DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

Independiente quedó como único escolta






20 agosto, 2018

ANDRÉS TÓRREZ TÓRREZ
Con una sufrida victoria por 3 goles a 2 frente a Magisterio F. C., el elenco de Independiente mantiene intactas sus aspiraciones en el certamen de la Primera B, al quedar como escolta de los punteros a sólo un punto.
CON SUFRIMIENTO
El partido fue de discreto nivel técnico, pero se vio compensado por el despliegue de ambos equipos y la progresión del marcador que mantuvo la incertidumbre del resultado hasta la expiración del tiempo reglamentario.
Magisterio que busca recuperar el nivel que tuvo en el Apertura, se encontró en ventaja casi sin proponérselo, a los 23 minutos Juan Aníbal Sánchez encontró un hueco en la defensa roja para poner la cuenta 1 a 0.
La alegría fue efímera ya que los “diablos rojos” un minutó después empataron en confusa jugada y con un cabezazo de Ariel Pecas, a los 36 minutos Independiente dio vuelta el tanteador con el segundo gol logrado por Rodrigo Vasco, que con in cabezazo le cambió el palo al portero.
En el inicio del segundo tiempo, a los 2 minutos el lateral izquierdo Miguel Ángel Díaz con un zapatazo desde fuera del área puso a Independiente 3 a 1 y parecía tener liquidado el compromiso, pero Magisterio no pensaba lo mismo.
A los 15 minutos gran jugada colectiva de Magisterio la tocaron varios hasta que el esférico le quedó a Henry Ancasi que casi desde el punto del penal puso el marcador 3 a 2 y desde entonces Independiente comenzó a sufrir con cada ataque del rival.
Para fortuna de Independiente los intentos del rival no prosperaron, ingresaron muy tarde Ancasi y Elmer Coraite, adjudicándose una sufrida victoria por 3 a 2 frente a Magisterio y recobra oxígeno para sus próximos compromisos, donde valga reiterar, no tiene margen para el error.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.