JUE
NOV
15
JUE
NOV
15

joven colombiano que se suicidó tras ser abusado por curas de su colegio






22 octubre, 2018

El Comercio

No hay día en el que Patricia Osorio no se tropiece con algo que le recuerde a su hijo Daniel Eduardo y el drama que vivió durante cerca de nueve años. Cada vez que pasa frente al cuarto de Daniel y ve la cama, la ropa y todas aquellas cosas que con mucho celo cuidaba, ella se siente embargada por la tristeza.

Eso le trae de inmediato muchos recuerdos, desde cuando Daniel era niño, de cómo se entendía con su hermana y hasta de las cosas que lo motivaban… Pero también aparecía un dolor inmenso, “indescriptible”, dice. Llegan a su mente el drama que vivió su hijo desde los 12 años y que, finalmente, lo llevó a tomar una decisión radical: acabar con su vida.

“Se me acabó la vida y lo único que clamo es justicia, que salga todo a la luz”, asegura Patricia, quien dice que nadie más que una madre sabe lo que duele perder un hijo, y más como ocurrieron los hechos. “Yo he asistido a terapias con psicólogos, pero eso no es suficiente. Una cosa es observar y otra es vivirlo”.

Ella incluso ha pensado en cambiar de apartamento, para no tener que vivir en todo momento con tantas cosas que le recuerdan a Daniel. “Yo tengo la idea de cambiarme, porque me causa dolor ver donde él dormía, donde comíamos, ver sus cosas. No es por otro motivo”, advierte esta mujer que asumió las riendas de su hogar cuando sus dos hijos aún eran bebes. Pero luego reflexiona y dice: “Eso tampoco será una cura”.