SAB
ENE
20
Opinion

​Una vena abierta en la Argentina 

Por Milenka Parisaca

Los mapuches de Argentina se encuentran en el foco mediático y político porque jamás se pudo resolver el conflicto de fondo, originado en 1880 cuando el Estado lanzó una campaña de toma de terrenos en detrimento de las comunidades indígenas, explicó a Sputnik el lonko (jefe) de una comunidad tehuelche-mapuche Luis Pincén. El avance sobre la tierra por parte del Estado argentino comenzó en 1880 con la Conquista del Desierto y del Gran Chaco, que se extendió hasta 1940.

No fueron pocos los pueblos desplazados de sus tierras ancestrales, como le sucedió a la propia comunidad Vicente Catrunao Pincén, de origen tehuelche-mapuche y proveniente de la región de la pampa (centro) y de la provincia de Buenos Aires (este). Su propia comunidad firmó uno de esos convenios en 1873, por el cual los indígenas se comprometieron a devolver a los cautivos que mantenían bajo su control y a declararse argentinos, mientras que el Estado les garantizaba sus tierras.

La comunidad mapuche respetó el acuerdo de paz, pero el Estado rompió su palabra al año siguiente, cuando atacó al pueblo aborigen. Muchas de las tierras ancestrales de los indígenas han quedado en manos de corporaciones mineras y petroleras, lo que alienta el Estado argentino a atraer capitales extranjeros “que hacen su lobby tanto con el Gobierno central como los provinciales”.

En zonas como la de Loncopué, en la provincia de Neuquén (suroeste), han surgido movimientos de resistencia a este tipo de emprendimientos, que vienen acompañados de donaciones de dinero para escuelas y clubes en defensa del supuesto progreso y beneficios que acompañan la explotación minera. En los últimos meses fue centro de la noticia la Pu Lof (conjunto de comunidades) de Resistencia, en el departamento de Cushamen (en la provincia de Chubut, patagonia), con la que se encontraba el joven fallecido Santiago Maldonado.

Maldonado, de 28 años, desapareció en septiembre durante una represión de la Gendarmería contra una comunidad mapuche y fue hallado casi tres meses después en el río Chubut, en la patagonia argentina. La autopsia determinó que se había ahogado.

Marco legal y críticas

Si bien el marco legal existente en Argentina “es excelente”, los últimos gobiernos, incluido el actual de Mauricio Macri y el anterior de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), apenas han avanzado en el relevamiento de tierras o en el reconocimiento de derechos de las comunidades, observó Pincén. 

(Tomado de Sputnik Mundo).

Opinion

¿Qué sabemos sobre prevención de accidentes de tránsito?

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér

COMANDANTE DEPTAL. DE POLICÍA – TARIJA

El Comando Departamental de Policía de la ciudad de Tarija, en el entendido de que todos nos convertimos en peatones en algún momento, y son nuestros pies los que nos conducen y sumergen en el mudo de los peligros y la convivencia un tanto desprolija con el universo del tránsito y sus componentes.

Medidas básicas para evitar accidentes de tránsito

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada día alrededor de 3500 personas fallecen en las carreteras, decenas de millones de personas sufren heridas o discapacidades cada año. Los niños, peatones, ciclistas y los ancianos son los usuarios más vulnerables de la vía pública. 

Precisamente para evitar hechos y accidentes de tránsito con lesiones y muerte, pedimos a ustedes nuestros lectores aplicar los siguientes consejos:

Peatones

Use siempre las aceras y cruces cuando estén disponibles. Si no hay acera, camine en dirección contraria al tránsito.

Sea precavido en las paradas de autobuses. Numerosos peatones son lesionados cuando salen corriendo para que no se les vaya el autobús, o cuando caminan en dirección al tráfico al bajarse del autobús.

Si va a caminar en horas nocturnas, use ropa de colores brillantes o con componentes lumínicos.

No cruce carreteras ni autopistas interestatales, pues corre el riesgo de sufrir graves lesiones.

Ciclistas

Deben respetar las mismas reglas de tránsito que los conductores de automóviles, como detenerse ante la luz roja y las señales de alto, hacer señas para cambiar de senda o girar, y manejar por el lado correcto de la vía.

Cuidado con los vehículos estacionados. Con frecuencia, los conductores salen de sus coches sin tener en cuenta el paso de tráfico vehicular o de ciclistas.

Use siempre el casco protector y otros accesorios de seguridad adecuados.

Evite usar audífonos o aislantes auditivos mientras conduce su bicicleta, pues debe usar todos sus sentidos para evitar accidentes.

Trate de que la bicicleta se mantenga fuera del “punto muerto” de visión de los conductores para ser más visible.

AutomovilistasSea precavido cuando vaya a hacer un giro o pase por una intersección muy transitada, pues podría producirse el cruce de peatones.

Cédale siempre el paso a los peatones.

Preste atención a la vía, y limite los agentes de distracción dentro del vehículo. Mantenga el volumen del radio lo más bajo posible, para que pueda escuchar los sonidos que se producen fuera del automóvil.

Sea precavido antes de entrar o salir de un vehículo estacionado.

Tenga cuidado cuando pase cerca o alrededor de paradas de autobuses u otros puntos de tráfico masivo.

Inspeccione regularmente los lados de la vía para detectar la presencia de peatones, especialmente en zonas sin aceras.

De esta manera y desde el ámbito personal a partir de cambios de hábitos y costumbres, pero sobretodo en un cambio de actitud, el Comando Departamental de Policía en el afán de reducir los indicadores de la Gestión 2017, les insinuamos cumplir a cabalidad con las recomendaciones arriba descritas.

Opinion

​Cuando se acaban los disfraces políticos 

El 2005 el MAS entró al poder y lo hizo bajo un gran porcentaje de votación electoral, jamás alcanzado por otro partido hasta ese entonces; esa elección de dicho año, tal vez fue, la única a considerar sin manipulación alguna, donde el “masismo” verdaderamente ganó, sin un padrón biométrico ajustado al partido de gobierno, sin muertos vivientes, sin duplicados ni casos de cédulas de identidad triplicadas; hoy en día, lo único que se puede decir de todo este vanagloriado triunfo del MAS, se resume en una sola frase, que se le atribuye a Stalin que dice: “No importa cómo se vota ni quién vota, ni dónde ni a quién. Lo importante es quien cuenta los votos”.

Ese momento histórico boliviano, fue y será siempre un referente en política, porque aprendimos que si un sistema como el neoliberal se agotó, no es porque sea mejor o peor que otro, simplemente los sistemas políticos se agotan, al no responder a las necesidades básicas de un pueblo y/o van de forma directa a atacar a sectores no afines al gobierno de turno, generando de algún modo, que de todas las clases sociales se llegue a apoyar en su momento a alguien que presumió de ser indígena y vino de los sectores más pobres, y no porque fuese el hombre con la formación lógica, ni la capacidad intelectual, ni mucho menos con esa calidad íntegra humana que el pueblo boliviano necesitaba; simplemente, se aprovechó de generar lo que el marketing político internacional ha venido confeccionando después de la caída del muro de Berlín, para que resurja de nuevo ese sistema paralelo al capitalismo, el cual se lo denominó Socialismo del Siglo XXI, utilizando las características mesiánicas para el caso concreto de Bolivia, que se requería implementar bajo la nueva praxis socialista de avanzada.  

El Socialismo del Siglo XXI, fue un proyecto político-económico como lo fue La Capitalización en tiempos Neoliberales que estuvieron pensados a nivel Latinoamérica, y gestados por medio de fuerzas políticas extranjeras, que responden a esa eterna y constante Guerra Fría entre capitalismo y socialismo; más allá, de que el capitalismo sea simplemente la perpetuidad y el desarrollo del libre mercado por medio de la competitividad, y el socialismo sea ese simple empoderamiento del Estado para otorgar igualdad al pueblo por medio de la dependencia, lo cierto es que tanto capitalismo como socialismo no son otra cosa que simples ideologías, que cuando llegan al poder, son la misma cosa; es decir, manejan al pueblo y al mercado con la intención de pretender el control del poder político y económico absoluto y hegemónico de los recursos naturales; en ese sentido, La Capitalización como el Socialismo del Siglo XXI son proyectos manejados por medio del intervencionismo político internacional; y esta injerencia política externa, solo hace daño a los pueblos, porque mientras La Capitalización desmanteló al Estado, El Socialismo del Siglo XXI lo des-institucionalizó. Por consiguiente, el MAS de Bolivia, aprovechó el padrinazgo político que se gestaba en Latinoamérica, sin medir la injerencia política internacional, para establecerse como nueva fuerza político-partidaria a nivel nacional, por eso es muy importante que en momentos electorales, el pueblo conozca más que el plan de gobierno, al padrino político del partido simpatizante. En este caso, el padrinazgo del masismo, no tuvo que ver tanto con lo económico, sino más bien con las estrategias, la aplicabilidad y el desarrollo de las políticas, que vinieron implementándose en Bolivia en son de creencia revolucionaria, camufladas no solo por un supuesto cambio, sino de una falsa hermenéutica casera que supuestamente fue desarrollada en nuestro país por medio de gente boliviana y sobretodo de un impresionante líder que sin estudios ni preparación científica, es capaz de ser el autor y administrador de las supuestas y mejores políticas públicas implementadas en el país. Nada más falso que esto, se ha hecho creer al pueblo boliviano, el fuerte de todo este proyecto que presume de ser revolucionario viene orquestado y empaquetado desde fuerzas e intereses internacionales; y para muestra basta un botón, que se constata en la gaceta oficial de Bolivia, Ley N° 205 del 15 de diciembre del 2011 promulgada por Evo Morales, en el mismo se decreta como artículo único por la Asamblea Legislativa Plurinacional que en conformidad con el artículo 158, parágrafo I, atribuciones 14° de la Constitución Política del Estado, se ratifica el “Convenio sobre ASISTENCIA JURIDICA MUTUA EN MATERIA PENAL ENTRE EL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA Y LA REPUBLICA DE CUBA”, suscrito en la ciudad de la Habana, el 15 de octubre de 2010. 

Asimismo, el art. 205 del nuevo código penal, que presenta una redacción tan laxa que no deja la menor duda que solo hace de cortina de humo para aplicar el verdadero objetivo principal del masismo, que es coartar, criminalizar y prohibir las protestas en las calles y en las redes sociales, catalogando a estas actividades de manifestación y de libre opinión, como sedición contra el régimen del gobierno actual, con un pena de 1 a 3 años de cárcel, así se observa en los demás artículos (209, 293 y 294) del nuevo código penal boliviano, que casualmente tiene un gran parecido con el código penal venezolano en su art. 293 que habla sobre la sedición.      

Los disfraces que ha adoptado el masismo a través del Socialismo del Siglo XXI, en sus doce años de gobierno han sido: el indigenismo, pachamamismo, nacionalismo, soberanía, anti-imperialismo, anti-colonialismo, e inclusive han llegado a avanzar hasta áreas completamente desconocidas para ellos, probando muchas veces suerte en lo industrial, lo tecnológico y lo científico. Estos disfraces, se están agotando y con doce años de gobierno se están volviendo insostenibles, pero lo que realmente los ha puesto al descubierto son las muchas veces que su hegemonía Gramsciana se ha visto contrapuesta con su hegemonismo Leninista. Por lo tanto; El MAS dejó de ser el futuro y solo representa un pasado, pero sobretodo es parte de un presente que está dañado, maleado, distorsionado y hasta confrontado entre ellos mismos. A lo largo de estos doce años, se han descubierto los distintos disfraces de este gobierno con los sin número de casos que han desestabilizado la hegemonía del MAS; como por ejemplo, el disfraz de Estado anti-colonialista no se cumple en tanto y en cuanto se siga efectuando el prebendalismo estatal que es una forma del estado colonial, el disfraz de Estado anti-capitalista ha terminado, siendo desvirtuado al instaurar otro tipo de capitalismo (el capitalismo estatal), donde el burgués es ahora el mismo Estado, generando un gobierno de cierto modo consumista y monopolizador, que cree que el desarrollismo está en atravesar parques, explorar reservas naturales, generando gastos injustificados, etc. El disfraz de la nacionalización, que es más una estatización; sin embargo para unas empresas en Bolivia puede verse que la catalogada nacionalización como una conducta ambigua y hasta parcial, referente a las transnacionales como Repsol, Petrobras y Total, ya que siguen controlando, en términos efectivos y operativos,  la extracción y las reservas de hidrocarburos, más allá de que el gobierno pueda tener el 51% de las acciones. Según el analista en economía Huáscar Salazar el ejemplo más claro de que el gobierno no tiene un control real sobre ese sector fue el “gasolinazo” en 2010, momento que se trató de eliminar la subvención a los hidrocarburos, porque los precios siguen indexados a referentes internacionales; el disfraz pachamamista, tuvo una fuerte repercusión con la disidencia por el conflicto que marcó una innegable fractura en el Pacto de Unidad como es el cuestionado caso del segundo tramo que atraviesa el TIPNIS, mismo que da por entendido que el gobierno del MAS no fue tan benevolente a la hora de hacer prevalecer el bienestar de la “Madre Tierra” y más aun, cuando se perfilan decretos que fomentan la exploración de yacimientos dentro de aéreas protegidas, como es el caso de Tariquía en el departamento de Tarija y otros; con el disfraz Indianista, las represiones indígenas como es el caso Chaparina y Takovo Mora; como así también, la falta de compromiso en precautelar la buena utilidad por la que fue creado el Fondo Indígena, hace pensar que efectivamente estamos frente a un Estado gobernado por una élite partidista que antepone los intereses privados a los intereses y necesidades verdaderamente indígenas, que no solo hacen demagogia con lo autonómico, sino también con la soberanía de los pueblos. 

Por lo tanto, ¿qué es lo que le queda al pueblo, cuando se acaban los disfraces políticos tanto de izquierdas como de derechas? ¿Tal vez, renunciar a las ideologías y centrarse en la CALIDAD DE PAÍS? Está claro, que el bienestar de un pueblo no tiene nada que ver en que si se decide ser revolucionario o conservador, capitalista o socialista. Lo que determina el bienestar de los pueblos está en la calidad del mismo, y ¿Cómo se llega a la calidad?; solo se puede conseguir una calidad de país, retornando a la institucionalidad, respetando lo constitucional, valorando lo meritocrático, desarrollando una verdadera autonomía y apostando por la formalidad disciplinaria; disciplina entendida como generadora de buenos hábitos, respetuosa de los valores y enfocada en una realidad globalizadora, pero desde un paradigma más humanista y consciente. 

“Lo cierto es que la calidad de un país solo se consigue cuando el esfuerzo intelectual está debidamente ubicado y el sacrificio de la mano de obra está muy bien remunerado”

“Es inconcebible que en un país donde se goza de gratuidad escolar y con estudios universitarios financiados por el Estado, se tengan gobernantes que apuestan por la mediocridad”  
 POR: Lic. Nivar Hevia y Vaca D. 

(Presidente del Colegio Departamental de Politólogos Tarija)

     

Opinion

​La amistad, un Tesoro

Se puede tener muchas cosas materiales, poseer todo lo inimaginable, pero nada de eso adquiere valor si no se   cuenta con amigos, con gente que esté al lado   de uno, siempre.   En el trayecto de la vida, los amigos son una suerte de nueva familia, conforman la familia extendida, por ellos conocemos la solidaridad, la palabra de consejo, el aliento cuando desmayamos; a ellos les brindamos nuestro calor y reconocimiento. Unas veces los amigos están cerca, en otros casos, en especial para los que hemos vivido el exilio, los tenemos lejos, en otras latitudes, en otros países, pero igual siguen siendo un referente para nuestras vidas.

Los primeros amigos deberían ser los hijos, la familia más cercana y, en especial, la pareja. Si ellos lo son, si ellos son amigos, la vida se abre mucho más fácilmente para todos nosotros, pues al dato familiar se le agrega el elemento cualitativo de la amistad; pero, todos sabemos que convertir a los hijos y a la pareja en amigos es una tarea difícil, no imposible, pero si es lograda, nos da mucha paz interior y nos otorga muchas alegrías. 

 Es necesario dar calor para recibir cariño, es preciso abrirse desde adentro para ser comprendido por el otro, no basta esperar las voces del otro, es necesario hacer oír la nuestra a los amigos. Es importante pensar en el amigo a quien le va bien, no para envidiarlo, sino para emularlo, para ser feliz con su triunfo, desterrando mezquindades que achican la estatura. 

 Pero es doblemente necesario estar al lado de aquellos a quienes les va mal, de quienes tropiezan en la vida; muchas veces no necesitan ayuda material, sólo requieren cariño, calor y escuchar una voz amiga. Cuántas veces en la hora mala, en los momentos de tristeza, de depresión, no hemos necesitado   una llamada, una palabra que nos dé sosiego, un gesto de amistad que nos dé esperanza y, por suerte, la hemos tenido.  

 Cuántas veces no hemos salido adelante, sólo por la voz y palabra amiga de nuestros seres queridos, de la familia y de los amigos. En realidad los amigos son la familia ampliada, son ésos que dan más de lo que reciben, son ésos que son felices con la compañía de los otros, son ésos que se alegran con nuestros triunfos y que sufren con nosotros cuando nos toca la hora mala.  Son ellos quienes tienen capacidad de dar consejo a nuestros hijos y ser oídos, a veces, mucho más que nosotros mismos, pues los hijos confían mucho en nuestros amigos.

  La amistad hay que practicarla, hay que darle tiempo y un buen lugar en nuestras vidas. Hay amigos de toda la vida, que aun pasando años siempre están ahí como un referente nuestro. Uno los quiere mucho, piensa en ellos, pero no siempre se contacta con ellos con la frecuencia que debería ser necesaria para regar, para reavivar la amistad y darle más intensidad. Pero, en los momentos de la hora mala, aparecen otros, muchos en los cuales uno no reparaba tanto y te dan el abrazo y la palabra cálida que cura heridas.

 Es que no siempre conocemos todas las cosas de la vida, cada día aprendemos algo, cada día se suma un aprendizaje.   Hay que estar abiertos a aprender, a mirar en derredor nuestro, para darnos cuenta de que hay mucha vida, mucho por mirar, mucho por aprender, pues se aprende de todos, de los mayores, de los hijos,   de los niños, de los unos y de los otros. Y en ese mirar, en ese aprender, en ese intento de entender a los otros, también se forja amistad. 

 La amistad no hay que llenarla de silencios, más   bien es preciso decir lo que se deba hablar, hay que hacerlo, hay que abrir el corazón y expresar sin sonrojo todos los afectos. A veces, lamentablemente, la vida y el tiempo se llevan a quienes habríamos   querido decirles algo, a quienes les deseábamos decir   que los queremos. 

 Por esos silencios, podemos quedarnos con un nudo en la garganta teniendo la certeza de que debíamos   haber hablado, pero que no lo hicimos a tiempo, quedando   callados sin expresar nuestros sentimientos. A veces callamos esperando un mejor momento para hablar, pero parece que el momento óptimo hay que crearlo, muchas veces no hay tiempo para esperar, por eso, reconozco y valoro el bien que nos hizo en la vida el poseer amigos. La amistad es uno de los bienes de mayor valor en la vida, es un tesoro. Amigos, les doy, de nuevo, un abrazo cariñoso.  

Carlos Toranzo Roca es economista.

Extraído de Página 7.

Opinion

​Notas sobre el 2017 y apuntes para el futuro

Durante 2017 no hemos logrado producir 60 MMmcd de gas, que es el volumen requerido para cumplir nuestros compromisos de exportación y abastecer el consumo interno. ¿Por qué? Porque estamos tratando de cumplir el contrato de compra venta de gas con Brasil (YPFB-Petrobras) con producción de campos en declinación, agravado esto por el hecho de que en los últimos 15 años nuestra actividad exploratoria ha sido un fracaso y no se tienen campos nuevos en producción.

Al no tener los volúmenes de  producción que exige el cumplimiento del contrato, YPFB-Petrobras, se están entregando y recibiendo volúmenes muy por debajo de lo que indica el contrato. Como estamos a final del mismo, cuando se haga el ajuste de cuentas espero que no tengamos sorpresas desagradables por infringir en la claúsula Deliver or pay. 

El viernes 22 de diciembre, el Ministro de Hidrocarburos, atendiendo una petición de informe, en forma muy pintoresca, utilizando una especie antiaritmética, ha tratado de demostrar, sin éxito, que 10,45 es más que 10,5. Según la autoridad, se va a llamar a una tercera licitación para certificación de reservas. 

 Algunos comentarios: es inaudito e inadmisible que un ministro de Estado admita públicamente que está faltando a la Ley 374, que manda que las reservas deben ser certificadas y publicadas cada año, y lo haga justamente en el Palacio Legislativo. Por otro lado, mostrando una actitud corriente de este Gobierno, el ministro ha usurpado funciones del presidente de YPFB, quien tiene la responsabilidad del control y manejo de las reservas.

 La producción de gas natural delinea toda nuestra actividad hidrocarburífera. Al producir menos gas también se está produciendo una cantidad menor de condensado, lo cual, a su vez, significa que nuestras refinerías disminuyen su producción de refinados. Lo anterior significara que nuestra cuenta por importación de diésel y gasolina será ascendente.

Una medida aislada introducida en este último mes es la comercialización de gasolina de 90 octanos, en sustitución a la de menos de 90. La nueva gasolina cuesta Bs 4,70/litro, frente a Bs 3,70/litro de la actual. No se tiene certeza de que esta elevación de precios será suficiente para cubrir las importaciones para producir gasolina de 90 octanos.

Nuestra industria hidrocarburífera, desde 2015, está en pleno declive, no sólo producimos menos y se nos compra con precios muy bajos, como cuando el barril del petróleo estaba a 40 dólares. Lo grave es que los efectos económicos de una industria como la petrolera que está en franco declive contribuirán fuertemente a la desaceleración de la economía nacional.

 Con casi dos años de atraso se inauguró la primera planta de úrea y amoniaco en Bulo Bulo. El Gobierno en repetidas ocasiones ha indicado que los montos obtenidos por la exportación de úrea y amoniaco compensarían las caídas en el mercado de gas natural. Vana ilusión. La planta está en el lugar más inconveniente que se podría haber encontrado para exportar su producción a Brasil y Argentina.

 En estos pocos meses ya se está notando la gravedad del error de haber construido una planta de fertilizantes en el Chapare.

Finalmente, en 2017 se hicieron evidentes enormes fallas en la adquisición de bienes y servicios a precios extraordinarios, tales como los taladros para perforación de pozos  y las plantas de etileno y polipropileno, que están siendo lentamente investigadas, dando la impresión que políticamente se quiere nos olvidemos de las mismas.

Volviendo a las reservas citadas por el Ministro para el 2013, 10,45 TFC, como no ha habido ningún incremento de importancia, si descontamos de esa cifra lo producido los años 2014, 15, 16 y 17, tendríamos un saldo de 7,61 TCF, como una especie de antesala a la minimización de YPFB en la economía nacional. Este volumen es suficiente para cumplir los contratos con Argentina, que fenecen en 2027, y hasta un pequeño contrato con Brasil por 10 años. 

 En este caso, el saldo final sería de más o menos dos a tres TCF, volumen muy importante porque es la última porción de casi una veintena de TCF que heredó este gobierno del sistema neoliberal, “vende patria”, etcétera, de principios de siglo. El incorporar en el mercado un campo descubierto en el país toma más o menos  ocho años; por tanto, los próximos tres a cuatro deberíamos tener descubrimientos de reservas muy importantes. Posibilidad cada vez más remota por la política petrolera del Gobierno que precisa inversión extranjera, la cual no olvida que en 2006 fue nacionalizada por un gobierno que proclama “el entierro del capitalismo”.

 En esta forma, parecería que estamos inexorablemente destinados a tener una empresa petrolera de segundo orden abasteciendo el mercado interno, sin posibilidades de exportación y sin que pueda efectuar aportes significativos al TGN.

Carlos Miranda Pacheco es ingeniero, experto en hidrocarburos.

Opinion

El co-gobierno paritario docente estudiantil 

Lic. Carlos Cabrera I.

Docente Universitario
El Estatuto Orgánico de la Universidad Boliviana en una de sus partes indica  “El Co – Gobierno Paritario Docente – Estudiantil, consiste en la participación de docentes y estudiantes en todos sus niveles de programación y decisión de las actividades y políticas universitarias”. La forma de gobierno que asumen nuestras universidades valorizan la relación paritaria y democrática entre docentes y estudiantes, para la toma de decisiones en todos los niveles del quehacer universitario, PUES EL CO -GOBIERNO ES UN INSTRUMENTO VALIOSO DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA, AMBAS SON CONCEPTOS INDISOLUBLES QUE GARANTIZAN LA  TRANSPARENCIA, IMPARCIALIDAD, LEGALIDAD Y HONESTIDAD DE LOS ACTOS DE QUIENES ASUMEN LA RESPONSABILIDAD DEL MANEJO UNIVERSITARIO EN TODOS SUS ÓRDENES.

Nadie puede  dudar que el Co – Gobierno paritario Docente – Estudiantil es una excelente forma de gobierno si se cumple con sus postulados básicos. Las autoridades universitarias nunca deben intervenir ni participar en la conformación  del Co-Gobierno, los docentes  y los estudiantes , solo ellos, tienen la potestad de designar sus delegados, en caso de existir dudas sobre la legitimidad de ellos, SERÁN SUS ORGANISMOS SUPERIORES LOS QUE DILUCIDEN ESTAS DUDAS, pero  en los últimos años hemos observado que quienes tenían la responsabilidad(dirigencia docente y estudiantil) – de hacer de nuestra universidad una institución democrática, donde docentes y estudiantes tengan la plena convicción que sus derechos les serán respetados y que las acciones de las autoridades universitarias se  ajustarán a las normas universitarias –    han permitido la violación constante de los derechos de docentes y estudiantes, han sido complacientes espectadores de cómo se vulneraban  los principios básicos de nuestro Estatuto, asumiendo en algunos casos una actitud de cómplices, sin interesarles el daño que se infringía a nuestra institución,. “SE NECESITAN MUCHOS AÑOS PARA CONSTRUIR UNA REPUTACIÓN Y CINCO MINUTOS PARA ARRUINARLA”.

Hoy nuestra Universidad está pasando por un mal momento, nos duele a todos los comentarios nada benevolentes hacia  JUAN MISAEL SARACHO y todos nos debemos preguntar cuál nuestra responsabilidad para haber hecho de nuestra universidad una institución que no goza de la credibilidad de los tarijeños y sus instituciones. Porque hemos permitido que se den tantas injusticias en nuestra institución, porque tantos abusos, porque nunca se denunció a aquellas autoridades con complejo de dictadores que tanto daño le hicieron a la imagen de nuestra universidad, donde estuvieron nuestros dirigentes representantes del Co-Gobierno paritario docente-estudiantil, que no pusieron coto a todos estos desmanes, “LA TIRANÍA TOTALITARIA NO SE EDIFICA SOBRE LAS VIRTUDES DE LOS TOTALITARIOS SINO SOBRE LA ACTITUD PERMISIVA DE LOS DEMÓCRATAS”.

Un camino que se ha hecho costumbre en las autoridades para eludir  la naturaleza del Co-Gobierno y evitar el control de sus actos, es la emisión de Resoluciones Rectorales, cuando lo correcto es que si se requiere de una norma urgente para un tema en particular, convocar al Co-Gobierno (FUD y FUL) y lograr el consenso sobre el tema en cuestión y recién emitir la Resolución Rectoral, para su posterior homologación por el H. Consejo Universitario. Actualmente existen más de un centenar de Resoluciones Rectorales que pocos conocen sus  contenidos sin su aprobación por el H.C.U. El mismo camino utilizan  las Facultades para emitir las Resoluciones Ad Referéndum que les interesa a sus autoridades, sin convocar al  Co-Gobierno (Presidente de la Asociación de Docentes y Centros de Estudiantes), subestimando nuestros sentimientos democráticos, “LA CAPACIDAD DEL HOMBRE PARA LA JUSTICIA HACE LA DEMOCRACIA POSIBLE, PERO LA INCLINACIÓN DEL HOMBRE HACIA LA INJUSTICIA HACE A LA DEMOCRACIA NECESARIA”.

Para corroborar de como  en los últimos años el Co-Gobierno  paritario docente-Estudiantil ha sido condescendiente con las autoridades universitarias, permítaseme dar algunos  ejemplos de los muchos que existen:

1.- Los estudiantes del Sistema Universitario nacional, entre ellos los estudiantes de la Universidad Autónoma “Juan Misael Saracho” cuentan con dos disposiciones legales a su favor que fueron emitidas durante los años 2011 y 2012, para ejecutar  una serie de actividades financiadas con recursos del I.D.H., que  la resumimos en el siguiente cuadro:


Desde la  aprobación  de los Decretos hasta la fecha, aproximadamente los estudiantes tenían a su favor Bs 109.239.807,00 .Estos recursos deberían ser aprobados por  el Honorable Consejo Universitario, a propuesta  de la máxima representación estudiantil (Federación Universitaria Local) en coordinación con los centros de estudiantes de las diferentes facultades, en base a  los Decretos mencionados  y  a los fines que los estudiantes así lo determinen, todos estos recursos entregados a los estudiantes están sujetos  a posterior rendición de cuentas. En el caso de nuestra universidad, estos recursos no llegaron a los estudiantes  en los montos que se detalla en el cuadro ni para las  actividades que hubieran logrado un fuerte impacto en beneficio de ellos y de la institución, por la sencilla razón, que las autoridades asumieron una función que no  les competía, pues ellos definían el destino del IDH que era para los estudiantes. Muchos se sorprenderían el saber que una buena  parte de esos recursos que les pertenecía a los estudiantes, por negligencia de sus dirigentes se perdieron y fueron utilizados en otras actividades ajenas al espíritu de los Decretos aprobados, se podrían haber realizado  tantos proyectos en beneficios de los estudiantes, pero los dirigentes universitarios tuvieron la capacidad del silencio por el servilismo hacia  las autoridades universitarias.

2.-  Se aprobó la construcción  del Centro de Convenciones  a un costo de Bs 50.400.000,00 (actualmente paralizado), nos preguntamos era prioritario un edificio de esas características, cuando todas las facultades cuentas actualmente con  sus aulas magnas para sus eventos, no hubiera sido más importante con esos recursos fortalecer los laboratorios de las Facultades, destinar recursos para  temas de investigación  que preocupan al departamento como un aporte de su Universidad (agua, contaminación del Rio Guadalquivir, Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y otros),donde estaba la representación del Co-Gobierno que no observaba  semejante despilfarro de recursos.

3.-  Se designaron docentes, tribunales, comisiones y representaciones oficiales, sin tener en cuenta las Normas Universitarias, el Co-Gobierno, bien y gracias.

Tenemos la esperanza, especialmente en el Lic. Efraín Torrejón (una persona honesta y actual ejecutivo de los docentes) que  los que hoy ejercen y ejercerán  el CO-GOBIERNO, tengan en el pasado una lección de vida, que cumplan sus funciones como  parte viva que son del gobierno universitario, que hagan respetar nuestro Estatuto y demás Normas Universitarias, aportando con ideas constructivas para recuperar la confianza de nuestra sociedad en su universidad. “El Co-Gobierno Paritario Docente-Estudiantil se sustenta sobre la base de la democracia universitaria interna, estableciendo que los dos estamentos dirijan todas las instancias de poder en condiciones de igualdad a través de sus representantes en los Honorables Consejos Universitarios, Consejos Facultativos y en todas las comisiones de la administración universitaria, PARA CONSTRUIR UNA INSTITUCIÓN CREÍBLE Y RESPETADA , apoyando, colaborando,  cuidando y exigiendo a las autoridades universitarias de turno, el total apego a las normas universitarias”. 

“CALLAR ES LO MISMO QUE MENTIR” LUIS ESPINAL

Opinion

“​Reglas de oro para una buena conducción”

Cnl. DESP. Rommel Cesar Raña Pommier

COMANDANTE DEPARTAMENTAL DE POLICIA TARIJA a.i.
El Comando Departamental de Policía de Tarija junto a este medio de comunicación para este fin de año le recomienda  cumplir los siguientes consejos  al momento de conducir su vehículo; haciendo suyas las REGLAS DE ORO DE UN BUEN CONDUCTOR,  para constituirse  en un ejemplo para los demás y así contribuir a la reducción de los factores de inseguridad (hechos y accidentes de tránsito) en las vías públicas:

Yo Conductor, me preocupare porque mi vehículo este siempre en condiciones óptimas de funcionamiento, “Es la mejor forma de prevenir accidentes”. Yo Conductor. Respetare y acatare las señales reglamentarias  de tránsito, “Así seré ejemplo para los demás conductores, pasajeros y peatones”. Yo Conductor, utilizare el cinturón de seguridad, considerando que este instrumento “Me ata a la vida”. Yo Conductor, conduciré mi vehículo a la defensiva, jamás a la ofensiva, “Esto significa conducir con responsabilidad y precaución, procurando no dañar al prójimo”. Yo Conductor, jamás conduciré bajo los efectos del alcohol ni sustancias controladas, “Caso contrario me constituiría  en un peligro para la seguridad común de las personas”. Yo Conductor, no excederé las velocidades permitidas, “sabiendo que es una de las principales causas de accidentes”. Yo Conductor, conduciré  con mis manos libres y sujetos al volante, no hablare por teléfono celular, “Podría ser mi última llamada”. Yo Conductor, cuando tenga que viajar distancias considerables deberé estar lucido y descansado, “la fatiga y el sueño, son causas directas  de accidentes”. Yo Conductor, respetare la autoridad del policía de Tránsito, “El solo trabaja por el orden y la seguridad de las vías”. Yo Conductor, recordare siempre que mi vida es muy importante,  y que hay alguien que me espera en casa “si tuviera un accidente, esa persona sufriría por culpa mía”.

Opinion

​Hijito… contales

Por Eduardo Ávila Sánchez

Son las 3:00 a.m. y suena el teléfono, me acerco lentamente a su cuarto y lo miro sentado en el borde de la cama, cuelga todavía con los ojos cansados y me habla… “hijito, el maletín por favor”. Como cualquier niño de 9 años corro a hacerle caso; es que después de haber estado lejos de él por 3 años mientras se especializaba en Argentina, cualquier cosa que me dice la quiero hacer en el minuto. Mi papi sale y por supuesto me duermo. A las 8:00 estoy tomando mi desayuno y lo veo entrar con su mirada triste, deja el maletín sobre la mesa y se sienta a tomar el mate que le pasa mi mamá.

-¿Y Papi? ¿se puso bien el señor? , y casi con una lágrima en su mejilla me responde – No hijito, a veces no se puede…

Este es uno de los miles de recuerdos que tengo del Dr. Carlos Ávila Castellanos, mi superhéroe favorito… mi papá. 

Aquel médico que se fue a los apenas 46 años de edad de un ataque al corazón; un corazón que se cansó del estrés, de la vida desordenada, de estar muchas veces separado de su familia, solamente por curar a otros. 

Y hoy después de 15 años de su partida me atrevo a escribir esto; ¿el por qué?, la rabia inunda mi corazón y siento que se lo debo y se lo debo a la gente. 

Viví 19 años de mi vida al lado de un médico, NO DE UN CRIMINAL, lo acompañé innumerables veces en sus visitas, consultas y lo vi trabajar incansablemente por cada uno de esos pacientes, lo vi llorar por ellos, me separé de él muchos cumpleaños, fiestas y 3 largos años de su estancia en Argentina; vi como las personas paraban en la calle para agradecerle sus vidas, su atención y la vida de los suyos, y me sentí y me siento ORGULLOSO, porque ese superhéroe haya sido mi papá.

Es así que no puedo tolerar esta insensatez llamada Nuevo Código Penal, porque conozco de cerca lo que es la vida de un médico, porque no puede recibir JAMÁS el mismo trato que un criminal común, y es así que me sumo con mi corazón al pedido de sus colegas, de los pacientes y de los que creemos en estos superhéroes de mandiles blancos.

Hoy vuelvo a ser niño de nuevo y me imagino a mi viejito con su mandil blanco, en los pasillos de sus hospitales, con su estetoscopio en el cuello y su sonrisa… la sonrisa que le dio paz a miles de enfermos; lo imagino caminando a mi lado y charlando conmigo, – “No pues hijito, algo hay que hacer, escribí y contales, que sepan lo que es”. 

Nunca lo van a saber papi, pero yo y miles lo sabemos y no los vamos a dejar, tú no serías NUNCA UN CRIMINAL y ningún médico lo podrá ser JAMÁS.

Por vos, por ellos, ayudemos a los médicos en su lucha.

El autor es comunicador social. 

Opinion

​MIL PALABRAS (104)

La semántica del conflicto

Por Ramón Grimalt

Con frecuencia los desencuentros que generan un conflicto como la revolución de los mandiles se deben a malas interpretaciones del lenguaje o, siendo más preciso, a errores de semántica cuya factura puede llegar a ser muy alta. Por ejemplo, en el polémico y cuestionado artículo 205 del Código de Sistema Penal (CSP) sobre mala praxis profesional, sus consecuencias y sanciones, se utiliza el concepto de “temeridad culposa” sin tomar en consideración (o quizás ese es el objetivo) que implica dolo, es decir que alguien, en este caso el médico, es consciente de que quiere hacer un daño y lo hace. Esto es muy diferente a la culpa, o sea que el facultativo en cuestión sabe que el acto que va a cometer es susceptible de poder causar un daño pero no hay ninguna intención de hacerlo. En el matiz está, naturalmente, una diferencia que el CSP no contempla por más que desde el Gobierno y la Asamblea Legislativa se sostenga que el artículo salvaguarda el ejercicio profesional con mayores garantías que el antiguo Código Penal.

  En este punto están claras dos cosas. La primera, que ningún médico en el mundo (salvo que se llame Joseph y apellide Mengele) actúa adrede contra la salud de un paciente. La segunda, que el acto médico es considerado negligencia cuando incumple los deberes de cuidado y la experiencia que se le supone a un galeno y sí, evidentemente ha habido casos y los habrá que deben ser investigados y sancionados en el marco de la ley. El problema reside en quién define si un acto médico es culposo o doloso ampliándose esta distinción a otras profesiones con alta responsabilidad social. Por ejemplo, ¿si fallan las estructuras de un puente y éste colapsa provocando daños a terceros e incluso la muerte se podrá probar que el ingeniero en cuestión obró de mala fe con la intención de causar un daño (dolo) o quienes encomendaron la obra contrataron a un incompetente que no sospechaba ni por asomo las consecuencias de sus actos (culpa)? Una delgada línea roja separa ambas probabilidades.

Es más, considerando que el sistema de administración de justicia en Bolivia está politizado, es corrupto y poco calificado de acuerdo a organismos internacionales, ¿qué garantía tiene el profesional de ser debidamente procesado cuando el artículo 205 mete a todos los gatos en el mismo saco? Esta duda es absolutamente razonable en un contexto de profunda debilidad institucional que se mueve al calor de los reflectores de los estudios de televisión, la propaganda sistemática contra los médicos y la exageración del culto a la personalidad de un mandatario que está convencido de ser sempiterno.

  Por lo tanto si en vez de un líder político tuviésemos un estadista, un hombre con la suficiente cultura política para viabilizar los caminos al diálogo y la negociación para hallar una respuesta que serene los ánimos y conjure la crisis sanitaria en el país, otro gallo cantaría. Empeñarse en que el bendito 205 es intocable y no se puede derogar para dar paso a un debate sobre la imprescindible reforma a un sistema de salud caduco, deficitario, depauperado e insostenible, además de carente de recursos técnicos y humanos, es un error gravísimo. Recuerdo que el 31 de diciembre de diciembre de 2010 se derogó el Decreto Supremo 748 que elevaba el precio de la gasolina ante el malestar popular y el temor natural a un gasolinazo. Si entonces se hizo, ¿es posible siquiera considerar esta posibilidad o decantarse por la radicalización del conflicto hasta sus últimas consecuencias tensando la cuerda de un modo intolerante e inadmisible?  Ahí va la inquietud de un humilde servidor.