DOM
SEP
23

AGUAS MORTALES






2 septiembre, 2018

Se convirtieron en la opción más simple para arrojar los desechos humanos a algún lado, por no poder tenerlos al lado. En la medida que atraviesan la ciudad, pasan por diferentes barrios y su recorrido es de varios kilómetros, son el inodoro natural para zonas amplias de esta urbe, carente de saneamiento básico. Ante la necesidad creciente, no se tuvo mucho problema para que las aguas negras enturbien las de las quebradas, que en otro tiempo significaban vida por la limpieza y transparencia que se evidenciaba en su trayecto. Hoy eso ha cambiado de manera radical, las quebradas presentan índices elevados de contaminación al punto de no servir ni siquiera para riego, ni que decir para consumo humano. En ellas la vida se esfumó hace tiempo, esa mezcla hostil e insensata de diferentes productos usados por el hombre, lograron matar la fauna que había, lo grave es que desembocan en el río Guadalquivir ayudando a incrementar su ya peligroso grado de contaminación y es ese río que se usa para regar cultivos de legumbres, hortalizas y tubérculos que nos sirven de alimento.
No existen tareas definidas ni conocidas que se hayan pensado y menos aplicado, para limpiar las aguas de las quebradas, para revertir su muerte inminente ante la inacción, por el contrario, las seguimos llenando de basura, desechos y todo lo que no nos sea útil, apostando inconscientemente por dolencias que nos afectarán en poco tiempo más. No mirar ni atender esta dramática realidad es no querer comprometerse con el futuro de Tarija.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La propuesta realizada por el Sedeges para que la ropa incautada por la Aduana Nacional en los últimos operativos efectuados en la ciudad de Tarija sea donada a los hogares de acogida, como a los sectores más vulnerables del municipio.

RESTA

Siguen los chaqueos con la complicidad de las mismas comunidades campesinas que tratan de encubrir a los responsables de los incendios que son registrados, mismos que ponen en riesgo el medio ambiente e incluso la vida de los habitantes de estas zonas.