JUE
AGO
16

“Momo”, nuevo peligro viral






31 julio, 2018

Violeta Castillo/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico- julio 31/2018) El juego de la ballena azul se hizo viral el año 2017, llevándose cientos de víctimas a nivel mundial.
Este año apareció “Momo”, un nuevo desafío mediante el que bajo amenazas se obliga a las víctimas a revelar información personal o cometer actos de violencia, incluso el suicidio.
El reto consiste en enviarle un mensaje vía Whastapp a un número desconocido, una vez que la persona agrega este contacto a su lista, puede ver en su fotografía de perfil a una mujer de aspecto aterrador, con ojos saltones, sonrisa espeluznante y pies de ave.
De acuerdo a los testimonios de personas que habrían participado en este reto que nació en un grupo de Facebook, luego de enviarle un mensaje, Momo respondería enviando fotografías o vídeos de hechos violentos como torturas o muerte de personas.
Posteriormente, Momo amenaza a la persona con matarla o hacerle daño si es que no comparte este contenido con sus contactos o no obedece a sus órdenes.
En caso de que la persona no acceda a esta incitación, Momo comienza a enviarle mensajes con contenido personal de la víctima como datos de sus familiares u otra información a la que solamente esta tendría acceso.
Debido al miedo, las víctimas aceptan las órdenes de Momo y paulatinamente va entablando una relación con este ente, de esta manera, se ponen en una situación de riesgo ante posibles extorsiones, acoso o robo de datos.

Esta situación se da además del trastorno psicológico producto de la manipulación emocional de la que son víctimas.
Lo preocupante de este juego es que, al igual que ocurrió con la ballena azul, es la rapidez con la que se expandió mediante las redes sociales.
Si bien este juego tendría su origen en Tokio- Japón, el mismo ya registró casos en diferentes países, incluso en Argentina, donde una joven se habría suicidado y le atribuyen este hecho a Momo.
En la ciudad de Tarija, hasta el momento no se registró ningún hecho de esta naturaleza. Sin embargo, la Policía Departamental ya dispuso el personal necesario para realizar la investigación correspondiente, pues el año pasado sí registraron dos casos de adolescentes que participaron del reto de la ballena azul.
“Tenemos los técnicos que hacen el patrullaje digital por el cual rastreamos (…) con el tema de la ballena hubo un par de casos, se hizo el seguimiento y hemos visto que estos contactos se los hacía desde Potosí”, informó el comandante departamental de la Policía, Fredy Gordy Soto.
El jefe de la Unidad de Prevención de la Secretaría de la Mujer y la Familia, Ricardo Torrejón, informó que iniciaron una serie de campañas para combatir este tipo de casos en los que son los adolescentes los más vulnerables.
“Tenemos un programa que se llama Conexión Segura, desde la Unidad de Prevención hemos elaborado un material, una guía para facilitadores para aplicar en las unidades educativas (…) lo hemos elaborado el año pasado porque apareció la ballena azul, ahora lo nuestro es adelantarnos a estos hechos”, explicó el funcionario municipal.
Conexión Segura es un programa que trata de sensibilizar a los adolescentes sobre un uso responsable de las redes sociales para evitar exponerse a situaciones de riesgo.
Este programa ya fue impartido en 69 unidades educativas y capacitó a 70.000 estudiantes.
Al mismo tiempo, la Alcaldía dispuso de una brigada municipal dependiente de la Unidad de Prevención conformada por un equipo multidisciplinario de psicólogos, sociólogos y terapeutas con capacidad de actuar ante un caso de estas características.
Fredy Gordy informó que la Policía Departamental también realiza trabajos de prevención.
“Es importante el control de los padres, lamentablemente en muchos casos el tutor es el último en enterarse (…) ellos deberían ser los primeros y alertar a las autoridades”, dijo el comandante departamental.
El fiscal departamental, Carlos Oblitas Álvarez, confirmó que hasta el momento no recibió ninguna denuncia de alguien que haya sido víctima de Momo en el departamento de Tarija.
En caso de registrarse un hecho, no se cuenta con una tipificación específica de este delito en el código penal.
Oblitas indicó que correspondería en primera instancia analizar si la víctima sería un menor de edad y posteriormente, iniciaría un proceso legal por el delito de amenaza.
Los psicólogos alertan que las posibles causas por las que un adolescente puede convertirse en víctima de estos juegos virales radica en inseguridad, baja autoestima, un posible estado de depresión o, incluso, algunos rasgos de personalidad que los hacen más vulnerables.
A esto se suma una mala calidad en la comunicación entre los adolescentes y sus padres de familia que en ocasiones no están al tanto del uso que hacen los menores de sus redes sociales en las que publican información personal que es utilizada por delincuentes. (eP).

LosDATOS:
El caso más cercano se registró en Jujuy, Argentina donde una joven se suicidó.
Calculan que ya se habrían registrado alrededor de 80 muertes alrededor del mundo.

ElAPUNTE:

La imagen de Momo
La imagen de este “ente” corresponde a una escultura presentada en una galería de Tokio, en la que realizan exposiciones dedicadas a obras que rinden culto a lo siniestro. Se cree que es una persona común y corriente que habría utilizado esta imagen para subirla al Facebook, con el fin de poner su número de teléfono.
Una vez registrados los primeros casos aparecieron imitadores, es así que de un número telefónico con el código de Japón, se pasó a más contactos con códigos de diferentes países como Colombia y México.
La alerta que emiten autoridades de todos los países donde se registraron casos es que los usuarios deben restringir la información pública en sus redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram.

Retos similares
El reto del Momo se relaciona con otros juegos como la ballena azul que se hizo viral el año 2017, y el reto de la “horca”, ambos incitan a los adolescentes a causarse daños físicos que pueden terminar con el suicidio.
La ballena azul tuvo su origen en Rusia. El reto inició en grupos de Facebook en los que se desafiaba a otros miembros a dar su número de celular, posteriormente una persona se contactaba con ellos y los incitaba a participar en el juego que constaba de cincuenta pasos. Estas fases avanzaban paulatinamente, los primeros retos consistían en castigos físicos como cortaduras leves, posteriormente se incitaba a las víctimas a realizarse lesiones de mayor gravedad, el reto final: el suicidio.
La creación de este juego se la atribuye a un psicólogo quien habría manifestado que creó este juego con el fin de eliminar a personas, particularmente adolescentes, que “no merecen vivir” por no tener fortaleza emocional.
Lo mismo ocurre con el reto de la “horca”, en el que se desafía a los adolescentes a colgarse de una soga para ver cuánto tiempo pueden soportar la asfixia, esto delante de una cámara. (eP).