LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

EXPEDIENTES APILADOS Y ESPERANZAS POR LOS SUELOS





28 agosto, 2018

La administración de justicia adolece de muchas falencias, en Tarija no es la excepción, también se puede hablar de retardación, de pesadez en el trámite de las causas, de denuncias por todo, etc… son elementos a tomar en cuenta cuando se toca este tema. En estas últimas semanas escuchamos a representantes de este Poder del Estado hablar acerca de la necesidad de contar con una nueva infraestructura, más amplia, mejor construida, mejor ubicada y que sirva para brindar comodidad tanto a litigantes como a quienes trabajan ahí. No es una idea descabellada, el edifico actual tiene más de treinta años y ha sido rebasado en su capacidad. El crecimiento vegetativo de causas va en directa proporción con el aumento de la población y, de hecho, somos muchos más que hace treinta años y no solo eso ha cambiado, el haber entrado en una etapa en la que la oralidad de los procesos exige más en todo sentido, contar con más espacios físicos es una demanda urgente. Incluso la ubicación de estas oficinas representa un gran problema en una urbe sin planificación y con un tráfico muy desordenado, por sus propias características, es un lugar con mucha afluencia de personas, entrando y saliendo todo el tiempo, es un lugar que atrae protestas y manifestaciones que bloquean las calles adyacentes y ocasionan un grave perjuicio. Es una de las razones por las que “todas” las líneas de micros quieren pasar, y pasan, por la calle Bolívar, sobre la que están decenas de bufetes de abogados. Quienes tienen sus viviendas por la zona, viven de los alquileres, edificios se construyeron solo para rentar oficinas, es decir, son muchos los intereses creados alrededor del palacio de justicia y los que lo convierten también en un imán que complica la existencia en pleno centro.

Según la información que se conoce, existiría un convenio suscrito con la alcaldía municipal de Tarija para la cesión de terrenos y la predisposición del concejo para concretar este proyecto pero hasta ahora todo se queda en buena voluntad, no se avanza mucho y es posible que los recursos dispuestos para encarar esta obra también se dispongan en otra en una región diferente, en la que estas situaciones se resuelven más fácilmente. Hemos visto al activo presidente del Tribunal Departamental de Justicia, Dr. Hermes Flores, visitar medios de comunicación y tocar varias puertas. Se pretende contar con un terreno de 8000 mts2 aproximadamente, en una zona alejada del centro de la ciudad que cuente con todas las comodidades, comenzado por estacionamientos para los vehículos. Que permita terminar con la imagen que hoy queda en la retina cuando vistamos un juzgado… expedientes en el suelo, unos encima de otros, sobre escritorios, en los estantes y donde se pueda. Salas de recepción que con tres personas no dan más y audiencias que se realizan en el mismo despacho del juez. Ni hablar de los baños, para quienes no trabajan en el Palacio, no hay, así de claro, ni siquiera para los que están en una audiencia. Los mingitorios que hay son para los funcionarios judiciales y no abastecen, una situación que raya en lo vergonzoso. Se trata como podemos ver, de un lugar donde se administra justicia en precarias y lamentables condiciones… ¿hasta cuándo ?