SAB
ENE
19
SAB
ENE
19

Violación múltiple, mujeres exigen justicia transparente






11 enero, 2019

Erbol

Según datos de la Fiscalía Especializada para Víctimas de Atención Priorizada (FEVAP), en Bolivia se produce una violación cada cuatro horas en promedio y como si no fuera suficiente, estos datos corresponden únicamente a los casos denunciados de manera que es fácil imaginar que la cifra real puede ser mucho mayor.

De acuerdo con las estadísticas que se manejan en la fiscalía general el 25% de estos casos se produjeron en La Paz; en Santa Cruz está el 24%; en Cochabamba el 13% de los casos. Logrando concentrar el 62 % de los casos a nivel nacional solo en los departamentos del eje troncal.

Si bien estos son datos fríos que no reflejan el sentir de las víctimas o sus familias, tal vez esto muestre la impotencia de muchas mujeres que reclaman por una administración de justicia más justa para estos casos, sancionando a los responsables, devolviéndoles algo de dignidad a las mujeres y no re victimizándolas.

Y si bien todos han celebrado y brindado por este nuevo año que inicia, la realidad nos da un puntapié y nos hace notar que las cosas no van tan bien.

Cinco jóvenes, cuatro de ellos mayores de edad, Carlos Alejandro Saavedra Saavedra, Jorge Andrés Justiniano Parada, José Antonio Rosales Franco y Alejandro Pinto Viruez, finalizaron el bachillerato, pero en lugar de preparase para su futura formación profesional son acusados de haber cometido un hecho aberrante que se investiga y se convierte en un caso de violación en el que se denuncia hostigamiento a la justicia y la familia de la víctima.

Este reportaje elaborado por Lourdes López sobre este hecho visibiliza una vez más la violencia ejercida contra la mujer.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Un primer acercamiento se dio entre la Gobernación con el Ministerio de Salud para la implementación del SUS con la buena nueva de que el Susat se mantendrá con vida, e incluso hay promesas de que sea fortificado.

RESTA

La ciudad de Tarija no está preparada para afrontar una simple lluvia. Las calles con solo minutos quedan inundadas con malos sistemas de desagües y el servicio de energía eléctrica que se corta con los primeros vientos.