DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

Mesa arma equipo propio con jóvenes cruceños y promete no caer en cuoteos






27 octubre, 2018

El Deber

Carlos de Mesa estuvo unas horas en Santa Cruz de la Sierra para presentar a su ‘equipo de trabajo’.

En la sala más chica de un hotel de cinco estrellas, el candidato presidencial del Frente Revolucionario de Izquierda navegó por un mar de camisas tan blancas como las hojas no escritas y las paredes de las casas de pueblo antes de las elecciones, y aseguró que no solo se trata de ganar las elecciones, sino para construir un proyecto nuevo: “Se trata de recuperar la democracia como concepto, que fue aquello que heredamos del 82, para no repetir el cuoteo del primer periodo democrático, ni la hegemonía absolutamente excluyente del actual Gobierno, sino para construir una democracia de verdad, de todos, una democracia de ciudadanos”, dijo al concluir su discurso.

A diestra y siniestra había jóvenes y su anfitrión, Gustavo Pedraza, que fue su ministro en su gobierno y que fue imputado con él en el caso Quiborax. De Mesa lo llamó su “representante” en Santa Cruz de la Sierra. Él fue el encargado de abrir la presentación.

Fue el único que recordó algo parecido a una militancia partidaria durante la mañana. De Mesa y sus seguidores quieren casi borrar la idea de partido político de su campaña.

En el cartelón que había detrás del equipo que estaba siendo presentado, el logo del FRI era apenas un óvalo de no más de 10 centímetros de ancho. Mucho más grande estaba el lema de campaña, Gobierno de ciudadanos.

Ni siquiera tenía los colores del partido fundado por Motete Zamora. La frase tenía escrita en rojo y verde, los colores de la bandera de La Paz.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.