VIE
SEP
21
Opinion

MIL PALABRAS (205) Causa, efecto y oportunidad

Por Ramón Grimalt
El 1 de octubre será, sin duda, un día histórico. A las nueve de la mañana sabremos si la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya conmina a Chile a tratar con Bolivia una solución a todos aquellos asuntos pendientes que tienen que ver con nuestra mediterraneidad al margen del Tratado de Paz y Amistad de 1904 que, en principio, zanjaba el diferendo marítimo. El Gobierno tiene la seguridad de que el alto tribunal fallará a favor de Bolivia; en la acera de enfrente, se espera aquello que siempre ha hecho la CIJ en casos de controversia limítrofe o territorial, es decir una solución salomónica que no beneficie a una de las partes. En el país, la opinión pública se mantiene a la expectativa porque el fallo coincide con la campaña electoral de cara a las primarias del 27 de enero de 2019. Por supuesto, usted y yo anhelamos que la CIJ haga justicia histórica; pero al mismo tiempo somos conscientes de que un fallo favorable será debidamente instrumentalizado por el Gobierno que preside Evo Morales y no le faltará razón pues ha sido quien inició el proceso en el año 2006 como una política de Estado que al fin está a punto de prosperar.
En La Moneda se considera que Morales busca ese golpe de efecto electoral; en algunos sectores de la oposición en Bolivia, gracias a Dios, se es más prudente. De algún modo u otro somos conscientes de que la bandera de la reivindicación marítima es de todos. Si bien politizar el fallo es casi inevitable, hay que tomar en cuenta que habrá un antes y un después y el escenario post La Haya marcará definitivamente el derrotero de la campaña electoral de las generales de 2019. En este sentido, y ya que estamos, la oposición podría pescar en este río si sabe jugar sus cartas adecuadamente. Se me ocurre, por ejemplo, apostar por el expresidente Carlos Mesa quien en su momento fue el mejor vocero de la causa marítima. Memorable fue, por cierto, su intervención durante una entrevista en la televisión pública chilena donde retrató a políticos, diplomáticos y periodistas poniendo en evidencia una serie de argumentos incuestionables que luego, en La Haya, fueron presentados por un equipo jurídico de lujo con Antonio Remiro Brotons a la cabeza. Pero, claro, una cosa es un contexto político-histórico donde Carlos se mueve como pez en el agua y otra muy diferente lidiar con un país rebosante de contradicciones donde la gobernabilidad depende de factores que trascienden las garantías constitucionales.
Mesa es consciente de ello porque lo ha vivido en carne propia; ha padecido los rigores del bloqueo (callejero-rural-parlamentario); ha visto cómo su Presidencia era sitiada por moros y cristianos y que el partido político del que era vicepresidente (MNR) se dedicaba a buscar el pelo en la leche para defenestrarlo al mínimo error. Y Carlos no pudo (ni supo) resistir porque jamás ha respondido a la lógica altoperuana de las alianzas y las componendas. Tampoco, y todo hay que decirlo, supo aprovechar el noventa y pico de popularidad con que entró en Palacio Quemado (2003) y dejó que se diluyese como un azucarillo en agua tibia. Hoy, eso es pasado. El presente indica que las posibilidades de enfrentar al Movimiento Al Socialismo (MAS) están dadas. La cuestión es si tendrá el coraje (o la osadía, depende) de hacerlo.

Opinion

Sistema jurídico boliviano protector de victimarios

Por Dr, Guido Jorge Vera Ruiz.

La verdad, no sé cómo expresar la gran impotencia, rabia, bronca, angustia, desesperación, lágrimas y peregrinaje que estamos viviendo “decenas” de personas al NO conseguir que se nos haga justicia. Para poner en contexto y conocimiento a la población en general, en la Provincia O´Connor, una “Empresa Constructora Tarijeña” realizó trabajo inconcluso a orillas rio Pilcomayo (tramo Zapaterambia – Itaguazuti, Año 2008), con su respectivo pago parcial por parte de su contratante, la Sub-Gobernación de esta Provincia. De premio, la Gobernación del Departamento de Tarija Sección O´Connor a través de su Sub-Gobernación, le dan otro contrato para construcción del Asfaltado Camino “Entre Ríos – Quebrada las Vacas”(alrededor 13 km de distancia, años 2013 a 2016), e igualmente inconcluso y de PÉSIMA CALIDAD; para rematar dicha Institución le concede otro premio, el tramo “Quebrada las Vacas a Salinas” (sin efectuarse hasta el momento).
Resulta que esta empresa, cuyos dueños (marido y mujer) efectuaron tramo E. Ríos a Q. Vacas contrataron “diversos servicios” (alimentación, alquiler de casas, lotes, servicios de vehículos, etc), a un inicio pagó parcialmente por dichos servicios y de manera delictiva dejó de pagar, constituyendo un acto de dolo, haciéndonos caer en el “error” de confiar en ellos, argumentado que la Sub-Gobernación de la Prov. O´Connor no les habrían cancelado, que no tienen dinero, cuando existe evidencia que la Sub-Gobernación canceló la totalidad o la mayor parte del mal trabajo realizado, lo que demuestra claramente que los DUEÑOS actuaron con mala fe, dolo, malicia.
Tenemos conocimiento que estos “empresarios” están haciendo figurar sus bienes, compra de MAQUINARIAS (Planta Asfáltica, Chancadora) y otros, firmar CONTRATOS con otras empresas, instituciones a través, su amigo “palo blanco”, (Ejm: según referencias, actualmente se encuentra trabajando en el Departamento de Potosí).
Quedando así la víctimas desamparadas, con deudas, daño, perjuicio y detrimento de su patrimonio; por el Contrario, el victimario, aprovechador, vividor o como se llame, se queda con dinero ajeno, lo que constituye “beneficio indebido, apropiación indebida, Enriquecimiento Ilícito” y por tanto “Ilegal e Injusto”.
Es triste ver, como los “Fiscales”,no usen un poco de criterio, de lógica, se pongan al lado de los damnificados y las defiendan, las protejan de gente inescrupulosa como en este caso y se conviertan en cómplices al proteger a esta clase de personas para seguir estafando durante años y en diferentes lugares (modus vinvendi).
Ejemplo, definición Código Penal Bolivia: Artic:236 (Hurto);Atic:331 (Robo),Artíc:332 (Robo Agravado, Artíc:335: (Estafa) y Artíc:345 (Apropiación Indebida), dando como RESULTADO FINAL que el que comete cualquiera de estas situaciones se BENEFICIA e enriquece de algo que NO le corresponde, con el perjuicio económico correspondiente de sus víctimas, verdad?. El “incumplir pagar una deuda” por un servicio prestado, al final de cuentas, es lo MISMO: Beneficio para el que no cumple su obligación y Daño en su patrimonio para sus acreedores, cual es la diferencia?, pregunto a todo el mundo y en especial a los agentes llamados a “hacer justicia y no injusticia”. Donde debemos recurrir para lograr justicia?, como es posible que el Sistema Jurídico Boliviano proteja al estafador y NO al estafado?.
Es triste ver el DAÑO ECONÓMICO causado a la Prov. O´Connor, Departamento de Tarija y a toda Bolivia con este tramo carretero mal realizado, que ninguna autoridad provincial, departamental o nacional ( Ministerio Público, Gobernador, Sub-Gobernador, Asambleístas, Parlamentarios, Alcalde, Comité Cívico, ABC) no fiscalicen, no reclamen?, están ciegos? o hay algo oscuro al respecto?, y la “Prensa no dice nada?.
Si sumaríamos otro despilfarro de dinero, el tramo mal realizado de “Canaleta a Entre Ríos”, cuánto más?, creo que estas autoridades NO están cumpliendo con el Código Penal: Artíc 221 ( Contratos Lesivos al Estado), Artíc 222 (Incumplimiento Contratos), Artíc 224 (Conducta Antieconómica); Código de Procedimiento Penal: Artíc 16 (Acción Penal Pública) y Artíc 70 (Funciones Ministerio Público). Por qué el Ministerio Público en aplicación (Art: 225 de CPE) No efectúa ninguna acción penal al respecto?. Seguramente profesionales del ramo podrían argumentar mejor el incumplimiento de deberes de autoridades. Provincia O´Connor, Departamento de Tarija y el País entero, esperan y EXIGEN que alguna autoridad se pronuncie e INVESTIGUE al respecto, ya que el “SILENCIO es sinónimo de COMPLICIDAD.

Modus vivendi
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El modus vivendi entre Colombia y Perú sobre las regiones disputadas alrededor del río Putumayo conforme a lo acordado por el protocolo de 18 de septiembre de 1905.
Modus vivendi es una locución latina que significa “modo de vida” o “forma de vida”. A menudo se usa para referirse a un arreglo o acuerdo que permite que las partes en un conflicto coexistan en paz. En la ciencia, se usa para describir los estilos de vida.
Modus: significa modo, método o manera; Vivendi significa vivir o medio de vida. Juntos (Modus vivendi): manera de vivir. La frase se usa a menudo para describir arreglos informales y temporales en asuntos políticos. Por ejemplo, si dos partes llegan a un modus vivendi con respecto a los territorios en disputa, a pesar de las incompatibilidades políticas, históricas o culturales, se establece una acomodación de sus respectivas diferencias en aras de la contingencia.
En el ámbito diplomático, un modus vivendi es un instrumento para establecer un acuerdo internacional de naturaleza temporal o provisoria, destinado a ser reemplazado por un acuerdo más sustancial y completo, como un tratado. Los armisticios y los instrumentos de rendición están destinados a lograr un modus vivendi.
En el ámbito del idioma castellano suele designarse a la “Actividad mediante la cual una persona se gana la vida”: «Su modus vivendi es la pesca».

Modus vivendi is a Latin phrase that means “mode of living” or “way of life”. It often is used to mean an arrangement or agreement that allows conflicting parties to coexist in peace. In science it is used to describe lifestyles.[1]
Modus means “mode”, “way”, “method”, or “manner”. Vivendi means “of living”. The phrase is often used to describe informal and temporary arrangements in political affairs. For example, if two sides reach a modus vivendi regarding disputed territories, despite political, historical or cultural incompatibilities, an accommodation of their respective differences is established for the sake of contingency.
In diplomacy, a modus vivendi is an instrument for establishing an international accord of a temporary or provisional nature, intended to be replaced by a more substantial and thorough agreement, such as a treaty.[2] Armistices and instruments of surrender are intended to achieve a modus vivendi.

Opinion

MIL PALABRAS (206) Salud y responsabilidades

Ramón Grimalt
Es lógico y hasta cierto punto natural que algunos médicos (y médicas, claro) cierren filas en torno al doctor Roger Moreno quien extirpó un riñón sano a un niño y por ello hoy está en el penal cruceño de Palmasola. Los facultativos advierten detrás del fallo judicial una politización del caso después de que en enero el Gobierno retirara cualquier intento de reforma del Código Penal que era mucho más drástico con la negligencia médica. Entonces el Ejecutivo cedió ante la presión de los doctores y los alumnos de Medicina (y ramas anexas) que se manifestaban en las calles exigiendo que no se criminalizara su profesión, consiguiendo al mismo tiempo que una parte de la sociedad civil los respaldara (“Yo apoyo a mi médico”) y que Evo y compañía dieran un paso al costado. Claro que, conociendo al presidente, estaba claro que tarde o temprano iba a pasar factura y el tremendo (e imperdonable) error del doctor Moreno debe llevar a una profunda reflexión que derive en una necesaria e imprescindible reforma del sistema sanitario en el país, mientras las víctimas y sus familiares exigen que los responsables respondan penalmente por sus irreparables equivocaciones.
Conozco varios casos de negligencia médica; el último tocó a una compañera de profesión cuyo padre estuvo más de seis semanas sin un diagnóstico hasta que fue demasiado tarde. Otro, me lleva inequívocamente a gente de escasos recursos (varias personas llegadas a La Paz del altiplano y el área rural) abandonadas a su suerte, gastando una plata que no tienen, empeñando hasta la camisa de los domingos para que se los atienda en el Hospital Obrero, mientras los médicos argumentan que lo que se necesita es infraestructura en vez de construcciones faraónicas como la recientemente inaugurada Casa del Pueblo, sin que en este apartado les falte un ápice de razón. Porque hay que tener narices (por decir algo suave) para anunciar un Seguro Universal de Salud cuando el Hospital Viedma en Cochabamba está al borde del colapso y el Hospital de Clínicas de La Paz es la perfecta radiografía de una situación crítica que sólo interesa cuando es la apertura de un informativo central o la portada de un periódico.
Siempre he dicho y escrito (para que quede constancia de ello) que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno; es probable que el Seguro Universal sea una alternativa que mejore la calidad de la salud en nuestro país, pero al mismo tiempo, en caso de politizarse, corre el riesgo de convertirse en una suerte de Caja Nacional de Salud recargada que sume burocracia e incompetencia a la respuesta del Estado a las necesidades perentorias de la gente común que no tiene acceso a la medicina privada, esa en la que hay que pasar por la ventanilla para que después de varios diagnósticos acabes en un quirófano como solución definitiva. Como diría la tía Pancracia, “virgencita, virgencita que me quede como estoy”.

Opinion

Convicción Vs Adoctrinamiento

Por Freddy Esteban Ortuño Cassón
PhD. Derecho Autonómico

El destacar la antípoda ubicación entre quienes defienden el referéndum del 21F y los que
apoyan la re elección presidencial no es novedad pero, en todo caso, resulta más que
interesante analizar las formas y maneras mediante las cuales se expresan. Será pues interés
de este artículo, enfocar el problema desde un punto de vista conductual o humanista, si se
prefiere.
Puestos ya en faena, debemos necesariamente, confrontar dos conceptos que se ajustan a
nuestra prospección, siendo estos la convicción y el adoctrinamiento. La convicción es el
resultado del convencimiento libre y razonado que genera la suficiente motivación para que
una persona actúe en defensa o resguardo de lo que se cree que está bien. Por su parte el
adoctrinamiento, es la inoculación de ideas externas que son asumidas como propias por una
o más personas. De tal manera el convencido, actuará desde su fuero interno y estará
motivado por el pleno conocimiento y dominio de sus acciones, mientras que el adoctrinado
reaccionara ante estímulos implantados de manera externa y aunque en ocasiones no
entienda el fondo de su rechazo, luchara intensamente con lo que él cree que está mal.
Los defensores del BOLIVIA DIJO NO, actúan basados en la convicción de ser poseedores de
una verdad real, objetiva y matemáticamente innegable, tal y como son los resultados del
referéndum de 21 de febrero de 2016, por lo que su comportamiento no es definido por el
odio, al contrario, su motivación es el amor a su patria y a su ideología democrática, a tal
punto que sus manifestaciones cívicas son eventos en donde participa toda la familia; en las
que podrá haber indignación por el cinismo oficialista, pero nunca odio.
En contra posición, los partidarios de la re elección presidencial, basan su motivación en
hechos fácticos que en rigurosa objetividad, son muy inestables. Así teorías como “El cartel de
la mentira”, “El derecho humano a la re elección”, “Los argumentos de la Sentencia
Constitucional de re elección”, etc., son más excusas que verdades. Ahora bien, al no existir
una verdad clara, necesariamente de debe recurrir al adoctrinamiento a efecto de generar
acciones que justifiquen tales excusas; en todo caso al no dominar la lógica de las ideas
implantadas externamente, las reacciones de apoyo son impulsadas por sentimientos de
aversión, que hacen que se ataquen los símbolos del opuesto, fíjese sino, la expresión de furia
de la Diputada Plurinacional del MAS, que a mordiscos destroza un afiche del BOLIVIA DIJO NO.
Así las cosas la convicción, al ser una verdad no necesita ser impuesta, mientras que el
adoctrinamiento, al no estar basado en paradigmas objetivos, debe recurrir a la fuerza e
incluso al engaño para ser efectivo.

Opinion

DEMOCRACIA Y ELECCIONES PRIMARIAS

Las democracias: interna, paritaria e intercultural, son los nuevos principios que rigen para las organizaciones políticas en Bolivia. Son 105 artículos, cuatro disposiciones transitorias y una abrogatoria contenidos en la nueva Ley Nº1096 recientemente promulgada, que junto a las leyes del Órgano Electoral Plurinacional (Nº 018) y del Régimen Electoral (Nº 026) desarrollan normativamente, y de manera plena, la complementarización de las disposiciones constitucionales sobre el sistema de gobierno a través de las democracias: comunitaria, participativa y representativa; esta última que aún supervive y es propia del parlamentarismo inglés-liberal.
La elección primaria de nominación es, indudablemente, la gran innovación en nuestro sistema electoral de representación política con lo que se amplía el objeto de estudio del derecho electoral boliviano. El Art. 29 de la Ley N.º 1096 dispone el procedimiento de las “Elecciones Primarias de Candidaturas del Binomio Presidencial”, las que deberán efectuarse 120 días antes de la convocatoria a elecciones generales, y en caso de “alianzas políticas” éstas deben inscribirse previos los 180 días.
El PSOE europeo es el mayor ejemplo sobre el sistema de las “Primarias” en ese continente, para nuestra región Argentina refleja la experiencia más cercana, aunque en otras legislaciones como la costarricense son llamadas también “Convenciones” a las elecciones internas. Sin embargo el modelo americano es quizás el más conocido en el mundo a partir de la dualidad electoral de los demócratas frente a los republicanos que actualmente ostentan al 45avo presidente de los EEUU.
Con la nueva nomenclatura jurídica se tiene un nuevo espectro eleccionario para los militantes que participen de las primeras “Primarias”; proceso que puede entenderse como una consolidación del mandato constitucional sobre los derechos políticos de participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político en nuestro país.

Israel Adrián Quino Romero
Es Abogado y Periodista

Opinion

Evomoralizar Bolivia

Por Freddy Esteban Ortuño Cassón
PhD. Derecho Autonómico
Las pasadas semanas, el Presidente Morales sorprendió con el anuncio de la creación de la Ley contra la Mentira, cuya motivación no es otra que la imperante necesidad de “moralizar” Bolivia, en estricta consonancia con el principio de amallulla presente en el artículo octavo de la Constitución Política del Estado.
En todo caso, más que moralizar nos parece que la real intención de la ley anunciada, es la de “evomoralizar” al Estado Boliviano, estableciendo criterios de veracidad oficial. Es decir que desde del Poder Central del Estado, se definirá por mandato legislativo que es verdadero y que no.
Comentar la propuesta de creación de la Ley contra la Mentira, no pasaría de ser una mera referencia a un nuevo gazapo verbal, a los cuales el Presidente nos tiene acostumbrados, si no fuera que la imposición oficial de lo que se debe entender como verdad, es un atentado directo a los más elementales cánones democráticos y supone un límite, que de ser traspasado, convertiría a un gobierno autoritario en uno abiertamente dictatorial. A los asiduos de Orwell, se nos hiela la sangre al ver el surgimiento del “Miniver” y aunque la referencia pueda sonar algo exagerada, muchas veces la ficción no está muy alejada de la realidad.
No resulta impertinente aclarar que la verdad histórica de los hechos, ya se encuentra debidamente protegida en nuestra legislación que reprime la injuria, la calumnia, la falsa denuncia y otros comportamientos, que basados en la mentira causan daños y perjuicios.
Así las cosas la “evomoralización” de Bolivia, se basa en la protección de la verdad política favorable al régimen, criminalizando en consecuencia, todo aquello que no coincida con la cómoda y conveniente verdad oficialista. Que mejor instrumento para homogeneizar el poder, que la expropiación de la verdad por razones de “utilidad y necesidad pública”.
Lo que si nos queda claro, es que la Ley contra la Mentira, cumplirá estrictamente el principio de irretroactividad de la Ley, no porque se sujete a derecho, sino más bien porque de ser diferente el criterio aplicatorio, los primeros en ser juzgados con la novedosa norma deberían ser el Presidente y Vicepresidente del Estado.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.