SAB
AGO
18

Ministro de Justicia brinda una charla a estudiantes






1 agosto, 2018

LORENA PÉREZ/BOLINFO/VILLA MONTES
(elPeriódico, agosto 01/2018) El ejecutivo de los Gremiales en Villa Montes, David Blanco, destacó la presencia del ministro de Justicia, Héctor Arce, quien realizó una charla magistral sobre la reivindicación marítima a los estudiantes de las diferentes unidades educativas.
“Este es un tema que nos debe interesar a todos porque es un deber y una obligación el poder recuperar el mar, considero que la persona que lo está haciendo, está haciendo muy bien, siempre se dijo que el mar nos pertenece y tiene que volver a Bolivia”, afirmó.
Asimismo, Blanco, enfatizó que si las demandas que se realizan para obtener una salida soberana al mar, las diligencias y trámites son positivos, mientras Bolivia no ingrese en conflictos con otros países.
“Si ingresamos a conflictos bélicos, esto nos traería un muy mal momento porque no estamos preparados para una contienda, si se lleva a cabo una demanda marítima legalmente, esto es bueno y quién la lleve, tenemos que apoyarlo”, destacó.
En el mes de marzo, con los alegatos orales, comenzó la fase final del proceso que el Gobierno boliviano inició en 2013 en la corte de La Haya de las Naciones Unidas para que obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico.
El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, recordó que Bolivia decidió recurrir a la CIJ para reparar un daño histórico como es la pérdida de su Litoral, 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.(eP)

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El  Grupo de Apoyo Civil a la Policía realiza atenciones de auxilio a los peregrinos y visitantes que asisten al templo  de Chaguaya,  y pasan por el municipio de Padcaya, indicando que hay campamentos instalados en los diferentes puntos por donde pasan los promesantes.

RESTA

Venció el plazo para que la Asamblea Departamental de Tarija pueda declarar prioridad la compra de un resonador magnético para el hospital  San Juan de Dios. Tanto la Asamblea como la Gobernación se culpan entre sí por esta situación, mientras la salud sigue relegada.