DOM
OCT
21

PATRULLAJE CIBERNÉTICO






27 julio, 2018

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér
El Patrullaje cibernético es otra modalidad de servicio policial que en función a las redes sociales -que cada día cobran mayor importancia- la Policía Boliviana a través de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen desarrolla un trabajo específico en la búsqueda de infractores a la ley que cometieron delitos contemplados en nuestro ordenamiento jurídico.
Los datos estadísticos que maneja la Institución del orden, reflejan que varios casos se resolvieron a través del Patrullaje Cibernético, en particular permitió detectar casos de trata y tráfico de personas y proxenetismo.
La Ley 23, en su Artículo 36 punto 4, autoriza a la Policía Boliviana y al Ministerio Público a realizar un rastreo en las páginas públicas de internet con al fin de prevenir y detectar esta actividad ilícita.
Cómo se realiza el Patrullaje Cibernético?
Se lo realiza a través de un rastreo de los grupos de amigos (de la víctima) en redes sociales lo que permite dar con los contraatacantes; por ejemplo en Cochabamba hubo un caso donde la tratante era una mujer de 20 años que contactó a través de las redes sociales a una joven a quien ofreció trabajo de mesera, luego la citó en una plaza y la llevó a un lugar donde la encerró, la prostituyó y la retuvo por varios días sin comer y que gracias a este tipo de trabajo policial se pudo rescatar a la joven gracias al trabajo de coordinación del DACI (Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia) y otras unidades policiales.
Estos casos que son reales y que les comento en éste artículo espero -amigos de EL PERIODICO- sean tomados en cuenta porque nadie está libre del peligro o riesgo al que se exponen los adolescentes y jóvenes que ponen toda la información en los perfiles de las redes sociales y que son presa fácil de quienes se dedican a captar personas para los hechos delincuenciales donde el afán no es otro que no sea el de aprovecharse con fines sexuales u obtener dinero de manera fácil aprovechándose de la inocencia o ingenuidad de sus víctimas.