistazo ocasionalmente, recoja su mensajería y limpie su banqueta, de manera que se perciba que no está sola la casa
• Preferentemente compre un “timer” de manera que lo programe para se enciendan y apaguen algunas luces aleatoriamente y simule que hay alguien en casa
• Si tiene personal doméstico pida que no diga a nadie de sus planes de salida ni de viaje, esto es trascendente
• Revise que las chapas, ventanas, domos y demás accesos se encuentren debidamente cerrados
• Infórmese previamente del lugar que visitará
• No lleve grandes sumas de efectivo, prefieras tarjetas o cheques de viajero
• Tenga a la mano los datos de hotel y servicios contratados, así como los teléfonos de consulados y oficinas de apoyo
• Estudie previamente las rutas que utilizará y los lugares que visitará
• Fotocopie sus documentos importantes y tarjetas de crédito o débito que llevará durante el viaje, incluya los teléfonos de las oficinas de apoyo en el lugar de destino, así como de su médico u otros datos importantes que pudiera requerir
• Extreme precauciones cuando rutinariamente salen los fines de semana o en ciertas fechas

Opinion

PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD PÚBLICA Y CIUDADANA

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér

A modo de introducción a lo que serán los servicios de seguridad para las fiestas de fin de año, vale la pena recordar que hace un tiempo atrás, se hizo público un Plan Macro que reorganizó el servicio policial a partir de una nueva filosofía de servicio y de acercamiento al ciudadano, el nombre del plan refiere el Tahuantinsuyu, término que quiere decir “el que lo ve todo”, realizaba una labor de vigilancia en el distrito de su jurisdicción que por lo general era una provincia, haciéndose responsable del debido cumplimiento y observancia de las leyes y mandatos del Cuzco, enmendando errores, reparando injusticias, sancionando infracciones.
El Dr. Carlos Romero B., Ministro de Gobierno y el Señor Comandante General de la Policía Boliviana, lanzaron el Plan Estratégico Integral De Seguridad Pública Y Ciudadana “Tukuy Rikhuy” en reemplazo del plan Ñandereko, el día jueves 29 de septiembre en horas de la noche a nivel nacional, conformado por 11 planes operativos; Recuperación de espacios públicos, Plan de Seguridad Estudiantil, Seguridad vial, Seguridad Bancaria, Valores y Áreas Comerciales, Turista Seguro, Lucha contra la Trata y Trafico de personas, Lucha Contra el Contrabando y Carburantes, Contra el Consumo de Alcohol y Drogas, Respuesta Inmediata Fuerzas Especiales de Policía, Contra el Robo de Vehículos Compra y Venta y Unidad Móvil de Video Vigilancia-UMOVI.
La ejecución de estos planes tienen por finalidad el de garantizar la paz y tranquilidad ciudadana en todo el territorio boliviano, dirigidos a contrarrestar hechos delictivos de mayor incidencia en el área urbana, rural y fronteriza, con este fin estamos aplicando la modalidad de servicios policiales por cuadrantes con la filosofía de Policía Comunitaria, orientada a satisfacer las necesidades de la población tarijeña, tomando en cuenta siempre que el propósito de los artículos que diariamente publicamos a través de EL PERIÓDICO es contribuir a la disminución del delito y aumentar la sensación de seguridad en nuestro pago.

Opinion

RECOMENDACIONES Y MEDIDAS PREVENTIVAS DE PROTECCIÓN PARA EL USO Y MANEJO DE LAS GARRAFAS DE GAS (GLP) III PARTE

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér
Bajo la política de otorgar seguridad a la población boliviana usuaria de garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP), la Dirección Nacional de Bomberos de manera general y con las mismas recomendaciones para la población boliviana, exhorta a los consumidores, darle un uso responsable y adecuado a los cilindros de GLP.
Medidas Correctas de Seguridad para la instalación de un Cilindro de Gas L.P.
1. Revisar que el cilindro de GAS L.P. esté en buenas condiciones y que no exista ninguna fuga.
2. Verifique que no exista daños o rotura de las boquillas de ingreso de su cocina
3. Conectar una manguera flexible para gas de 3 metros de largo de la garrafa a la cocina
4. La manguera flexible deberá contar por norma con un regulador de presión
5. Revise que los inyectores estén despejados para que la llama de la hornilla este bien calibrada
6. Para la conexión de su Gas L.P. utilice abrazaderas de acero y cinta teflón para mayor seguridad ante una fuga gas.
¡¡¡LO QUE NO SE DEBE HACER !!!
Todas las personas que adquieran un cilindro de Gas L.P. deben manipular las garrafas con responsabilidad, evitando golpes, caídas, si las garrafas están almacenadas, debe ser en lugares ventilados, y no deberán ser expuestas al sol.
Se conoce que algunos usuarios recurren a calentar las garrafas con velas o fuego directo, acciones que por ningún motivo deben efectuarse, porque pueden acarrear accidentes lamentables.
Asimismo siempre se bebe contar con:
1. Botiquín de primeros auxilios: básico/elemental
2. Extintor: De 6 ó 9 kg con la carga vigente

Opinion

EL USO LICITO E ILICITO DE LA TECNOLOGIA DE “MANUFACTURA ADITIVA”

Cnl. DESP. Vladimir Yuri Calderon Mariscal

La tecnología de impresión en 3D denominada también “manufactura aditiva” es un grupo de tecnologías de fabricación que, partiendo de un modelo digital, permiten manipular de manera automática distintos materiales y agregarlos capa a capa de forma muy precisa para construir un objeto en tres dimensiones. Se originó en los años ochenta; y en la actualidad solamente se han tornado mas accesibles y de fácil utilización, tan sólo en la última década las impresoras 3D han reducido su tamaño y sus costos. Hoy en día, muchos hogares cuentan con esta tecnología, disponible en los mercados electrónicos y cuyo uso es difundido por el internet, sin embargo su utilización en los últimos años, también a cambiado desde los fines lícitos a los fines ilícitos.
Las impresoras 3D pueden crear una variedad de objetos diseñados a voluntad por el usuario a un costo relativamente bajo. Algunos ejemplos de impresión en 3D incluyen: fabricación de repuestos, piezas y partes de artefactos mecánicos, reposición de partes de aviones y automóviles, prótesis médicas, y una infinidad de artilugios mas. El proceso consiste en depositar polímero fundido sobre una base plana, capa a capa. El material, que inicialmente se encuentra en estado sólido almacenado en rollos, se funde y es expulsado por una boquilla en minúsculos hilos que se van solidificando conforme van tomando la forma de cada capa, hasta obtener el objeto diseñado.
Esta tecnología de impresión en tres dimensiones, también esta siendo utilizada para propósitos en el ámbito de la JUSTICIA y de la CRIMINOLOGIA. Las investigaciones de delitos y los peritos de la escena del crimen y forenses, están utilizando estas facilidades en la reconstrucción instrumentos del delito, reconstrucción de accidentes, y reconstrucción facial de material óseo no identificado, en la reconstrucción de cadáveres.

Pero la delincuencia también han tomado conocimiento de sus bondades, entre lo más preocupante de su nueva utilización en el mundo del hampa, esta la creación de pistolas y otras armas, impresas en 3D, tomando en cuenta que esta tecnología está ampliamente difundida y disponible, habiéndose facilitado su uso con manuales que son asequibles en el internet y los delincuentes, sin duda, encontrarán maneras más creativas de utilizarla. En consecuencia, es de suma urgencia buscar una regulación de las autoridades al uso de las impresoras 3D y sus productos para que sean sometidos a estudios especializados para determinar su condición de herramientas del delito.

La creación de réplicas de pruebas del delito utilizando esta tecnología, no es una nueva práctica; la fabricación de moldes de huellas, impresiones de herramientas, son muy utilizadas, sin embargo, el resultado no siempre fue satisfactorio en casos donde el material que se utilizo es deteriorado o sujeto a deformación, como el yeso, la arcilla, la goma, etc. En estos casos, el tiempo es un factor determinante; la Impresión 3D ofrece una solución a este reto. Los peritos de la escena del crimen pueden capturar fotografías de la impresión desde muchos ángulos diferentes y luego usar software de fotogrametría para crear un modelo exacto de la superficie de la impresión. Usando las imágenes, puede imprimir una réplica exacta, o cuantos necesiten en comparación con el método tradicional de la impresión para obtener una imagen del negativo o a la inversa.

Sin embargo, surge una latente preocupación desde la óptica de la seguridad publica con respecto a la impresión 3D, y es la posibilidad de fabricar objetos imposibles de rastrear y encontrar y detectar. La comunidad de usuarios de impresión 3D, actualmente tienen una mentalidad de mantener el código abierto, y así los usuarios tienen acceso a varios sitios web del repositorio desde el que puede descargar un archivo de diseño en lugar de crear su propio. Por supuesto, la comunidad industrial e incluso algunos aficionados prefieren patentar y restringir el acceso a sus diseños. Los archivos de código abierto, sin embargo, son de gran preocupación de las autoridades policiales, porque cualquier usuario puede descargar, modificar y usarlo en archivos de diseños y planos de armas o piezas de artefactos explosivos, independientemente de su intención. Un objeto inocente podría ser modificado para usos ilícitos. La descarga y modificación de estos archivos no está regulad por ninguna autoridad ni gobierno en la actualidad.

La fabricación de armas con impresoras de tercera dimensión, es un tema polémico; a pesar de la controversia, es sin duda real y cotidiano que una pistola pueda ser creada con relativa facilidad usando tecnología barata, que al estar elaboradas con resina pueden pasar inadvertidas por detectores de metales. Hay escasa normativa legal que prohíba hacer y poseer una pistola impresa en 3D, que, a su vez, crea problemas en la identificación de piezas y materiales durante una investigación. Los usuarios ya han mostrado que con una impresora 3D de gama baja puede descargar archivos disponibles al público, de código abierto e imprimir las piezas de plástico para hacer un arma de trabajo, o una herramienta. La amenaza de armas de fuego caseras, imposibles de encontrar es real. California aprobó recientemente una ley muy eficaz el 01 de julio de 2018, que requerirá que una persona que fabrica o ensambla un arma de fuego utilizando tecnología de impresión 3D, necesariamente hará conocer al Departamento de Justicia de California para obtener un número de serie único u otra marca de identificación.
Esta nueva tecnología, ofrece sin duda fáciles beneficios, se abre un mundo de nuevas posibilidades para todas las industrias y supone la disminución de los costos de transporte, el impacto ambiental, los residuos, etc. Pero las impresoras 3D son todavía maquinas derrochadoras, potencialmente peligrosas, y sus impactos sociales, políticos, económicos y ambientales aún no se han estudiado ampliamente. Este hecho se ha convertido en un desafío para las organizaciones policiales y específicamente para las especialidades investigativas forenses, para que sus capacidades de control del delito se encuentren a un paso anticipado al ingenio delincuencial.

*El Cnl. Calderon, es el Agregado Policial de la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia en Washington DC. EE.UU.

Opinion

MIL PALABRAS MAMÁ DOTTY

Bueno, ya está-dijo Amadeus trazando una sonrisa de satisfacción mientras ajustaba uno de los tornillos que sostenía la mandíbula del androide-Con esto, no me cabe la menor duda de que tú y yo, querida, seremos la sensación de la feria de ciencias, ¿verdad?
Pero no obtuvo más respuesta que el silencio que se había apoderado del pequeño taller. Su padre, el ingeniero Montes, había acondicionado aquel cobertizo para que aquel pequeño de ojos azul claro, como el mismo cielo, que apenas levantaba un palmo del suelo y aspiraba a una beca para ingresar en la Facultad de Ciencias Exactas de Vallejo, diera rienda suelta a su creatividad realizando sus sueños. De hecho, Amadeus estaba obsesionado con la robótica desde que vio una extraña película en la sesión de tarde de domingo en el Odeón. En ella, un científico que vivía en lo más alto de una colina creaba singulares ingenios mecánicos con diferentes fines. Había uno, el que más le impresionó, que estaba programado para desempeñarse como mayordomo; otro, en cambio, podía trabajar en un campo de cultivo. “Yo voy a ir más lejos todavía”, se comprometió Amadeus al salir del cine y en cuento llegó a casa cogió papel y lápiz para diseñar lo que sería su primer prototipo.
Como suele pasar en estos casos, el joven soñador no encontraba el camino. Arrugaba una cuartilla tras otra, insatisfecho porque era un perfeccionista. No le quedaba otra tras el accidente. Aquella fatídica tarde de marzo, cuando las primeras hojas del otoño alfombraban las calles y a nadie en su sano juicio se le ocurría dar un paseo bajo la tenue e incómoda llovizna que anticipaba el advenimiento de la primera tormenta del año, Amadeus volvía del colegio cuando de la nada apareció un camión de mudanzas cuyo chófer no supo ni pudo frenar atropellándolo. “Lo siento señor Montes, pero su hijo corre el riesgo de perder la pierna derecha sino lo intervenimos de inmediato”, sentenció con gravedad y aplomo el traumatólogo del Hospital Obrero. Y Amadeus ingresó a un quirófano donde después de dos horas el cirujano le salvó la pierna pero, tal y como advirtió, dejó secuelas: el chico nunca más volvería a caminar sin la ayuda de una aparatosa prótesis de acero inoxidable y correajes de cuero. Algo así, naturalmente, no podía pasar desapercibido para sus compañeros que conociendo su pasión por la inteligencia artificial le apodaron “Bobot”.
Bastante retraído ya era Amadeus para enfrentar a Daniel y sus compinches. Sin piedad, aquellos adolescentes crueles y desalmados, se cebaban con él cuando y donde podían. En realidad, aquella persecución sistemática obedecía a la más despreciable de las envidias porque Amadeus Montes era un alumno excepcional. El plantel docente de los Escolapios lo respetaba por sus conocimientos y desde segundo de primaria no abandonaba los primeros puestos del cuadro de honor. Daniel, en cambio, era un notable jugador de la selección escolar de baloncesto pero un pésimo estudiante. “Tú no te preocupes, hijo. Sólo asegúrate de seguir tu camino”, le repetía el ingeniero que había enviudado cuando Amadeus apenas tenía tres años de edad. Desde aquel entonces se hizo cargo de su hijo comprometiéndose ante la tumba de su esposa a hacerlo alguien de provecho y, por lo visto, estaba muy cerca de conseguir el objetivo que se había trazado.
-Ven a cenar, Peque-dijo Aurelio Montes abriendo la pesada puerta del taller-He preparado lasaña, tu plato favorito.
-Ah, ya voy Pa-repuso Amadeus sin dejar de contemplar su creación-Sólo dame un segundo. Lo voy a probar.
El ingeniero dio un paso adelante. La piel metálica y plateada del androide brillaba al contacto con la potente luz de la bombilla otorgándole un aspecto limpio y nuevo.
-Por lo visto, estamos ante tu mejor prototipo¬-afirmó Aurelio Montes sin poder disimular su orgullo-¿Lo presentarás en la feria?
Amadeus asintió.
-¿Qué te pasa?-preguntó al advertir el gesto compungido dibujado en el rostro de su hijo que había cumplido trece años-No te veo demasiado feliz…
-No, no se trata precisamente de felicidad-repuso Amadeus- A veces me pregunto si estos son mis verdaderos amigos.
-Entiendo lo que quieres decir-dijo el ingeniero sentándose en un taburete frente a su hijo-Yo tampoco fui demasiado popular en el colegio. Era, digamos, un tipo diferente y no hay nada de malo en ello.
-El problema, papá, es que yo, bueno yo…
-Dime. Insistió con ternura Aurelio Montes recordando a aquel psicólogo que en un programa de radio recomendaba a los padres ser comprensivos y dialogantes.
-Hay una niña que me gusta. Y mucho.
-Ja, ja-celebró el ingeniero siempre técnico, exacto y cerebral-¡Eso es de lo más normal!
-Sería normal si yo no tuviera esto-dijo Amadeus tocándose la prótesis ortopédica en la pierna derecha-Esto es como un grillete que me impide volar.
-No necesitas alas para volar, hijo. Sólo la voluntad de hacerlo.
-Siempre me dices lo mismo, pero la realidad es diferente.
-Siempre te digo lo mismo porque es verdad-dijo con vehemencia Aurelio-Eres un muchacho excepcional y el mejor hijo que cualquier padre quisiera tener a su lado. Mira, vamos a cenar y luego te cuento algo. ¿Te parece?
Amadeus aceptó la propuesta sin demasiada convicción mientras su memoria proyectaba imágenes registradas y archivadas de Teresa, aquella compañera de clase que le había arrebatado el corazón y conquistado su alma y que una vez terminada la cena se volvió en motivo de conversación.
-Mira-dijo el ingeniero frunciendo el entrecejo-¿qué te parece si el día de tu presentación en la feria utilizas tu prototipo para impresionarla?
-No veo cómo… Repuso escéptico Amadeus.
-Déjame este asunto a mí, tú ya verás. Aseguró Aurelio dispuesto a dibujar al menos una ilusión en la mirada eternamente apesadumbrada de su hijo que se fue a dormir después de cubrir a su androide con una sábana para que el polvo que se acumulaba en los muebles no dañara sus circuitos. Técnicamente el prototipo era sencillo. Había utilizado material de desecho que recogía de los contenedores de basura, circuitos que soldaba con precisión, cables de todo tipo y tamaño, fuselajes, armazones metálicos, rodamientos y alambres. Solía pasarse horas tratando de que cada pieza encajara allá donde lo había previsto en su diseño. Eran planos que únicamente entendía él, con flechas, palabras subrayadas y cálculos a cada cual más complejo que Aurelio, siendo un profesional en la materia, tampoco alcanzaba a comprender. “¿Será que soy el padre de un joven Einstein?” pensaba el ingeniero mientras Amadeus trabajaba en su pequeño taller. Cuando llegó el sábado, día de la feria de ciencias, empezó a dar crédito a sus extrañas cavilaciones.
La feria de ciencias era uno de los eventos más señalados del año académico. El alumnado se esmeraba preparando sus proyectos porque el primer premio consistía en un viaje a la capital con todos los gastos pagados. Claro que Amadeus tenía otra motivación espiritualmente mucho más elevada. Si seguía los sabios consejos de su padre Teresa, ese pesado tesoro que aspiraba a conquistar, caería rendida a sus pies. “Toda mujer se deja seducir por una mente brillante y eso es lo que eres, hijo mío”, le dijo a poco de salir de casa. De modo que se instaló en el patio principal, bajo un toldo bajo que otorgaba a su espacio un ambiente fresco y relajado, y esperó a que los primeros visitantes se acercaran a Dorotea I, como había bautizado a su androide.
-¿Y qué hace? ¿Se mueve? Le preguntó un inquieto alumno de primaria.
Amadeus pulsó un botón de color rojo que activaba el mecanismo motriz del robot y éste movió lentamente su brazo derecho.
-Pues eso no es demasiado impresionante… Dijo aquel crío repelente.
Entonces Amadeus giró una ruedecilla que había adaptado de un transistor y el cuello del autómata giró a su izquierda.
-Sólo le falta hablar-dijo Amadeus con aire de melancolía- Pero ese es el próximo paso.
En ese momento, justo cuando el niño de primaria agradecía por la breve presentación, apareció Teresa secundada por dos amigas. El joven inventor no sabía dónde meterse. Palideció y se ruborizó al mismo tiempo, sintió que su espalda crujía como si también estuviera compuesta por rodamientos, y sus rodillas empezaron a temblar agitadas por una brisa incómoda.
-Hola, Amadeus-le dijo con una sonrisa amplia y generosa, mostrando sus dientecillos de simpático roedor de dibujos animados.
Él estaba petrificado aunque no al punto de perder de vista su objetivo. Pulsó un pequeño botón del mando a distancia y la mano izquierda de Dorotea I cogió una rosa de pétalos de color carmesí con sumo cuidado. La mecánica extremidad tenía cuatro dedos, uno de ellos el pulgar, y Teresa abrió la boca formando una “O” de sorpresa. “No me falles ahora Dotty”, le dijo mentalmente al robot que levantaba el capullo ofreciéndoselo a la joven. Amadeus no lo podía creer. Sentía que lo había conseguido y su corazón, acelerado como un reloj suizo, bombeaba sangre a su cerebro que procesaba información desordenada. Deliciosamente desordenada. Todo era demasiado perfecto para ser real.
-Pero si es mi buen amigo “Bobot”-dijo Daniel con sorna festejado por sus secuaces-No me digas que te has presentado a concurso con esto.
-Oh, déjalo-intervino Teresa condescendiente-A mí me parece muy…
-“¿Muy?” Ironizó el basquetbolista.
-Pues muy… Bonito. Eso es bonito.
“¿Eso es todo lo que puedes decir de mi invento?” pensó Amadeus decepcionado. “Tanto esfuerzo para nada, por algo bonito”.
-¿Bonito? Esto es una mierda, señor “ingeniero”.
-No soy ingeniero. Ingeniero es mi padre. Atinó a responder Amadeus sorprendido por su rápida capacidad para contestar.
-Entonces debe ser un fracasado como tú. Sentenció Daniel convirtiendo cada una de sus palabras en un puñal dirigido al pecho descubierto del pequeño inventor. “Si tan sólo tú pudieras, mi Dotty…” pensaba mientras caía la pesada bruma de la mofa cobarde. Pero el autómata no respondía. Se limitaba a sostener la rosa con firmeza como no podía ser de otra manera considerando que se trataba de una máquina. Solamente una máquina.
-¿Ves, Bobot? Este estúpido invento tuyo no sirve. Es un fracaso. No ganarás ni siquiera una mención de honor. Dijo acercando su cara al rostro de lata de Dorotea I que Amadeus había diseñado con dos pilotos rojos a modo de ojos y una abertura como boca.
-¡Buh! Le espetó burlesco provocando la risa fácil de sus compinches.
“Oh, mi Dotty. Si quizás tuvieras la posibilidad de…”
“¿Responder a una agresión por más insignificante que ésta sea?”
La voz impactó en las paredes de la mente de Amadeus reverberando en su cerebro. En principio la rechazó. Su sentido común, altamente desarrollado a pesar de tratarse de un chico de trece años, no aceptaba que Dorotea I se pudiera comunicar con él sobre todo porque no había programado para esa función específica.
“¿Qué me dices, Amadeus? ¿Reacciono?”
Amadeus negó con la cabeza tratando de que la voz se disipara. Pero no era una voz cualquiera. Era de la de su madre. Sonaba tierna, suave y cálida por un lado; por otro, lo conminaba a tomar decisiones con firmeza. Al fin, decidió responder:
-No hagas nada, Dotty.
-“¿Dotty?” ¿A quién le hablas, Bobot? Se burló Daniel sin dejar de mirar los ojos incandescentes del autómata, atraído por una fuerza superior.
“Sabes que tengo libre albedrío. No te tengo que pedir permiso para hacer o decir. Me he ganado ese derecho y debes respetarlo. Al fin y al cabo, yo te creé.”
“Dotty, si puedes escucharme como yo te escucho a ti, por favor deja que Daniel se vaya. Arreglaremos este asunto en otro momento”.
“No hay otro momento. Tú bien sabes que es aquí y ahora. Esto se acaba ahora”.
“No es necesario, Dotty…Mamá Dotty”.
El robot ladeó la cabeza a su derecha lo suficiente hasta encontrarse con Amadeus que tenía los ojos irritados y estaba a punto de derramar una lágrima. Detrás de los cristales de sus gafas de pasta de montura gruesa, el chico trataba de contener lo que parecía inevitable. Sentía que la conexión mental que había establecido con el autómata se estaba perdiendo, como si comenzara a faltarle energía. Pero ya había perdido a su madre una vez y no estaba dispuesto a perderla de nuevo.
“Mamá tú te fuiste cuando yo apenas era un niño. Recuerdo, sin embargo, cómo me arrullabas en aquellas noches de invierno, arropándome, haciéndome la cabañita con las mantas y las sábanas donde ni siquiera la fría brisa del norte era capaz de penetrar. Pero, ¿en qué momento volviste?”
Dorotea I movió levemente los dedos de su mano derecha hasta formar un puño. El mecanismo era sorprendentemente preciso.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Gobierno Municipal de Tarija firmó un convenio de cooperación con Word Wildlife Fund (WWF), para fortalecer la gestión ambiental en Tarija.

RESTA

18 estudiantes de la Facultad Técnica Policial denunciaron ser agredidos físicamente por uno de sus instructores.