4 cosas saludables que pasarán si sumerges tus pies en vinagre por 15 minutos

5

BIOGUIA

El vinagre, además de ser un ingrediente de cocina, también tiene muchas más aplicaciones que muchos desconocen pero que facilitan muchas situaciones domésticas, como desodorizar algunas esquinas o incluso como remedio casero.

Además, existen los baños de vinagre para los pies, que son exactamente lo que parecen y consisten de sumergir los pies en una mezcla con vinagre durante unos minutos para aprovechar sus beneficios.

Estas son 4 cosas inesperadas que sucederán cuando tomes un baño de vinagre para tus pies.

[También podría interesarte: 3 tratamientos naturales hidratantes para suavizar la piel de los talones]

Fuente: Shutterstock

Desinflama y alivia los pies cansados

Para aliviar tus pies adoloridos, lo mejor que puedes hacer es sumergirlos en vinagre. Solo necesitas agua, vinagre, sal marina, sal Epsom y lavanda seca.

Calienta el agua a una temperatura soportable para tus pies y agrégala en un contenedor para sumergir los pies. Luego agrega los otros ingredientes en el agua, sumerge los pies por 15 minutos y relájate.

Mejora el aspecto y salud de la piel

El vinagre te puede ayudar a tener pies más cuidados y hermosos, ya que elimina las desagradables grietas en los talones y las zonas callosas.

En un recipiente grande mezcla vinagre blanco, agua y un aceite esencial de tu preferencia, sumerge los pies por 15 minutos y luego usa una piedra pómez para remover suavemente las células muertas.

Te libera del pie de atleta

Uno de los ingredientes más apropiados para tratar este problema es el vinagre, que disminuirá los síntomas de picazón y ardor causados por este sarpullido.

Solo necesitas mezclar en agua tibia vinagre blanco destilado y una cucharada de sal. Deja los pies sumergirse en el agua durante 15 minutos, sácalos, sécalos y luego agrega vinagre blanco puro sobre las áreas afectadas para potenciar el efecto.

Mantiene los hongos (¡y el olor!) a raya

Los hongos son un problema muy grave, pero si mezclas agua tibia con vinagre e introduces los pies durante 15 minutos, el pH de las uñas se equilibrará y se volverá más saludable, además de aliviar los dolores y las inflamaciones.

[También podría interesarte: Tu personalidad al descubierto por la forma de tus pies, ¿cuál es la tuya?]

No todo el tiempo

Todo lo anterior suena muy bien y es un gran incentivo para probar este tratamiento. Ahora, las contraindicaciones. Si bien los baños de vinagre pueden ser extremadamente útiles cuando los llevas a cabo ocasionalmente, su aplicación regular puede causar erupciones en la piel, y debes evitarlo.

Si tienes heridas abiertas, arañazos o cortes en los pies, no utilices el baño de vinagre para los pies. Si tienes diabetes u otras enfermedades que afectan el flujo de sangre a los pies, ten mucho cuidado cuando se tiene un problema en el pie.

En general, necesitarás la recomendación directa de un médico para realizar un baño de vinagre, así que no es algo que debes tomarte a la ligera. Si por alguna razón este método no es recomendable ara ti, infórmate sobre métodos distintos y consulta con un especialista.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.