MAR
DIC
18
MAR
DIC
18

Un riesgo y a la vez un orgullo el ser policía en Tarija






1 octubre, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriodico-octubre 01/ 2018 )
“Ser policía es un riesgo, porque hoy sales y a la tarde pude ser que ya no vuelves, pero para afrontar eso hay que tener mucho cuidado y fe en Dios”, así responde el cabo Cresencio Perales Almazán, cuando se le pregunta por su oficio.
Él tiene 58 años de edad y ahora pasó al servicio pasivo de la institución verde olivo, junto a otros más de 30 efectivos, tras 35 años de servicio.
Cresencio manifestó que una de las experiencias más difíciles que tuvo, fue cuando lo designaron a la cárcel de Morros Blancos, resulta que cuando cumplía su servicio fue acusado por las instituciones veladoras de los derechos humanos de golpear a los reos; sin embargo, tras dos años de proceso no le demostraron tales acusaciones y fue el mismo Comando General de la Policía que con un memorando le absolvió de toda culpa.
De la misma manera, cuenta que trabajar en aquel lugar es uno de los riegos que tiene un policía, pues él fue amenazado en varias ocasiones por los privados de libertad, sólo por el simple hecho de no hacerles caso en sus demandas.
“Ellos piden plata, o que les hagas pasar un trago, o alguna droga, pero como uno no hace caso, te amenazan”, añade.
Recuerda también aquella vez que estando designado al Control Operativo Aduanero (COA) fue “atropellado” por un grupo de personas, que los atacaron simplemente por haber detenido dos camiones con productos de contrabando que ellos querían hacer pasar.
“Fuimos acorralados por la gente civil, como delincuentes, sólo porque detuvimos dos camiones y ellos los querían liberar para que pasen a la ciudad. Esto fue a la altura de Santa Ana, entonces, ellos nos golpearon, nos tiraron con piedras, nos pegaron, pero fuimos salvados con el apoyo de la misma Policía”, añadió.
Sin embargo, el riesgo contra su vida no es toda la parte difícil que un policía debe afrontar, puesto que el pasar gran parte de su vida, lejos de la familia, es otra de las duras experiencias que deben sobrellevar en su afán de servir a la sociedad.
“Es muy triste, porque yo me perdía dos a tres meses, medio año, volvía por horitas a la casa, pero de un rato a otro te llaman y tienes que salir otra vez. Por todo esto incluso tuve reclamos en mi familia y hasta amenazas de divorcio, pero pasamos todo y ahora estoy tranquilo, en mi casa, con mi familia; estoy tranquilo porque cumplí como se debe en 35 años de servicio”, apuntó.
Asimismo, contó que egresó de la Escuela de Policías de Tarija en 1982 e inmediatamente fue destinado a Sucre, donde estuvo dos años. Luego volvió a Tarija por dos años, de aquí lo destinaron a Yacuiba ocho años y después le mandaron a Bermejo por otros dos años más. Después fue asignado a casi todas las provincias y comunidades del departamento como el Valle de la Concepción, San Andrés y Padcaya, entre otras regiones.

Cresencio dice estar orgulloso de lo hecho en la institución del verde olivo, se lo nota más orgulloso de lo que lograron sus hijos, puesto que una de sus hijas ya es licenciada en enfermería, su otro hijo es ingeniero de sistemas y la última de sus hijas está estudiando en el colegio.

Policía jubilado
Otro de los policías que se jubiló la anterior semana es el sargento Elías Castro Calla, de 59 años de edad, que también cumplió sus 35 años de servicio. Con una vida institucional un poco más tranquila que la de Cresencio, cuenta que empezó su servicio como miembro de Orden y Seguridad, luego recorrió casi todas las provincias de Tarija y se asentó por 20 años como guardia en el aeropuerto Oriel Lea Plaza.
Recuerda que le tocó estar en la toma del aeropuerto por parte de la juventud cívica tarijeña, cuando se registraron los enfrentamientos en el mercado Campesino, y dice que en aquella ocasión llegó a temer por su vida, pues la terminal aérea no estaba muy resguardada.

Pese a ello, dice que era los ojos y oídos del comando, pues estaba en permanente contacto con el Comando Departamental de la Policía, inteligencia y la guarnición militar.
“Yo estoy conforme con haber cumplido con mi servicio, tengo sólo una hija y ahora estoy muy orgulloso y contento de lo hecho”, finalizó.(eP)

EL APUNTE
El trabajo para brindar seguridad a la población

La Policía Nacional de Bolivia es la principal fuerza de seguridad del Estado Plurinacional de Bolivia y fue creada el 24 de junio de 1826 en el gobierno de Antonio José de Sucre con el fin de resguardar al Estado. Hoy, al cumplir 192 años, la ciudadanía ve las acciones de la policía de regular y otros con cierta desconfianza. Pero también, hay personas que reconocen la labor de la policía, quienes exponen sus vidas en el cumplimiento de su deber: Dar seguridad ciudadana.
Las acciones de la policía boliviana, está basada en principios, valores éticos y morales, que velan por la seguridad ciudadana, realizando acciones preventivas dentro la sociedad civil en franco compromiso de conservar el orden público y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio nacional. (eP)

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Alcaldía y los comerciantes llegaron a un acuerdo para instalar la feria Navideña en el Parque Temático.

RESTA

El reordenamiento en la Parada al Norte se agrava y carece de un control. Durante todo el día se encuentran parqueados minivans que prestan servicio hacia Camargo, Tupiza, Villazón y Potosí.