DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

4 infecciones comunes que podrían provocarte cáncer cérvicouterino






27 octubre, 2018

Cultura Colectiva

Comienza a prestarle atención a cualquier infección vaginal que presentes, pues su relación con el cáncer es mas común de lo que crees. Cuando pensamos en las causas del cáncer, lo primero que aparece en nuestra cabeza es el tabaquismo o la herencia genética; sin embargo, las infecciones no aparecen ni tantito en nuestro panorama. Déjanos decirte que una infección vaginal también puede influir y bastante.

Los expertos afirman que las infecciones vaginales provocan una gran cantidad de casos de cáncer, los cuales se podrían evitar si pusiéramos más atención en prevenir este tipo de infecciones. Las cifras son verdaderamente de espanto, para que te des una idea, en 2012 se publicó un estudio en la revista The Lancet Oncology el cual indicó que el 16.1 % de todos los casos de cáncer se deben a alguna infección. Dentro de las infecciones más recurrentes se encuentran las infecciones vaginales, estas se producen cuando se altera el equilibrio natural de la vagina y se convierte en el ambiente perfecto para el aumento excesivo de hongos, virus y bacterias.

La doctora Katiusca Hernández, especialista en Ginecología y Obstetricia, expresó para el sitio extra.ec que “quienes se encuentran entre los 20 y 50 años, además de las embarazadas y las pacientes con diabetes son más propensas a padecer una infección vaginal”. Si presentas algunos de estos síntomas es mejor que visites a tu médico porque se podría tratar de una infección vaginal:

-Mal olor

-Comezón

-Ardor

-Molestias al orinar

-Molestias al tener sexo

Hay varios tipos de infecciones vaginales que actualmente matan a miles de mujeres en el mundo, aquí te los enlistamos y te explicamos de qué van.

1. La bacteria Helicobacter pylori (H. Pylori)

Fue la primera bacteria en ser identificada como responsable de provocar un cáncer. No hay vacunas disponibles para evitar esta infección, pero existen tratamientos con antibióticos que consiguen eliminarla una vez que se ha contraído.

2. El Virus del Papiloma Humano (VPH)

Es la infección que más se relaciona directamente con el cáncer cérvicouterino, en realidad casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son causados por el VPH. Este virus puede detectarse en sus etapas iniciales e incluso prevenirse con pruebas rutinarias para su detección. Una de esas pruebas es el Papanicolau, detecta los cambios en las células cervicales causados por la infección VPH.

3. El Virus de la Hepatitis B (VHB)

La hepatitis es una enfermedad del hígado causada por la infección de un virus, los resultados son intensos dolores en el hígado, hinchazón y enrojecimiento. Incluye síntomas como vómitos, diarrea, pérdida de apetito, amarillez en los ojos, dolores de articulaciones y dolor en el lado derecho del cuerpo. Existen vacunas efectivas para prevenir esta infección; sin embargo, la principal vía de transmisión de esta infección es la sexual, el uso del preservativo puede reducir el riesgo de contraerla.

4. Virus de la Hepatitis C (VHC)

En el caso de esta infección, aún no hay vacunas disponibles para evitarla; sin embargo, existen tratamientos con antivirales que consiguen eliminarlas una vez que se han contraído. Esta hepatitis se transmite a través de la sangre, se estima que hay 71 millones de personas con esta infección y un número importante de estas personas desarrollan cáncer o cirrosis.

Para prevenir las infecciones en tu zona genital es importante tener un aseo correcto, utilizar ropa interior de algodón, tener sexo seguro y acudir con tu ginecólogo con regularidad, pues factores como el embarazo o la alteración hormonal puede generar cambios y propiciar alguna infección.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.