MIE
NOV
14
MIE
NOV
14

Un Concejo dividido decide el presupuesto municipal






10 septiembre, 2018

Jesús Vargas Villena/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-septiembre 10/2018) Cuando fue electo el año 2015 el alcalde Rodrigo Paz Pereira, con más del 59% de apoyo del electorado y 7 concejales de la fuerza que lo postuló Unidos Para Renovar (Unir), parecía que la gobernabilidad en el municipio de Cercado, no corría ningún riesgo en los posteriores cinco años de gestión.

La elección de la directiva del Concejo reflejó aquello con una votación contundente de 8 votos contra apenas 3. Además, de los 7 concejales que había ganado Unir, se sumaba la fuerza aliada Unidad Departamental Autonomista (UDA), que había conseguido un concejal, Alan Echart Sosa.

Los 3 concejales opositores del Movimiento Al Socialismo (MAS), no podían hacer fuerza ante tan contundente votación, con una realidad muy alejada de lo que ocurría en la Asamblea Departamental, a una cuadra más delante de distancia, donde esta organización era mayoría.
Aquella primera directiva del Concejo estuvo encabezada por Alfonso Lema Grosz, de presidente y Ruth Ponce como vicepresidente.

Conforme fueron pasando los años, empezaron las disidencias y la agrupación Unir, terminó por desunirse.

Los principales aliados, Rodrigo Paz Pereira y Oscar Montes Barzón, alcalde con exalcalde, terminaron por sacarse todas su diferencias, algo inesperado hasta entonces.
La relación de ambos no solo se basaba en la última campaña electoral, venía de una gestión atrás cuando Oscar Montes fungía como alcalde, y Rodrigo Paz, como presidente del Concejo, avalando prácticamente todos los proyectos del ejecutivo.

O podría decirse incluso, que la relación viene de mucho más atrás, de cuando ambos cantaban al mismo tono del gallo, del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).
Este partido político llevó a Oscar Montes a la Alcaldía tarijeña por primera vez en el año 2000, cuyo líder histórico es Jaime Paz Zamora, padre de Rodrigo.

“Una traición”, calificó Montes al distanciamiento que se dio con Paz, mientras que el alcalde en primera instancia, indicó que no hablaría de ese tema, pero sí apuntó irregularidades y procesos penales en contra de la anterior gestión por presuntos casos de corrupción.
Dos bandos al interior de Unir empezaron una disputa en el Tribunal Electoral Departamental (TED) por la titularidad de esta fuerza. La disputa repercutió en el Concejo, donde Francisco Rosas Urzagaste, trató de validar su cargo de presidente de Unir, en contra del otro bando liderado por Montes.
Rápidamente se desligaron de la gestión dos concejales de Unir, Ruth Ponce, esposa de Montes y Alberto Valdez, fortificando una oposición que hasta entonces era endeble.
Rosas fue uno de los principales defensores de la gestión de Paz ante las críticas de los simpatizantes de Montes, pero finalmente, la titularidad de Unir quedó a favor del exalcalde.

Lema siguió ganando en el Concejo por dos gestiones más, pero el embate llegó el 2018. Unir se siguió resquebrajando y las denuncias contra proyectos denominados “estrellas” de la gestión, terminaron por romper la buena relación existente al interior del pleno.
Rosas se distanció de la gestión de Paz y la balanza cambió su peso.
El alcalde se quedó al interior de la Alcaldía sin un partido político y los concejales afines pasaron a ser nombrados como “disidentes de Unir”, siendo cuatro, quienes todavía cuentan con el apoyo del voto de su antiguo aliado: UDA.

Del otro lado quedó Unir con el MAS, llegando a ser la oposición de 6, consiguiendo por primera vez ser mayoría, a lo que el alcalde tildó como un “golpe municipal”, tras el cambio de directiva, precisamente a la cabeza de Francisco Rosas.
“La vara ha quedado muy alta en el Concejo”, analizó el concejal Valmoré Donoso Zambrana, quien es parte de los denominados disidentes de Unir.
Según Donoso, con la anterior directiva aprobaron proyectos de relevancia que cambiaron la visión de la ciudad, mientras que la actual, no aprobó una sola normativa a favor del municipio.

En contraste, Rosas explicó que en esta gestión, el Concejo está realizando una verdadera fiscalización a los diferentes proyectos que encara el ejecutivo, con la finalidad de que los servicios básicos sean la prioridad por encima de las obras millonarias.
Bajo este pesado debate político, el Concejo debe definir el futuro de los recursos municipales para la gestión 2019. (eP).
Los datos
Las fuerzas que componen el Concejo de Tarija son: Unir con 7 concejales, MAS con 3 y UDA con 1.
De los 7 concejales de Unir, solo 4 apoyan la gestión del ejecutivo municipal.
elApunte
MAS: De observadores a definidores
Con solo 3 concejales ante 8 votos, era difícil conseguir un cargo importante en la directiva u observar cualquier proyecto desde el ejecutivo.
Pero el conflicto de Unir, hizo que esta organización política tenga importancia en la toma de decisiones, aunque también vivió momentos complejos, pues no todos sus concejales votaron en bloque, hubo disidencias que también marcaron a esta bancada.
Pese a las divergencias que hubo en el camino, el MAS, ahora tiene un rol importante en la directiva y un poder de voto valioso, algo impensado al inicio de la gestión.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Entidad Municipal de Aseo de Tarija, dispuso realizar un cambio de horario en el servicio de recojo de basura en los barrios del centro de la ciudad, con el fin de evitar conflictos y nudos viales como viene ocurriendo a la fecha.

RESTA

El insulto y la incitación a la violencia por parte de la dirigente gremialista de Villa Montes, Gaby Gandarillas, en contra de los tarijeños, o mejor dicho de sus hermanos del mismo departamento. Para colmo, la dirigente mostró en sus declaraciones una fuerte falta de conocimiento respecto a la producción de hidrocarburos.