LUN
OCT
22
Opinion

MIL PALABRAS (210) Mejorando lo presente

Por Ramón Grimalt
Al final Carlos Mesa, genio y figura, dejó de deshojar la margarita y aceptó la invitación del Frente de Izquierda Revolucionaria (FRI) para ser candidato a la Presidencia en las elecciones generales de 2019. El vocero de la demanda marítima boliviana tardó cinco días (aquellos que van desde el fallo de la Corte Internacional de Justicia hasta su anuncio de candidatura) para decirle a Evo Morales que no tendrá el camino, precisamente, pavimentado; vamos, que deberá esforzarse si quiere re-repetir.
Hablando en oro, Samuel Doria Medina aparte, usted y yo sabemos que Carlos es el único capaz de hacerle frente a Evo, tomando en cuenta que desde las plataformas ciudadanas del 21-F, algunos políticos de oposición y parte de la opinión pública (dele un vistazo a los sondeos) su candidatura es un clamor.
Insisto. Sin duda Mesa capitalizará la demanda de respeto al referéndum del 12 de febrero de 2016, representará a una parte del electorado que busca otro ciclo en la política boliviana asumiendo que el Proceso de Cambio se agotó por sí mismo y, en un ejercicio de honestidad con la historia, tratará de redimir su “Presidencia sitiada”. Y es ahí, precisamente, adonde voy. Si gana, nada ni nadie podrá garantizar su gobernabilidad tomando en cuenta que la calle le pertenece a los movimientos sociales y después de la reacción post fallo de La Haya, todos sabemos lo difícil que es para Evo Morales encajar la adversidad. Además, probablemente el partido político (o coalición) que Mesa represente no contará con mayoría en la Asamblea Legislativa lo que será un factor difícil de superar. A Carlos, por lo tanto, no le quedará otra que negociar y este aspecto no es precisamente su fuerte. Ahí, naturalmente, le concederemos el beneficio de la duda.
Por otro lado, en caso de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) gane los comicios, deberá aprender a gobernar a partir de un necesario e imprescindible acto de contrición, aprendiendo de los errores cometidos y orientándose hacia una política de Estado en el marco de la Agenda 2025. Si bien es imposible reinventar a Evo, la figura del presidente necesita ser reforzada desde la empatía, alejándose definitivamente de la imagen de “jefazo” omnipotente invulnerable a las críticas. Ese es el problema de un ejercicio prolongado del poder, cuando el gobernante (por más bueno que sea) se considera por encima del bien y el mal y no atiende a más razones que aquellas que justifican sus actos amparados en la retroalimentación política que sólo puede garantizar una oposición firme y solvente. Y, si se me permite escribirlo, Carlos Mesa es y será un referente que, de un modo u otro, bien puede mejorar el panorama.

Opinion

MIL PALABRAS (211) Piedad

Por Ramón Grimalt
Había tomado una decisión y no iba a echarse atrás porque después de cinco años matando agazapado entre los escombros de lo que quedaba de Homs consideró que era suficiente. “Una vez más. Sólo una”, se dijo afianzando el rifle en un parapeto. El lugar era idóneo. Le había llevado una semana encontrarlo, mientras cientos de personas huían del avance de las tropas del gobierno. Su misión consistía en entorpecer aquella fuga convirtiéndola en un infierno, sembrando el pánico entre hombres, ancianos, mujeres y niños.
A él no le importaban los motivos. Lo suyo estaba claro: matar. Cuantos más enemigos del estado, mejor. No sabía hacer otra cosa. Lo supo desde un principio, cuando fue condecorado por el presidente como mejor tirador de su promoción en el cuartel. Desde entonces disparaba para vivir. “Es un oficio como otro” resolvió, escudriñando la calle en procura de una víctima. La última.
No tuvo que esperar. Apareció de la nada, pasando entre un montón de muebles destrozados cubiertos por humo gris. “Ahora”, asumió calibrando la mira, con el dedo índice en el gatillo. Sonrió lobuno, excitado por la presa que iba a cobrar. Había perdido la cuenta. Tampoco importaba. Calculó la distancia, unos 350 metros, apuntó y… Se detuvo. Una mujer llevaba en brazos un bebé. Su mente le transportó a Damasco, su casa, esposa e hija. Y musitó un verso del Corán: “Alá no necesita de su carne, ni de su sangre, sino desea que tengáis piedad”. Ibrahim ya no mataría.

Opinion

Indicios para identificar el bullying en sus hijos

Cnl. DESP. Vladimir Yuri Calderon Mariscal

El “bullying” o acoso escolar es una situación en las que uno o más alumnos/as persiguen e intimidan a otro. Las agresiones en el bullying pueden ir de la violencia emocional o psicológica hasta la física, varían entre los insultos o rumores negativos hacia la víctima, hasta el aislamiento obligado, los apodos, las amenazas y pueden llegar a las agresiones físicas. Las secuelas del bullying no sólo afectan a la víctima, sino también al agresor y aunque parezca incierto, incluso a los niños y niñas que atestiguan el acoso escolar.

El acoso escolar es un proceso que se desarrolla a lo largo de meses e incluso puede durar años, por lo que resulta de vital importancia saber cómo identificarlo, como prevenirlo y como actuar cuando se lo detecta.

Los indicios mas frecuentes a los que deben estar atento el padre o la madre, son:

– Cambios de conducta del niño o niña que al ser víctima de bullying puede sufrir variaciones de humor, bipolarismo, pasar repentinamente de periodos de irritabilidad a la tristeza y al llanto sin explicación aparente.
– Cambios en los hábitos de sueño y alimentación, puede presentar falta de apetito o de sueño, incluso pesadillas, dificultad para dormir o para levantarse, que deben ser considerados como síntomas.
– Dolores y malestares continuos, síntomas como dolores somáticos, dolores de cabeza y estómago o malestares como vómitos y diarrea pueden presentarse en la víctima de bullying; debe preocupar con mas razón cuando se presentan sin razón aparente.
– Pérdida o deterioro constante y progresivo de pertenencias, útiles escolares, libros o alimentos; incluso si se detecta que el uniforme, lentes o posesiones aparecen rotos o con desperfectos.
– Marcas de golpes sin explicación coherente, hematomas o rasguños y si el niño o niña argumenta que se trata de constantes accidentes, esto puede no ser cierto. Se debe mantener la vigilancia y seguimiento, porque puede ser un síntoma de bullying.
– Resistencia y ausentismo, en algunas ocasiones, puede ocurrir que el niño o niña que sufre bullying se niegue a ir a la escuela argumentando cualquier pretexto, o incluso se resista a participar de actividades extraescolares como excursiones, visitas guiadas o eventos deportivos.
– Resistencia a estar solo, si el niño o niña exige de forma anormal la presencia del padre en la entrada y salida del colegio, puede haber una razón oculta. Incluso, si sale demasiado temprano o demasiado tarde de la escuela, puede ser un síntoma de que está sufriendo bullying.

Los maestros también tienen que estar atentos y accionar medidas como:

– Vigilar los grupos de alumnos que se formen en pasillos, patios y áreas de comida, pues la mayoría de las agresiones ocurren cuando los profesores no están presentes, preferentemente en periodos de descanso o recreo.
– Verificar los rayones, grafitis, etc., inscripciones en pupitres, paredes y puertas de baños, entre otros espacios. Los docentes deben revisar e identificar cuáles son los nombres más frecuentes y así conocer potenciales víctimas de bullying o acoso escolar.
– Atender casos de ausentismo, todo atraso o ausencia a clases o actividades escolares tiene un motivo. Si las ausencias son frecuentes, debe existir una razón y se debe investigar. La no participación en actividades extraescolares puede ser un síntoma de bullying.
– Frenar las burlas en clase, que suelen ser comunes, pero que no deben aprobarse ni celebrarse, sobre todo cuando se detecta que uno o más niños son blanco común de esta conducta nociva.
– Prevenir la discriminación hacia los alumnos que por su rendimiento escolar, forma de ser o aspecto físico puedan ser considerados diferentes y que pueden ser blanco fácil del bullying o acoso escolar, por lo que se debe estar especialmente alerta a estos casos.
– Tomar con seriedad las quejas de alumnos que constantemente informan que son objeto de burlas, agresiones o insultos, deben prestarse atención personalizada a estos casos. De igual forma, si se reporta la desaparición de pertenencias, libros, útiles escolares, alimentos, etc., puede ser una forma de acoso.
– Verificar cambios de conducta, explosiones de ira o muestras de tristeza y depresión en un alumno o alumna son comportamientos poco habituales que deben ser atendidos adecuadamente.
– Casos de aislamiento de los niños y niñas que aparentan estar separados de sus compañeros y compañeras, pueden estar siendo obligados a ello, por lo que se debe verificar la razón del aislamiento.
– Evidencias físicas de violencia, golpes que dejan marcas, raspones, cortaduras, entre otras muestras que sean frecuentes y difícilmente explicadas por el alumno o alumna, pueden ser evidencia de agresión física.
– Bajo rendimiento académico, los cambios repentinos y negativos en el desempeño escolar pueden ser un síntoma de afectación por bullying, por lo que se debe investigar los motivos y estar atento a dichos casos.

En el momento en que se identifica un caso de bullying o acoso escolar, es importante tomar acciones integrales, pues si bien la víctima merece toda la atención, también se hace necesario que el agresor reciba ayuda para que comprenda que su conducta es nociva tanto para la víctima como para él mismo. Adicionalmente, se debe atender a los niños y niñas que atestiguaron el caso, pues también pueden presentar afectaciones. Se sugiere el apoyo de equipos multidisciplinarios, con asesores y especialistas pero, por sobre todas las cosas, evitar la violencia o fomentarla por lo que deben ser suprimidas.

Opinion

Nos estamos asfixiando por falta de paz.

Por carlosjavierjarquin2690@yahoo.es
Escritor y poeta.

Desde el inicio hasta el final del siglo pasado, murieron millones y millones de personas de todo el mundo de diferentes edades; por causa de la violencia familiar, racismo, política y social, atraída por la ambición del poder, dinero y bienes materiales. En la primera guerra mundial (julio 1914- noviembre 1918) y segunda guerra mundial (setiembre 1939- setiembre 1945). En esas dos guerrillas mundiales fueron los periodos de extrema turbación que vivieron los habitantes, de los países donde afectó desmedidamente la crisis económica y pérdida humana.
Y en los primeros años de este nuevo siglo, también han habido llantos acentuados internacionalmente el más trascendental ocurrió el 11 de setiembre del 2001 en los atentados de las (Torres Gemelas del World Trade Center), donde murieron más de 3000 personas, incluidos 19 terroristas y varios desaparecidos lo cual dejó a miles de heridos del alma y físicamente…
Todos debemos comprometernos en trabajar enteramente para que respiremos verdadera paz y conocer el sabor ilimitado de vivir libres, quienes tienen que iniciar ésta afable marcha del bienestar planetario, son nuestros líderes: padres de familias, gobiernos, religiosos, maestros, artistas y empresarios. Los líderes tienen que dar ejemplo de honestidad y responsabilidad tenazmente, si continuamos creyendo que la injusticia es una delicia nunca miraremos con exactitud el esplendor brillo de las estrellas.
Pueblo en general: necesitamos unirnos y colaborar fielmente con un cambio que sea fabuloso para todos, donde nuestros derechos no sean atropellados e ignorados, tenemos que fomentar cordialmente la integridad con celebridad, el respeto debemos aplicarlo cotidianamente y bilateralmente, sin importar: raza, idioma, nacionalidad, edad, sexualidad, política, religión, clase social, clase económica y académica.
La mayoría de nuestras autoridades superiores nos están transportando por lo más penoso del universo, no, nos obsesionemos por la exageración de acumular riqueza económica y material, empeñémonos persistentemente por compartir lo que tenemos o sabemos con quienes realmente necesitan de nosotros, no te dejes seducir por la afluencia del poder, mejor entrégate a perderte en plena fragancia del radiante vivir.
Todos esos logros dinero y potestad que logres sean mucho o pocos no te acompañarán en el viaje de tu partida, es un gozo que únicamente y exclusivamente se disfruta mientras se respira, pero tu legado sí, acompañará a incontables generaciones, esfuérzate por dejar bien diseñado tu legado, si quieres obtener éxitos hazlo trabajando constantemente y lealmente. Nunca obtengas tus metas quitándole el derecho de vivir a otros. “Grande es aquél que para brillar no necesita apagar la luz de los demás”.
Admirablemente gánate a tus amigos por tus buenas acciones no, por tus pervertidas decisiones, hay muchos presidentes que son destacados a cohibir a sus paisanos, logran llegar al poder a todo precio el peor de los precios; es asesinando al pueblo, robando propiedades privadas, violando leyes, irrespetando a los niños, madres, estudiantes, maestros, doctores, obreros, empresarios y artistas. Creen que nunca irán a morir, no se conforman con estar gobernando únicamente un periodo, quieren reelegirse ilimitadamente y si hay personas que no están en sus mismas líneas de practicar las tinieblas de barbarie, procuran de eliminarlos a como de lugar y en cualquier lugar. Los opresores son diseñadores y pintores de la añoranza gigantesca que puede vivir cualquier país. Hoy, estamos bien abrigados con la adversidad, muchos Jefes de Estados de incontables naciones, han olvidado el verdadero concepto de Paz y Libertad.
Nos hemos alejados del maravilloso contenido de los magníficos principios, nos estamos asfixiando por falta de paz. Hemos adoptado finamente diversos conceptos que levemente están destruyendo nuestro universo, los niños y adolescentes están creciendo en un mundo sumamente contaminado; de hipocresía, avaricia, odio y mentira, hemos y estamos cultivando un mundo de pintoresca simulación en abundancia. La disciplina se ha marchitado en su totalidad, la ética se va ocultando lentamente así como se oculta el sol de verano en un bello atardecer en el grandioso mar y los valores se han modernizado en usufructo para los máximos representativos de pocos gremios de la sociedad.
Por carlosjavierjarquin2690@yahoo.es
Escritor y poeta.

Desde el inicio hasta el final del siglo pasado, murieron millones y millones de personas de todo el mundo de diferentes edades; por causa de la violencia familiar, racismo, política y social, atraída por la ambición del poder, dinero y bienes materiales. En la primera guerra mundial (julio 1914- noviembre 1918) y segunda guerra mundial (setiembre 1939- setiembre 1945). En esas dos guerrillas mundiales fueron los periodos de extrema turbación que vivieron los habitantes, de los países donde afectó desmedidamente la crisis económica y pérdida humana.
Y en los primeros años de este nuevo siglo, también han habido llantos acentuados internacionalmente el más trascendental ocurrió el 11 de setiembre del 2001 en los atentados de las (Torres Gemelas del World Trade Center), donde murieron más de 3000 personas, incluidos 19 terroristas y varios desaparecidos lo cual dejó a miles de heridos del alma y físicamente…
Todos debemos comprometernos en trabajar enteramente para que respiremos verdadera paz y conocer el sabor ilimitado de vivir libres, quienes tienen que iniciar ésta afable marcha del bienestar planetario, son nuestros líderes: padres de familias, gobiernos, religiosos, maestros, artistas y empresarios. Los líderes tienen que dar ejemplo de honestidad y responsabilidad tenazmente, si continuamos creyendo que la injusticia es una delicia nunca miraremos con exactitud el esplendor brillo de las estrellas.
Pueblo en general: necesitamos unirnos y colaborar fielmente con un cambio que sea fabuloso para todos, donde nuestros derechos no sean atropellados e ignorados, tenemos que fomentar cordialmente la integridad con celebridad, el respeto debemos aplicarlo cotidianamente y bilateralmente, sin importar: raza, idioma, nacionalidad, edad, sexualidad, política, religión, clase social, clase económica y académica.
La mayoría de nuestras autoridades superiores nos están transportando por lo más penoso del universo, no, nos obsesionemos por la exageración de acumular riqueza económica y material, empeñémonos persistentemente por compartir lo que tenemos o sabemos con quienes realmente necesitan de nosotros, no te dejes seducir por la afluencia del poder, mejor entrégate a perderte en plena fragancia del radiante vivir.
Todos esos logros dinero y potestad que logres sean mucho o pocos no te acompañarán en el viaje de tu partida, es un gozo que únicamente y exclusivamente se disfruta mientras se respira, pero tu legado sí, acompañará a incontables generaciones, esfuérzate por dejar bien diseñado tu legado, si quieres obtener éxitos hazlo trabajando constantemente y lealmente. Nunca obtengas tus metas quitándole el derecho de vivir a otros. “Grande es aquél que para brillar no necesita apagar la luz de los demás”.
Admirablemente gánate a tus amigos por tus buenas acciones no, por tus pervertidas decisiones, hay muchos presidentes que son destacados a cohibir a sus paisanos, logran llegar al poder a todo precio el peor de los precios; es asesinando al pueblo, robando propiedades privadas, violando leyes, irrespetando a los niños, madres, estudiantes, maestros, doctores, obreros, empresarios y artistas. Creen que nunca irán a morir, no se conforman con estar gobernando únicamente un periodo, quieren reelegirse ilimitadamente y si hay personas que no están en sus mismas líneas de practicar las tinieblas de barbarie, procuran de eliminarlos a como de lugar y en cualquier lugar. Los opresores son diseñadores y pintores de la añoranza gigantesca que puede vivir cualquier país. Hoy, estamos bien abrigados con la adversidad, muchos Jefes de Estados de incontables naciones, han olvidado el verdadero concepto de Paz y Libertad.
Nos hemos alejados del maravilloso contenido de los magníficos principios, nos estamos asfixiando por falta de paz. Hemos adoptado finamente diversos conceptos que levemente están destruyendo nuestro universo, los niños y adolescentes están creciendo en un mundo sumamente contaminado; de hipocresía, avaricia, odio y mentira, hemos y estamos cultivando un mundo de pintoresca simulación en abundancia. La disciplina se ha marchitado en su totalidad, la ética se va ocultando lentamente así como se oculta el sol de verano en un bello atardecer en el grandioso mar y los valores se han modernizado en usufructo para los máximos representativos de pocos gremios de la sociedad.

Opinion

Delitos contra el patrimonio público

Cnl. DESP. Vladimir Yuri Calderon Mariscal

Previamente a la hora de determinar las principales fuentes de fraude y corrupción que desencadenan en delitos contra el patrimonio publico, se hace necesario establecer las siguientes consideraciones: La alta significancia de sus operaciones; la profunda trascendencia económica de sus procedimientos; la sensibilidad social; y las condiciones reales de la organización.

Los Departamentos de mayor riesgo en una organización, susceptibles a este tipo de delitos son los departamentos de recaudaciones e impuestos, los entes aduaneros, los entes regulatorios, y los órganos de control en general.

Las Áreas de riesgo critico que se identifican en la organización son: las áreas de reclamo, en la cual se involucra intereses de terceros ajenos a la administración; las Áreas de resolución de pedidos, concesión de permisos, licencias, etc., para la explotación de bienes/ recursos públicos; las áreas de negociación; las áreas de inspección, muy particularmente de tasas y tributos, adjudicación de subsidios y/o subvenciones, concesión de beneficios fiscales extraordinarios.

En la amplia gama de delitos económicos, encontramos al Fraude en las contrataciones y adquisiciones, que corresponde a un área de mayor riesgo en líneas generales, es donde se produce el mayor volumen de fraude en el sector publico. Implica la existencia de intereses entre servidores públicos y proveedores fraudulentos. Podemos advertir las siguiente practicas corruptas en este punto: Fraccionamiento de contratos de adquisiciones. Limitación de información. Establecimiento de requisitos y especificaciones restrictivas. Ruptura de la confidencialidad. Procesos de evaluación de licitadores confusos.

Los Principios correctos en las contrataciones y adquisiciones, involucran aspectos tales como: Precios económicos; imparcialidad en el otorgamiento de contrato; transparencia; procesos eficientes; rendición de cuentas.

Un esquema correcto de adquisiciones puede describir clara y objetivamente que es lo que se desea adquirir o comprar. Hacer publica la oportunidad de hacer ofertas. Establecer criterios justos en la selección. Recepción de ofertas de proveedores responsables. Comprar y determinar cual es el mejor. Otorgar el contrato definitivo y no efectuar modificaciones posteriores.

Las Medidas preventivas al delito, comprenden el establecer y evaluar adecuados sistemas de control. Realizar auditorias al azar por personas externas a la organización. Establecer políticas de prevención claras y firmes sobre el fraude. Crear un ambiente ético de trabajo. Requerir declaraciones de cumplimiento de las políticas de la organización, por los empleados.

Se puede observar la siguiente operatividad: Elaboración de documentos justificando el pago, falsificando autorizaciones de pago, duplicando facturas. Reparto de beneficios (cheque girado por el beneficiario a la institución).
Pagos múltiples: pagos a mas de un proveedor por el mismo servicio o bien con la emisión de documentos justificando el pago, falsificando autorizaciones de pago y duplicando facturas, existe una conspiración directa con el beneficiario.
El fraude Shell. Se pagan por servicios o bienes inexistentes, aprovechando el defraudador de las debilidades de control interno, induciendo a la adulteración de registros contables.
Fraude en la entrega de bienes y servicios: Recepción y Entrega de bienes y servicios en algún modo inferiores a los pactados. Tanto el proveedor como el contratista causan en forma intencionada, el efecto.
Fraude en la calidad de bienes y servicios: Entrega o recepción de bienes o servicios de calidad inferior a la presupuestada, incumpliendo en las características y especificaciones técnica por parte de el proveedor.
Fraude de Planilla: Apercibimiento indebido de deducciones Overtime de empleados, empleados fantasmas, falsificación de reembolsos y gastos, etc.

Sin embargo, un aspecto determinante en el modus operandi del defraudador es que este conoce a fondo las debilidades de la organización y por tanto espera pacientemente el momento y la oportunidad para ejecutar su plan delictivo.

Opinion

MIL PALABRAS (191) GATO POR LIEBRE

RAMÓN GRIMALT
Decían que vendía gato por liebre y, la verdad, tal vez tenían razón. Pero a él poco le importaba lo que el pueblo hablara a sus espaldas; le interesaba, ante todo, mantener el mando porque al fin y al cabo se lo había ganado. Claro, por supuesto, elecciones libres y legítimas y toda esa vaina de la democracia que tan bien funciona para convencer a la gente de a pie que su voto cuenta. Todos sabemos, por Dios, que ese es un relato muy conveniente. Y Alonso García Valero había aplicado a rajatabla lo que el manual del perfecto político latinoamericano propugnaba desde sus páginas de historias de desencuentro.
Y ahí estaba, sentado en la poltrona del sillón consistorial del alcalde de Vallejo, aquel lugar en medio de la nada, un punto referencial en el mapa de rutas de la República de Pagador, otro sitio irrelevante entre otros tantos donde llegué a establecerme casi por descarte y, lo admito sin ambages, cierta comodidad. Al fin, después de haber intentado publicar un libro de relatos cortos que algún sesudo editor rechazó por, escribió, “alarmante carencia de estilo”, decidí que Vallejo sería el rincón perfecto para dejarme ir bien a la mierda. Alquilé una habitación en un hostal de dudosa reputación en el centro de la villa cuya dueña regentaba el prostíbulo que funcionaba en los dos pisos inmediatamente inferiores y me dediqué a observar, tomar nota y beber la mayor cantidad de alcohol para olvidar de una vez por todas mis frustraciones. Una tarde, lo recuerdo muy bien, estaba apoltronado en la barra de Casa Peponcho, un tipo lo bastante agradable como para invitarlo a cualquier reunión social, aun la fiesta de mi divorcio, cuando el alcalde entró por la puerta grande. Era chaparro, algo gordo, con la cabeza rapada y cierto aire histriónico que me recordaba inequívocamente a una de esas fotos de Mussolini. El burgomaestre, genio y figura, iba acompañado de dos alcahuetes que le reían todas las gracias y casi barrían el suelo que pisaba. Uno de ellos, un sujeto de aspecto ratonil y despreciable, miraba a su alrededor detrás de sus gafas de sol dándose aires de importancia; el otro, más cauto, llevaba la mano derecha guardada en un bolsillo mientras con la izquierda despejaba el ambiente de las moscas que sobrevolaban las conciencias de Vallejo apelmazadas en cuatro mesas de parroquianos que tan pronto jugaban a las cartas, libaban las existencias del bar y comentaban obscenidades varias sobre las virtudes de Manuela Lanzarote, la mujer con quien dormía el honorable don Alonso.
Ya he dicho que al alcalde le importaba un carajo lo que comentaran de él; tampoco le venía al caso defender la honra de su amante. Pero, insisto, aquella tarde, todo cambió. La autoridad se sentó en una mesa al fondo, junto a la despensa mientras sus acompañantes aguardaban en pie, secundándolo, uno a diestra otro a siniestra. Pidió una botella de vino tinto, de la casa, una extraña combinación dulce y áspera a la vez, tanto como este maldito pueblo alejado de la mano de Dios. Bebió dos copas, entornó los ojos disfrutando cada trago y pidió el periódico local que Peponcho le acercó sin reverencias. El viejo anarquista no estaba para solfas. Detestaba cualquier tipo de ejercicio del poder y todavía más cuando aquel tipo se acostaba con su hija cuando le daba la gana. Sí, mire usted por dónde, el dueño del bar era el padre de Manuela Lanzarote.
-¿Ven ustedes?-preguntó el político alzando la voz con impostada severidad-“Alcalde García Valero entregará obra de saneamiento básico para Vallejo”, leyó sin que nadie le diera demasiada importancia porque cada quien iba a lo suyo y aquellos discursos eran un sonsonete insoportable para quienes desconfiaban hasta de su camisa.
-¿Qué? ¿A nadie le interesa esto?-Insistió el edilicio molesto ante la indiferencia de los presentes- ¡Yo he conseguido esto para Vallejo! ¡Dame una copa de tu mejor vino, Peponcho! ¡Ese de toda la vida!
Entonces Peponcho, José Lanzarote y Vidal, nativo de Vallejo, lector de Proust y Dos Passos, acodado tras la barra, sacó una botella de tinto reserva del 64 que guardaba para las grandes ocasiones.
-¿Éste? Preguntó con desgana el anarquista deslizando un dedo por la cicatriz que cruzaba su frente de izquierda a derecha a modo de suvenir de la policía política del régimen.
-¡Sí, hombre! ¡Ese!
-Como usted diga, señor alcalde.
-Ojalá no seas como tu compadre, ese tal Gómez, el de la taberna de enfrente. Ese tipo es una rata que siempre me da gato por liebre. ¿Sabes? ¡El muy cabrón me engaña! Me ofrece su mejor vino y al final me sirve cualquier cosa. ¡Qué hijo de puta!
Peponcho era un profesional. Él no le tomaría el pelo a nadie. No era su estilo. Pero tampoco estaba dispuesto a seguir siendo la mofa del pueblo; por ahí ya no pasaba. Lo vi acercarse a la mesa del alcalde arrastrando su pie derecho, otro recuerdo de las celdas policiales y las descargas eléctricas a medianoche mientras oía los alaridos de sus camaradas cuyo único delito era pensar diferente, y mostró la botella de vidrio verde esmeralda. El alcalde asintió complacido. Peponcho sirvió una copa y esperó. Podía esperar toda su vida. Él sabía resistir. De pronto su rostro de sempiterna melancolía se transformó. Sonrió lobuno, relajando los labios, incluso le brillaban los ojos, creo, con algo de malicia conservada en el formol de sus recuerdos más brutales.
-Por mi hija. Brindó el viejo idealista alzando una copa con la paradójica elegancia de un burgués.
Un minuto más tarde, calculo, el alcalde sintió que la vida se le iba en un suspiro y yo, pobre de mí, vivo para contar cómo aquel engaño devenido en dulce venganza me permitió seducir a un editor algo aletargado que vio en mi obra la emergencia de un novel escritor. Amén.