JUE
DIC
13
JUE
DIC
13

Joven cometió varios robos para poder comprar marihuana en Tarija






20 agosto, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriodico- Agosto 20/ 2018) “Sé que la droga me está matando poco a poco, pero nada puedo hacer, busqué ayuda, pero no logré nada”, lamentó Juan Carlos al recordar que fuma marihuana desde que tenía 11 años de edad y que pudo acceder a ella por un amigo.
“Ahora tengo 22 años y mis familiares me dicen que parezco de 30, pero no saben lo que me sucede, o tal vez sí, pero no me dicen nada”, manifestó en la cárcel de Morros Blancos, donde está recluido porque fue atrapado cuando cometía un robo y en juicio fue sentenciado a 8 años de cárcel.

Juan Carlos explicó que hace más de una década, cuando era un niño, su amigo Gabriel, quien tiene ahora 28 años de edad y una vida marcada por la adicción a las drogas, fue el que con un grupo de amigos le hizo fumar por primera vez un cigarrillo de marihuana.
“Recuerdo que tenía 11 años, lo probé y me gustó; me gustó tanto que perdí la cabeza. Dejé de estudiar y comencé a andar por las calles buscando siempre un motivo para drogarme. Muchas veces no tenía dinero y robaba cualquier cosa en mi casa para luego venderla o empañarla y así conseguir marihuana”, mencionó.

En esa primera ocasión, Juan Carlos estaba en una casa con algunos amigos, escuchaba música, reían de todo, hasta que uno de ellos sacó un cigarro, lo encendió y los demás comenzaron a fumar, hasta que le tocó su turno y le incitaron que fumara.
“Yo lo hice, pero mal, porque nunca había fumado, y menos marihuana, entonces ahí me explicaron cómo se hace y comencé a hacerlo también para poder primero experimentar y luego poco a poco porque me buscaba”, recordó.
“Cuando fumé, no sentí nada, pero unos diez minutos después se me aflojaron las piernas, la vista se me nubló y todo me comenzó a dar vueltas, escuchaba voces, pero lo peor de todo, es que desgraciadamente me gustó”, dijo con bronca y meditó que nunca debió haber agarrado ese cigarro.
Asimismo, indicó que se tuvo que ir de su casa por un tiempo y cuando regresó supo que su madre había muerto. “Tengo dos hermanas mayores, ellas me siguen echando la culpa de la muerte de mi madre; sin embargo, nadie sabe lo que yo sufro ahora, tenía todo, pero la droga me “jodió” la vida”, lamentó.
Explicó que en la ciudad hay varios lugares donde se puede conseguir droga, y de toda clase. “No voy a vender a nadie, pero los lugares donde siempre he encontrado alguna droga fue en la plazuela Sucre, a veces me llamaban amigos para decirme que estaban por la García Agreda para que compre y como esos hay varios lugares, incluso en algunos residenciales se encuentra algún vendedor de droga, pero en las discos es lo más común”, apuntó.

Aprehendido por robo
Además, contó que luego de haber vuelto a su casa y enterarse que su madre había fallecido, sus hermanas no le dejaron quedarse ahí, por ello tuvo que volver a hacer lo que hacía durante varios años, robar, se juntaba con gente mala, gente que le decía dónde tenía que ir, qué hacer y qué sacar.
“Un día, cuando no sabía qué hacer, aparecieron los amigos, yo no les llamo malos amigos porque sin ellos no hubiera tenido ni qué comer, ellos me enseñaron a robar. Cuando estaba dentro de una casa sacando todo lo que había valor, llegó la Policía, parecía que mis compañeros me vendieron porque de la nada llegó la Policía y me encontró con todo, eso sucedió hace varios años”, dijo.
Asimismo, manifestó que le falta poco para poder cumplir su sentencia y espera salir y cambiar su vida, “quiero volver a empezar, ya no quiero más droga, quiero una vida, una que me ayude a seguir adelante, en la cárcel me enseñan mucho lo bueno y lo malo, pero quiero quedarme con lo bueno”, manifestó. (eP)

EL APUNTE

Efectos nocivos de la marihuana

El consumo de la marihuana no ataca las causas del problema que con ella quiere resolver el consumidor, solamente silencia momentáneamente algún o algunos síntomas. El problema sigue sin resolverse y el consumidor se carga al tomarla con uno o varios problemas más. La marihuana le entretiene, le oculta la manifestación del problema, pero no lo cura, porque no extirpa la raíz del problema (angustia, depresión, baja autoestima, dolor, tristeza, aburrimiento…).
La consecuencia más negativa de la dependencia crónica de la marihuana es la disminución de la capacidad de atención, concentración y memoria. Con graves consecuencias en el rendimiento académico. (eP)

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La escritora francesa, Isabelle Combès, quien tradujo el libro “Viaje en el Sur de Bolivia” de Hugues A. Weddell, hará la presentación oficial de este trabajo hoy en la noche a las 19:00 en el salón del Convento Franciscano.

RESTA

Bolivia está entre los 10 países del mundo que más deforestan”, fue el titular del artículo de la Cámara Forestal, que explicaba de que las principales causas son la quema para ganadería como agricultura.