MIE
AGO
15

Señales de que tu novio es una persona inmadura






28 julio, 2018

Cultura Colectiva

Comenzar una relación es quizá uno de los acontecimientos más importantes en la vida de cualquier persona. Todo parece ser maravilloso a su lado y las cosas difícilmente podrían ponerse mejor; al menos eso es lo que ustedes creen. De repente, algo entre los dos no comienza a funcionar como debería y comienzan los problemas. Por más que le dan vueltas al asunto no logran entender qué es lo que está pasando, todo iba bien y en algún momento el mundo que crearon se derrumba frente a ustedes. El amor parece estar agotándose; estar juntos, lejos de ser una buena idea, parece una de las actividades más irritantes para cada uno y les es casi imposible no discutir por cosas sin sentido.

Es probable que en más de una ocasión hayas pensado que el problema eres tú. Has hecho todo lo necesario para mejorar la situación, estás convencida de que puedes rescatarlo todo, pero no has tenido éxito. Entonces, cuando tu relación comienza a parecerse a la letra de una canción pop con la que cualquier adolescente lloraría a mares, te das cuenta de todos estos problemas significan que no estás ni tantito cerca del hombre de tus sueños. De hecho, a partir por su conducta te das cuenta de que has estado saliendo con un niño.



Te pide que cambies

Una parte importante del noviazgo es aprender a adaptarte a las conductas de tu pareja. Es decir, aceptarla tal y como es; no obstante, si desde hace un tiempo él te ha pedido que cambies tu manera de ser e incluso de pensar en diferentes aspectos, tu novio podría ser inmaduro.



Pretende controlar tu dieta

Eliminar malos hábitos juntos no es una mala idea; cuidar de su salud en pareja es señal de que las cosas van bien. Sin embargo, cuando tu novio te exige que dejes de consumir ciertos alimentos por el simple hecho de que a él no le gustan, estás tratando con un niño.



No quiere separarse de ti

Si tu novio se ha convertido en una sombra que aparece incluso de noche o sientes que has perdido tu espacio personal, ya que él está contigo en todo momento, su inmadurez lo ha vuelto tan asfixiante contigo.



Te reclama sobre relaciones pasadas

Aunque tu última relación haya sido hace meses, él aún siente que su lugar puede ser usurpado por tu ex en cualquier momento. Así que aprovechará cualquier instante para odiar a tu ex con todas sus fuerzas y perturbarte a ti con reclamos.



Siente celos de tus amigos

Si cuando vas a alguna fiesta con tus amigos en lugar de pasártela bien terminas peleando con tu novio frente a todos, es porque su pensamiento infantil requiere de toda tu atención. Por lo tanto no soportará verte conviviendo con otras personas, pues pensará que lo estás ignorando.



Se molesta si no contestas sus mensajes de inmediato

A pesar de que está enterado de todas las actividades de tu agenda, pretende que en cuanto recibas un mensaje suyo, sea cual sea su contenido, lo contestes inmediatamente. El problema se vuelve más grande cuando los mensajes son vía Facebook o Whatsapp, porque dejarlo en “visto” es uno de los insultos más grandes que puedes cometer con un chico inmaduro.



Tienes que hacer cosas que no te gustan para poder estar con él

Él no quiere hacer planes contigo, pero pretende que te acoples a lo que él va a hacer todos los días. No importa si sólo va a jugar videojuegos a casa de su mejor amigo, necesita que estés ahí aunque tú no quieras.



No es capaz de solucionar sus propios problemas

Ya sea en un trabajo escolar o una situación familiar, siempre quiere que lo ayudes a resolver sus asuntos. Es muy cierto que en una relación deben apoyarse mutuamente, pero como en todo hay límites. Después de todo tener una pareja no se trata de formar una relación madre-hijo.



Usa chantajes para que no lo dejes

Quizá ye te has dado cuenta de que tu relación no es para nada lo que soñabas y por más que has intentado terminarla, él utiliza todo tipo de trucos para que no lo hagas. Sus chantajes pueden ser o no tan radicales como un “si me dejas, me mato”, pero basta con que te cuente lo miserable que es la vida sin ti para saber que está intentando causarte lástima.

Mantener una relación con una persona inmadura es lo más complejo y autodestructivo que puedes hacer.  Si te encuentras en cualquiera de estas situaciones es posible que tu mejor opción sea terminar con ese martirio, a menos que entre tus planes esté el de cuidar a un niño que jamás crecerá.