SAB
ENE
19
SAB
ENE
19

UN PUEBLO AGRADECIDO Y DE PROFUNDA FE





25 agosto, 2018

Algo que no se puede poner en tela de juicio es que el pueblo tarijeño es profundamente creyente y religioso, se manifiesta de maneras increíbles, su fe brota y contagia. Es que estamos en un mes muy especial, el de las dos festividades más fuertes y arraigadas, Chaguaya y San Roque, el corazón del pueblo late más rápido y la respiración se entrecorta, Tarija se viste de gala en su homenaje al santo y a la Virgen.

El ritmo melancólico pero airoso de los chunchos ya se siente en la ciudad, van de un lugar a otro, acompasados, cubiertos, ocultando su identidad, es la fiesta grande, la que hace temblar, la que hace vibrar, la que integra y une al pueblo, la que lo acerca. Todo conduce al gran encierro, una jornada maratónica de devoción… al igual que el segundo viernes después del 15 de agosto, Tarija se detiene, en el tiempo, en el recuerdo, en la tradición y en la fe… miles vestidos igual pero diferente, bailan como una promesa inexcusable, los mueve la fe y no existen fronteras ni límites ante eso… el canto lleno de pasión, tristeza y futuro, los despide hasta el próximo año, un pueblo detenido en el tiempo, por algunos días, por alguna horas.

Sin importar el frío y su crudeza, decenas de miles, muchos con la mirada en el compromiso asumido, comienzan ese largo trayecto que ya es un reto en si. Llegar hasta los pies de la Virgen de Chaguaya hace olvidar largas, eternas horas de caminata, soportando el frío, más intenso mientras más se avanza, más duro y desafiante con el transcurrir de las horas. Las gentes van motivados por esa promesa, renovable cada año, que lleva a superar el dolor, el cansancio, el hambre y el frío. No queda más que seguir adelante con la responsabilidad de llegar, de poder, de vencer la adversidad gracias a un motor único que es la fe.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Un primer acercamiento se dio entre la Gobernación con el Ministerio de Salud para la implementación del SUS con la buena nueva de que el Susat se mantendrá con vida, e incluso hay promesas de que sea fortificado.

RESTA

La ciudad de Tarija no está preparada para afrontar una simple lluvia. Las calles con solo minutos quedan inundadas con malos sistemas de desagües y el servicio de energía eléctrica que se corta con los primeros vientos.