JUE
DIC
13
JUE
DIC
13

Estamos dejando de prestar atención a la realidad






16 noviembre, 2018

ECOOSFERA

Estamos dejando de prestar atención a la realidad (y el Internet está haciéndose rico con 1 minuto de tu tiempo)

Sobre la economía de la atención, lo mucho que gana Internet con 1 minuto de tu tiempo y qué podemos hacer para sobrevivir cognitivamente al bombardeo mediático.

Cada vez nos es más difícil poner atención. Probablemente, al tiempo que lees esto estás pensando en revisar los likes en tu última publicación de Facebook, o en responder un Whats. Y parece completamente normal. Pero para tu psique no lo es.

Ahora que la información y el conocimiento discurren por todos lados libremente, es cuando menos podemos aprovecharlos verdaderamente. No somos partidarios de que se lucre con el conocimiento, pero pareciera que había algo más mágico y cognitivamente funcional en tener que decidir con cuidado el próximo libro que nos compraríamos, o si tendríamos la suscripción para un periódico.

Las generaciones pasadas no tuvieron todo a su disposición. O por lo menos, no tanto. Valoraban más lo que estudiaban y se involucraban más con temas en específico.

Pero esta dispersión no es sólo producto de nuestras decisiones individuales. Existe una cultura “multitareas” que nos ha hecho mucho daño, y nos ha alejado de la posibilidad de experimentar lo que la psicología llama “estado de flujo. El flujo es un estado psicodélico natural, al cual se llega cuando perdemos la noción del tiempo por estar concentrados en una sola tarea. Es algo que experimentaba Newton al escribir y Miguel Ángel al pintar: un estado al que cada vez menos personas podemos acceder.

A esto hay que sumar que existen cientos de tácticas y herramientas tecnológicas que están siendo usadas para llamar nuestra atención. A esto se le llama “economía de la atención, y es la parte de la economía que gana dinero a partir de clics, de views y del tiempo que le dediques, por ejemplo, a ver un video.

Las más grandes compañías de Internet están compitiendo ferozmente por tu atención.

Esto es lo que sucede en 1 minuto en Internet (y que genera miles de millones de dólares).

Nos enfrentamos, pues, a un problema inédito para nuestras capacidades intelectuales. Porque el cerebro está primigeniamente acostumbrado a rechazar la distracción como una amenaza.

Según el neurólogo Adam Aron, de la Universidad de California, el sistema en el cerebro que detiene nuestro movimiento corporal también interrumpe la cognición. Cuando activamos esos sistemas, interrumpiendo abruptamente nuestras acciones a lo largo del día, estamos debilitando nuestra capacidad de concentración paulatinamente. Perder la capacidad para concentrarnos afecta nuestra memoria y nuestra capacidad de retención.

 

¿Cómo volver a poner atención a nuestra atención?

Afortunadamente, los mismos procesos cerebrales también suceden a la inversa: podemos fortalecer nuestra concentración. Y también nuestra memoria, con interesantes métodos que resultan hasta divertidos y estimulantes.

Por otro lado, es importante que sepamos que la vida no siempre fue así. Y que si bien es difícil, por ahora, escapar al bombardeo de la economía de la atención, o desarraigar de nuestro actuar ciertas ideas y actitudes, es posible trabajar paulatinamente en mejorar la concentración.

Antes que nada, tenemos que encontrar una actividad que esté fuera de todo parámetro externo a nuestros deseos y pasiones. Una actividad que nos llene de satisfacción y que nos produzca el efecto de flujo: en la cual el tiempo pase sin darnos cuenta y sin que sintamos necesidad por hacer otra cosa. Esta tiene que ser una tarea lo suficientemente retadora, pero que no sobrepase nuestras habilidades. Y de preferencia, que nos lleve algún tiempo hacerla.

El tipo de actividades idóneas son las manualidades –que son una forma de meditar en movimiento–, el dibujo, la pintura, tocar música. Y también los deportes, como escalar. De preferencia, debe ser algo orgánico, que te aleje de la tecnología.

 

También puedes probar estos 5 hacks:

  1. Meditación mindfulness a diario, antes de iniciar tu día.
  2. Quitar las redes sociales de tu teléfono: hacerlas lo menos accesibles que puedas. Existen apps que te pueden ayudar, como Simple Blocker.
  3. Dominar tu tiempo: crea pequeños rituales que puedas realizar en momentos de ansiedad, con el propósito de alejarte de las peores distracciones. Puedes hacer origami, escribir lo que sientes, continuar con la novela que estés leyendo o sólo tomar un té con tranquilidad.
  4. Hacer planes de estudio; así evitarás leer cualquier cosa y desgastarte innecesariamente. Puedes hacerlos por mes, y elegir un tema que te apasione.
  5. Estimular la atención: comer alimentos que promuevan la salud cerebral y un mayor enfoque.
SACA PUNTAS

mas
SUMA

La escritora francesa, Isabelle Combès, quien tradujo el libro “Viaje en el Sur de Bolivia” de Hugues A. Weddell, hará la presentación oficial de este trabajo hoy en la noche a las 19:00 en el salón del Convento Franciscano.

RESTA

Bolivia está entre los 10 países del mundo que más deforestan”, fue el titular del artículo de la Cámara Forestal, que explicaba de que las principales causas son la quema para ganadería como agricultura.