JUE
AGO
16

SOBREEXPOSICION EN REDES SOCIALES, FACTOR DE HECHOS DELICTIVOS (II PARTE)





21 julio, 2018

Sobreexposición en redes sociales factor de hechos delictivos (parte II)

Cnl. DESP. Rommel Cesar Raña Pommiér
Siguiendo con la línea de artículos de prevención de que a usted no le pase nada o no lo involucren en algún ilícito, continuaré hablando sobre la Exposición en Redes Sociales factor de hechos delictivos en su II Parte, para ello dejaré ante ustedes un par de testimonios de casos reales para que sean tomados muy en cuenta por usted, su familia y amig@s suy@s.
Llamada desde Lima y el caso de un familiar varado: Una señora indicó que habían suplantado la voz de su sobrino; según refiere la denunciante tiene un sobrino que vive en España y hace un par de semanas un joven llamó a mi mamá que se  hizo pasar por él. Le comunicó que estaba regresando a Bolivia y que estaría llegando al aeropuerto de El Alto un viernes.
Ese día no supimos nada de él y al día siguiente llamó nuevamente para informarnos que se quedó varado en un aeropuerto de Lima por problemas con sus documentos.
Pidió que le depositáramos dinero en una cuenta bancaria. Llamamos a los padres de mi sobrino y nos negaron que estuviera de vuelta. Lo que nos llamó la atención es que conocieran el número celular de mi mamá y nuestro teléfono fijo.
Este es otro caso donde llaman desde EEUU para advertir que un familiar se encontraba herido: Ella dijo que su supuesto familiar estaba internado y no podía hablar; la falsa historia cuando indica que tiene un primo que vive en Estados Unidos y que supuestamente llamó una persona para hacerle conocer que su primo sufrió un grave accidente de vehículo, que se lastimó la mandíbula y que se encontraba internado en un hospital. Que sus lesiones no le permitían hablar, pero que marcó su número pues lo conocía de memoria, esta persona con acento extranjero, me pidió que mande una fuerte cantidad de dinero que lo ayude en sus curaciones, pero como sabía que mi pariente nunca supo mi número de memoria sospeché el engaño y lo encaré. Al final esa persona terminó por insultarme y lanzarme amenazas. Sólo colgué y nunca más llamaron.

Recomendaciones:
•    Definitivamente no publicar datos personales en redes sociales, más al contrario colocar medidas de restricción o de seguridad y en los dispositivos telefónicos.
•    En caso de que el usuario reciba algún mensaje intimidatorio vía escrita o telefónica es recomendable no contestarlo, de inmediato debe informar a sus familiares para evitar que sean utilizados como parte del engaño.
•    Si una persona es víctima de una estafa u otro tipo de delito por este medio es importante que presente la denuncia a la FELCC para iniciar una investigación informática, lo importante es que se presenten sus denuncias porque caso contrario le haríamos un flaco favor a la seguridad ciudadana.