JUE
OCT
18

Los testigos en “silencio” de hechos delincuenciales






30 julio, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriodico- julio 30/ 2018) Su trabajo nocturno al mando del volante ha hecho de cientos de taxistas testigos de innumerables hechos delincuenciales, entre los que mencionan robos con arma blanca, intentos de atraco, peleas entre marido y mujer, intentos de violaciones, accidentes de tránsito y más, casos en los que generalmente intervienen para socorrer a las víctimas.
Para Juan Pablo “El chiqui”, un miércoles 4 de diciembre de 2013 es muy recordado, porque relató que un pasajero lo encañonó con una pistola, quien estaba junto a un cómplice, robándole un teléfono celular y el dinero de las ganancias del día.
En este caso, efectivos de Radio Patrullas 110 y el Grupo Delta atraparon al atracador, de unos 25 a 30 años y que sería oriundo de Santa Cruz, quien fue trasladado a celdas policiales.
“He recogido a dos pasajeros en la calle España, antes de llegar a la avenida Las Américas, el sujeto de lado del chofer me apuntó con un arma de fuego en la cabeza, mientras el otro me agarraba para evitar cualquier intento de escapatoria”, mencionó.
Explicó que en el informe, el antisocial que iba adelante tomó Bs 150, además de un teléfono celular marca BlackBerry.
Los dos hombres le dijeron al taxista que baje del automóvil con las manos arriba y que evite pedir ayuda, inmediatamente abandonaron el auto y se dieron a la fuga.
Sin embargo, la víctima empezó a perseguir al hombre que estaba armado, alcanzándolo en el interior de una tienda de discos, donde llegaron oficiales policiales y aprehendieron al sospechoso.
Juan Pablo, es un taxista de unos 45 años, de contextura semi delgada de 1,60 de altura y con experiencia en el volante, comentó que mientras recorría las calles obscuras y riesgosas de la ciudad en su vehículo Toyota Corolla de color blanco, acompañado de su “vitrola”, como llama de cariño a su radio, cuando escuchaba una cumbia, de pronto, rebajó el volumen y se preguntaba sobre el porqué la inseguridad ciudadana aumentó en Tarija sin que haya solución por parte de las autoridades para evitar más crímenes.
Así empezó a relatar que en una oportunidad, evitó que apuñalen a una persona en el barrio Lourdes, cuando había visto una madrugada, cerca de la 1:30, a unos chicos sospechosos que estaban abrazando a un joven.
“La inseguridad es preocupante, una vez vi a unos chicos que tenían abrazado a un joven, por el colegio del barrio Lourdes, pensé que eran amigos borrachos que se estaban recogiendo, pero en ese momento, creo que cuando vio que pasaba por ahí, el jovencito se soltó de ellos y corrió por ayuda a mí , entonces, para que no me hagan nada, ni al él también, toqué la bocina ese rato, fue para mí un susto terrible ese rato, no sabía qué hacía”, recordó.
Los demás chicos se alejaron inmediatamente del lugar, y entonces, el muchacho le contó que él se retiraba a su casa y sintió de repente el abrazo de uno de ellos, que quiso apuñalarlo, ya que decía que tenía un cuchillo de carnicero.
“Hay varias zonas peligrosas, vi tantas cosas, ya que cuando estas manejando así, uno ve de todo lo que en el día no hay”, dijo.
Mientras tanto, Junior Murillo, un taxista de unos 30 años, conductor de una vagoneta Toyota Ipsum de color verde, refirió haber intervenido una vez en un intento de asalto contra una persona en el barrio Morros Blancos.
“Últimamente está peligroso Tarija, tantas cosas que se lee en los periódicos, se escucha en la radio o televisión, pero no ven todo lo que nosotros vemos”, inició su relato.
Una vez que el taxista iba a recoger a un pasajero del barrio Morros Blancos, cuando pasaba por la parada del micro, vio a unos hombres que le estaban a punto de apuñalar a otro.
“Ese rato prendí las luces de mi vagoneta y pedí ayuda, sino hacia eso lo mataban”, relató.
Cuenta que la víctima, se encontraba ya con una herida en el brazo, a esta persona los asaltantes le interceptaron en un vehículo plomo, el agredido también estaba en su motorizado, estuvieron a punto de cortarle el cuello. A esa persona le dijeron que la mataría y se llevarían su auto. (eP).

EL APUNTE
También se ven peleas

En el barrio Juan XXIII, un grupo de tres taxistas que jugaba a las cartas, compartió sus experiencias. Uno de estos conductores mencionó que fue testigo de peleas, cuando vio a un hombre salir de una casa por la zona del barrio 4 de Julio gritando, detrás de él iban unos niños, acompañados de una mujer que estaba con los ojos llorosos, quien había sido agredida físicamente por su marido.
“Dan pena algunos casos, ya que ese día vi dos niños llorando y la mujer que estaba sangrando de la nariz, porque su marido la pegó, eso pasó hace dos semanas, también ahí la policía fue y se llevó al hombre a la Felcv”, manifestó.

El chofer agregó haber visto peleas entre conductores a causa del estado de ebriedad, peleas afuera de las discotecas, borrachos que no se acuerdan dónde viven, accidentes de tránsito, donde vieron cuerpos sin vida con el cerebro afuera, mutilados u otros con los intestinos afuera.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Alcaldía emitió unas 550 notificaciones para ordenar letreros publicitarios en el centro de la ciudad. Ojalá que con esta acción reduzcan este tipo de anuncios que impiden el paso de los peatones, además de la contaminación visual.

RESTA

La responsable del programa de alimentación y nutrición del Sedes, Elva Gisbert, afirmó que en Tarija 3 de 10 niños se encuentran con sobrepeso u obesidad, es decir, el 30 por ciento de la niñez en el departamento, no practica una buena alimentación.