SAB
SEP
22
Editorial

EL CÍRCULO VICIOSO DE LAS ROTONDAS

Si bien son parte de la fisonomía de la ciudad, con el paso del tiempo y el crecimiento de la población han ido perdiendo la función para la que fueron construidas, servían como distribuidores, para vincular y descongestionar el tráfico vehicular, agilizándolo, una alternativa frente a la intersección de calles, obviando las esquinas y conectando varias vías. Las rotondas en Tarija se han ido convirtiendo no sólo en “parte del problema” sino en “el problema”, por sus proporciones ya no sin capaces de soportar la cantidad de vehículos que intentan ingresar a ellas, son tan pequeñas que pocos motorizados son suficientes para generar un embotellamiento , porque nadie puede circular de y hacia ningún lado, porque simplemente no hay por donde.

No hay que buscar mucho, la rotonda del Moto Méndez se encuentra emplazada en un lugar que es un punto neurálgico de la ciudad, en ella chocan las avenidas Víctor Paz y España, en la intersección de estas dos vías se encuentra el campus universitario que es visitado todos los días por miles de estudiantes, cuando la terminal estaba más arriba, el caos era total en ciertas horas entre los ómnibuses, las mini vans, los taxis, vehículos particulares, motitos y universitarios yendo y viniendo. Otro ejemplo es la rotonda de San Geronimo, imposible de sortear sin arriesgar por lo menos un raspetón, la igual que la otra mencionada, está entre las tres vías de la avenida Jaime Paz, la que va al sur, la que va al norte y la doble vía y encima abre el acceso a la calle que ingresa a San Geronimo y San Luis y por el otro lado hacia el barrio Juan XXIII. En ambas rotondas pasos a desnivel y pasarelas son urgentes, las personas tienen que hacer malabarismos para cruzar de una lado a otro. Los conductores mejor ni hablar.

También podemos nombrar la de la fuente de los deseos, la del puente San Martín y muchas más. Las autoridades deben pensar en diseñar una Tarija moderna, en otras ciudades se trabaja en la eliminación de las rotondas, salvo las que son parte de su atractivo turístico o histórico, aquí trabajamos para hacer más rotondas, es necesaria una labor profesional, técnica, en urbanismo, en la planificación urbana que nos saque del pueblo del siglo XX en el que nos hemos quedado.

Editorial

LO QUE NOS CUESTA COMENZAR Y TERMINAR ALGO

Dejar todo como lo encontraste, dejar todo en su lugar, ponerlo en donde lo sacaste… en fin, estas son lecciones que nos enseñan durante toda la vida, nos las inculcan en la casa y el colegio pero por alguna extraña razón no llegamos a comprenderlas fielmente, sobretodo si nos referimos a trabajos que hacen instituciones públicas o casi públicas.

Es tan difícil encontrar un lugar donde se encaró una obra o mejora que haya quedado igual que cuando se comenzó, explicamos, si por alguna razón en una calle empedrada o asfaltada se quiere o tiene que hacer una instalación adicional, ya sea de gas natural o alcantarillado, no queda más que romper el asfalto o lo que corresponda, se debe excavar y hacer la instalación, luego se debería tapar, cerrar y dejar como si nada hubiera pasado… y ahí surge el problema, eso dista mucho de la realidad. Queda todo hecho un desastre, los morros de tierra por un lado, los pedazos de calle por otro, las zanjas cavadas rellenas sin compactar que se convierten en rompe muelles improvisados, etc, esa es la fotografía que queda y casi por eternas memorias porque no hay quien venga arreglar y dejar todo como antes. Es parte del desorden con el que trabajamos, muestra como importa poco la debida planificación, que así vivimos y estamos acostumbrados a hacerlo, que no importa mucho donde se queden tiradas las cosas pues en medio del desorden da igual.

Esa conducta habla mucho de nosotros, ya que surge en instituciones de servicios que deberían garantizar la conclusión de un trabajo, que no genere incomodidad ni malestar a los vecinos, que ejecuten sus acciones en un marco de pulcritud y que mejoren la calidad de vida de la gente y no la empeore dejándoles huecos, zanjas, lomos, tierra, barro y cuanto podamos imaginar. Es cuestión de voluntad, es sólo que los directores, gerentes, responsables, se interesen en revisar cómo esta quedando todo… es cuestión que los ciudadanos exijamos el respeto de nuestros derechos y reclamemos por lo justo, por lo que corresponde… contar con servicios de calidad en todo sentido.

Editorial

PELIGROSAS FORMAS DE ESTACIONAR

Cuando la excepción se vuelve la norma, algo esta fallando, algo no esta bien, las conductas van por donde no deben y como es lógico, todo se complica, surgen los problemas. En nuestra ciudad tenemos la muy mala costumbre de inobservar las reglas de tránsito, nuestra educación vial deja mucho que desear como conductores y peatones, desde donde estemos creemos tener siempre la razón y no es así.

Podemos citar decenas de ejemplos en los que violentamos la normativa, sin duda alguna, pero si nos referimos a sólo uno, el del estacionamiento en doble fila es de los más peligrosos e imprudentes. Detenemos nuestros autos al lado de otros que ya están parqueados debidamente, ni siquiera encendemos nuestras luces para indicar que no nos movemos o que sólo es temporal , a veces dejamos el motorizado y salimos a hacer trámites “rápidos” o compras de último momento, otras estamos esperando a alguien que se bajó a hacer lo mismo sólo que demora más. En fin, las razones sin razón para proceder de esta manera son muchas, ninguna justificada. De hecho que está prohibido y muy pocos hacen cumplir esta regulación, en diferentes calles y avenidas vemos como se repite esta conducta, exponiendo a otros conductores y transeúntes, las dobles filas ya causaron accidentes y hasta muertes, al tener menos espacio para pasar y seguir circulando muchos optan por invadir el carril contrario en una maniobra de riesgo, se han producido colisiones frontales con heridos de por medio. Los casos más patéticos son los que involucran a motociclistas y ciclistas que de hecho están menos protegidos que quien va en un automóvil, la imprudencia de quien parquea de esta manera ha ocasionado que al abrir repentinamente la puerta, los que van en dos ruedas se golpeen y caigan, luctuosas experiencias se han tenido al respecto.

Si bien cuando recordamos estas conductas, la población reacciona, las autoridades igual, poco tiempo dura la emoción pues al cabo de sólo días es como si nada se hubiera dicho ni hecho. Se deben realizar controles rigurosos, estrictos, de manera que “aprendamos y entendamos” que seguir estacionando en doble final es ilegal, es peligroso, es irresponsable, es egoísta. Depende más de nosotros que de quienes deberían multarnos o sancionarnos por hacerlo.

Editorial

UN LUGAR PARA DESECHAR ESCOMBROS

En cañadones, quebradas, depresiones naturales del terreno, ahí se elige para que quienes no tienen donde botar sus escombros lo hagan, generalmente sucede en áreas periféricas de la ciudad que se están poblando, difícilmente en el centro se pueden encontrar estos espacios que son designados para tal motivo.

No conocemos si es preciso que alguien decida o determine dónde se habilitarán lugares así, no creemos que sí, simplemente se identifican ciertos lugares y se procede a “invitar” para que quien tenga algo que desechar lo haga ahí mismo, estamos hablando de escombros de ladrillos, cemento, materiales de construcción, etc los que van a parar ahí… pero no siempre sucede tal cual ya que quien quiere librarse de la basura, en la carga despacha todo lo que puede, basura de todo tipo y eso es lo que convierte estos lugares en grandes y muy sucios botaderos. Muy a menudo son los privados los que teniendo terrenos con desniveles, aprovechan para que quien quiera lleve sus restos y poco a poco se vayan llenando y nivelando, aunque nunca se sabe qué es lo que realmente se bota porque no hay nadie que controle ni seleccione a que volqueta se le permite o no.

Estos enormes espacios destinados para relleno dan un muy mal aspecto a la ciudad ya que no sólo se echa ahí mismo, sino en los alrededores ocasionando la molestia e incomodidad para los vecinos. El municipio debe ejercer tareas de control más estrictas y aplicar duras sanciones a quienes proceden de esta mala manera. Igualmente somos los ciudadanos los que debemos denunciar lo que vemos en nuestros barrios, ayudando a las autoridades a que cumplan con su obligación.

Editorial

CALLES SIN SEÑALIZACIÓN

Una vez, cuando se iba a realizar una cumbre presidencial hace algunos años atrás, las calles y avenidas de la ciudad de Tarija, de la noche a la mañana, fueron señalizadas, pulcramente pintadas y de verdad… parecía una ciudad distinta, entonces preguntamos, ¿por qué no puede ser siempre así?. Si bien se trataba de una acción de simple maquillaje para que la urbe luzca más “coqueta”, daba la sensación de “más organización” y al mismo tiempo obligaba a peatones y conductores a evidenciar que habían reglas viales que debían respetarse, aunque así debería suceder con o sin señalización.

La mayoría de las calles no tienen la demarcación en medio que establece los dos carriles de circulación y menos las variantes que indican si se puede adelantar a otro vehículo o no o desde donde se lo puede hacer o no. Menos aún las pasos de cebra que nos dicen por donde los peatones deben caminar y tampoco los cordones de las aceras que indican donde no se puede estacionar obstaculizando el viraje de otros vehículos. Las avenidas también están mal señalizadas, sólo tenemos que transitar por la de Circunvalación para comprobarlo, la doble vía a Tomatitas es otro desastre y en algunos tramos la Av. Las Américas también (para no mencionar sus diferentes nombres). Más allá de que se vea feo o bonito, esta señalización debe y tiene que ayudarnos a ordenarnos mejor, de nada sirve tenerla si no la respetamos, lo complicado en muchos casos es que la gente desconoce qué significan, para qué sirven o qué nos dicen esas marcad, ese es tema de otro análisis.

Hemos visto a la alcaldia pintar y repintar en varias oportunidades, llega una lluvia intensa, pasa poco tiempo y las señales desaparecen o comienzan a borrarse, como alguien diría…”no duran nada”, es como si estuvieran “pintadas con tiza”. De ahí surge la preocupación sobre por qué tenemos que gastar tanto dinero de los contribuyentes en pinturas y materiales que no soportan el desgaste de factores naturales como la lluvia, el viento, etc ya que más se demora en pintar y señalizar que todo lo hecho desaparece, es una tarea de nunca acabar… de pintar y de gastar. Si hasta para pintar una casa existe pintura de exteriores o interiores… ¿ será que para esto no hay materiales especialmente fabricados, preparados para resistir el tráfico y los efectos de la naturaleza, con garantía de que durarán o permanecerán por un X tiempo?, lo malo es que esta historia se repite si cesar y seguimos gastando dinero sin cesar y nuestra ciudad aparece maquillada de vez en cuando y se destiñe en un abrir y cerrar de ojos.

Editorial

¿ SE COMIENZAN A TEJER LAS NUEVAS ALIANZAS POLÍTICAS?

Muchos se sorprendieron por la reunión realizada este jueves en Tarija entre varias fuerzas políticas vigentes, la ley de organizaciones políticas hizo su efecto y las movilizó ante los tiempos cortos con los que se cuenta para presentar cualquier acuerdo o alianza. No deja de llamar la atención la presencia del jefe nacional del MNR, Luís Eduardo Siles, que junto al Departamental Jhonny Torres fueron parte del encuentro. Unidad Nacional estuvo representada por el asambleísta Cesar Mentasti, Camino al Cambio por Mauricio Lea Plaza y el ex alcalde Oscar Montes llevó el nombre de su agrupación Unir. Interesante combo que pretende consolidar un acuerdo que tenga repercusión nacional.

Las ausencias llamaron más la atención que las presencias, los Demócratas al parecer no fueron convocados y tampoco “Todos”, la joven agrupación de Adrian Oliva y Wilman Cardozo. Irónicamente fue este último el que esta semana convocó a la unidad de la oposición para enfrentar al MAS y se ganó una sarta de críticas y cuestionamientos. Otra ausencia marcada fue la del alcalde de la ciudad de Tarija, Rodrigo Paz, que oficialmente no tiene partido ni agrupación, ¿ es un “huérfano político”?, se sabe que está trabajando para conseguirla pero aún nada claro ni cierto. Paz ya no está tan cerca de Oliva como cuando se escuchaba que podían ir de la mano en la próxima elección en nombre de “la nueva generación” y está muy lejos de este bloque en el que también está su hoy archi (Ud. pónganle el nombre) Oscar Montes, que casi seguro se sale si aquel se incorpora, aunque los políticos dan para todo.

Se comienza a dibujar con mayor claridad el mapa político en Tarija, definiendo dos tendencias opositoras que creemos muy difícil puedan coincidir en una sola como se quería hace más de cuatro años atrás. Al parecer los opositores que dicen estar en la misma vereda se encuentran cada uno en esquinas distintas de la cuadra, al frente esta el MAS con sus propios problemas pero observando cómo sus rivales se ven obligados a dar la cara, identificarse, mostrarse y a casi decir hacia donde apuntan. Dicen que “guerra anunciada no mata moro” y en este caso el MAS ya ve las caras con pintura de guerra de los que tendrá que enfrentar en unos meses más en las urnas.

Editorial

MORDIENDO POLVO EN NUESTRAS CALLES

Si bien estamos en pleno 2018, todavía estamos luchando para dar el paso de pueblo del siglo XX a ciudad del siglo XXI, la ausencia de planificación distingue la historia de Tarija, el no mirar más allá, el no poner luz larga cuando se trata del desarrollo de esta urbe que ha crecido rápidamente en la última década. Hasta con los índices de migración que se registraron podía planificarse mejor… no se lo hizo y hoy sufrimos las consecuencias.

Caminando por la ciudad es posible encontrarse de todo, calles anchas con escasa señalización, callecitas que zigzaguean a pesar de no estar en el centro histórico, unas con baches por doquier, otras que parecen una mesa de billar… pero también existen las empedradas y las asfaltadas sobre piedra… y como no podía ser de otra manera, las llenas de barro y las polvorientas. Es que resulta que en época de lluvia se vuelven verdaderos lodazales, charcos inmensos que no son muy fáciles de cruzar y en temporada seca se transforman en “fábricas” de polvo, tan fino que es muy similar al talco. Cuando circula un vehículo por ahí, ese polvo se levanta y viaja entrando por todo lado, nadie se salva, ni cerrando las puertas se puede evitar. De ahí que en Tarija si Ud. quiere la casa limpia, tendrá que estar siempre limpiando y limpiando, lo negativo más allá de lo molestoso, es que a las autoridades no les preocupa en lo más mínimo que miles de vecinos tengan que padecer bajo estas condiciones de vida, mire que no hablamos sólo de barrios alejados a los que cuesta llegar por la distancia y ubicación y que el municipio no ha tenido tiempo de atender por diferentes razones, nos referimos también a vecindarios considerados “clase medieros “, supuestamente mejor atendidos… igual el polvo tiene luz verde para expandirse y triunfar. Es que si sólo vemos este tema como un problema de limpieza e incomodidad, nos equivocamos, este elemento genera mal estar en las personas, afecta el bienestar, produce deficiencias respiratorias y alergias, etc, no se trata sólo del confort de los vecinos, está comprometida su salud, se entiende si no existen recursos económicos para asfaltar todas las calles pero las autoridades deberían considerar su mantenimiento en particular en esta época en la que el cielo nos priva de sus lágrimas benditas, el regado de estas vías es más que necesario para paliar todo lo descrito, tal vez podría ser un buen destino para el agua que se trate en las misteriosas micro plantas que quiere hacer la alcaldia… esperando el día en que este problema se termine para siempre.

Editorial

OPOSICIÓN A LA CRIOLLA… CORTANDO CABEZAS

Tan distante están las fuerzas opositoras en Tarija que cuando una de ellas sale convocando a la unidad para enfrentar al Movimiento al Socialismo (MAS), las otras saltan a criticar y cuestionar, ni siquiera el mensajero se salva porque le recuerdan hasta el detalle más mínimo como para desmerecerlo o restarle crédito. Se supone que si los de oposición quieren ganarle al MAS deberían por lo menos abrir una ventana para dejar pasar la luz, se han escuchado opiniones tan radicales y descalificadoras que se podría calcular que la unidad solo es una palabra más para ellos.

Al no existir un liderazgo definido ni claro, cada quien jala para su lado y si alguien se atreve a querer tomar la iniciativa, por más que esté en la misma vereda, no tardan en querer bajarle el entusiasmo. Esa es la diferencia con el MAS, ya que el liderazgo de Evo Morales es indiscutible y es el que convoca y aglutina, es cierto que existen divergencias y cada vez más notorias en su interior pero es Evo el que pone orden en sus filas para encarar cualquier proceso eleccionario.

Mientras los opositores al gobierno pelean entre ellos y se descalifican mutuamente cuando alguien habla de unirse, en el MAS observan el espectáculo con tranquilidad porque saben que la gente también está cansada de esa clase de oposición, son conscientes de lo que pasa con ellos mismos pero el hecho de que el desgaste también les afecte a sus contrarios con iguales o peores consecuencias, parece bastarles para mirar la próxima elección con esperanza.

Editorial

SERVICIOS PARA LA GENTE ROMPIENDO LAS FORMAS TRADICIONALES

Como que todo lo no tradicional se va imponiendo y a la gente se le va ofreciendo algo diferente de lo que se ha acostumbrado a recibir, hasta en política los “outsiders” aparecen como una alternativa al clásico candidato electoral.

El mundo del transporte de pasajeros urbanos se vio revolucionado por el surgimiento de “Uber”, un sistema que permite que propietarios comunes y corrientes de vehículos trabajen como taxistas sin serlo en realidad. Cumpliendo una serie de requisitos internos, pasan a formar parte de una flota de motorizados que circulan por la ciudad y que son contactados gracias a una aplicación por internet, son vehículos normales, de cualquier color, marca y modelo, no tienen ningún distintivo especial como los taxis tradicionales, Uber es hoy un fenómeno mundial y un gran negocio para hacer dinero aunque recién comienza a ser regulado.

En cuanto a hospedaje se refiere, también surgió una opción similar, “Airbnb”, dándole la oportunidad al dueño de una casa o departamento, de rentar un ambiente o toda su propiedad. Al igual que Uber, sin necesidad de ser un hotel, hostal o algo parecido. Otra vez el internet y todo su universo es el medio a través del cual se genera la interacción para concretar el acuerdo entre el propietario y el interesado. Las críticas radican en que no existe norma que regule esta actividad y que al mismo tiempo significa una competencia no muy pareja ni en las mismas condiciones con la hoteleria establecida que realiza una gran inversión más allá de tener que pagar impuestos y una cadena de obligaciones.
En Tarija, ya se siente la presencia de Airbnb y los hoteleros protestan porque, además de estar bajo el zapato de la crisis, ésta se hace más dura si es que se le “fugan” clientes y recursos por este otro camino.

Editorial

RODRIGO PAZ: ENTRE LA ORFANDAD POR CAUSAS NATURALES O POR PARRICIDIO POLÍTICO

¿Sorprende la noticia de que el alcalde de Tarija, Rodrigo Paz, esté creando su propio partido o agrupación política?, no, definitivamente no. En estos últimos días escuchamos a Paz decir que es ” un huérfano político” y puede que no esté equivocado, tal vez todo proyecto a su alrededor no avanza, se tranca o se aleja… por alguna razón.

Recordemos que el actual alcalde fue diputado por el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) ya en el 2002, también por Poder Democrático y Social (PODEMOS) con Jorge Quiroga. Luego se vinculó a Oscar Montes y fue parte de su agrupación Unidos para Renovar (Unir), con la que fue elegido concejal primero y burgomaestre después. Es decir, tampoco a Rodrigo Paz le resulta extraño el haber pasado por varias siglas y partidos, así de versátiles y flexibles son los políticos de hoy.

Cuando rompió relaciones con Montes, junto a Francisco Rosas y Rolando Ruiz, intentaron quedarse con Unir, ya que estos dos últimos figuraban en el órgano electoral como fundadores y tenía la representación legal. Ese fue un error que le pesa más que toda su cuestionada gestión, ya que gran parte de la ciudadanía lo asumió como una “traición” a su mentor, que fue el creador de esa agrupación, eso nadie lo duda, entonces apareció Paz tratando de arrebatársela a quien lo hizo concejal y presidente del concejo municipal por cinco años y encima, también alcalde. Lugo fue el propio tribunal electoral el que puso las cosas en orden y ratificó la ligazón de Unir a Oscar Montes. De ahí en adelante se especuló mucho con el futuro político de Paz por dos factores a considerar… su gestión que iba de más a menos y la carencia de un instrumento político para participar en las elecciones próximas. Su cercanía con el gobernador Adrian Oliva y varios discursos, comentarios y actitudes de por medio, hacían ver que caminarían juntos bajo un mismo paraguas pero fue la autoridad Departamental la que se alejó de la municipal por la caída en picada en la aprobación de su gestión y las denuncias que suman y siguen, sobre supuestas irregularidades y sobre precios en obras millonarias muy cuestionadas por el pueblo, en las que Paz no quiso ni escuchar ni ceder, lo que también despertó muchas susceptibilidades sobre las razones por las que el alcalde no aceptó ni acepta parar ni modificar y mucho menos, tirarse atrás en ninguna de ellas. Hoy se espera el pronunciamiento legal para saber si Rodrigo Paz cuenta o no con su propia agrupación, aunque todavía hay quienes no saben si de verdad es un huérfano político por muerte natural de sus opciones políticas alrededor o por haber cometido una especie de “parricidio político”.