LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

Bolsonaro reveló frente a evangélicos que quiere ser un “pacificador” en Brasil






4 noviembre, 2018

El Comercio

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, reiteró que quiere gobernar para todos y ser un “pacificador”, durante su participación en un culto evangélico en Río de Janeiro, en el que también le atribuyó su victoria a Dios.

Bolsonaro se expresó ante cuatro mil fieles y manifestó que su objetivo es seguir los pasos de Luis Alves de Lima e Silva, duque de Caxias, que lideró las fuerzas brasileñas en la Guerra del Paraguay y patrón del Ejército.

“A partir del año que viene seré el presidente de todos. Queremos sí seguir los pasos de Caxias, el pacificador. Con alma libre, teniendo a Dios encima de todos y buscando atender a todos los que lo necesitan”, afirmó Bolsonaro durante su discurso.

El capitán de la reserva del Ejército subrayó que su victoria en las urnas, hace siete días, fue “decidida por Dios”.

Bolsonaro participó en el culto de la Iglesia Batista Atitude, en Río de Janeiro, la cual frecuenta su esposa y futura primera dama, Michelle Bolsonaro, quien profesa la religión evangélica.

El mandatario electo es católico, pero en los últimos años ha estrechado sus vínculos con las influyentes iglesias evangélicas y hace dos años viajó a Israel para ser bautizado en el río Jordán, de gran simbolismo para los seguidores de esta corriente cristiana.

El militar ya había participado en un culto esta semana, en su primer acto público tras vencer los comicios, y afirmó tener “certeza” de que “no es el más capacitado”, pero que “Dios capacita a los escogidos”.