JUE
OCT
18

Fácil acceso a información personal mediante las redes sociales






18 julio, 2018

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér

Vivimos en una época en la que todo se comparte, donde el auge de las redes sociales abrieron una nueva manera de compartir todo tipo de información personal; al punto de que la divulgación de una gran cantidad de detalles personales en Internet pasó a un segundo lugar de importancia para los usuarios.
La urgencia de las personas por querer compartir no es nueva. Este comportamiento lo que hace es evidenciar el intrínseco deseo humano de querer vincularse con los otros. Por lo tanto, quizás podríamos decir que este “problema” no es responsabilidad del fenómeno digital en sí mismo, sino más bien que la incidencia de lo digital está más relacionada con el tipo de información que compartimos y a quién permitimos acceder a ella.

El principal motivo por el cual los usuarios no cuidan su privacidad (información personal) probablemente sea porque no son conscientes del valor que tiene su información.
Sin embargo, cuando se habla de privacidad o de proteger la información personal, muchas veces se responden frases como:
“¿A quién le pueden interesar mis datos personales,?”; “Qué importa que Facebook use mis datos, si usa los de todo el mundo”; “No soy una persona famosa ni importante, ¿a quién le puede interesar lo que hago?” o “Quién se fijará en lo que yo estoy haciendo”.
Muchos usuarios no se detienen a pensar en los riesgos a los que se exponen al compartir información personal en las plataformas sociales.
Si tenemos en cuenta que la mayoría de los usuarios suele utilizar más de una red social, es muy probable que un criminal pueda construir un perfil bastante detallado de un blanco de ataque con tan solo recopilar información de sus perfiles y actividades en cada una de sus cuentas en las redes sociales Ej. Facebook detalla tu información personal como donde trabajas, donde estudiaste, ciudad actual, situación sentimental, fecha de nacimiento, familiares, numero telefónico y otros.
¿Cuáles son las medidas que puedes tomar para contrarrestar los riesgos derivados del excesivo intercambio de información?

Ser consciente del valor que tiene tu información es el primer paso para comenzar a protegerla. Con pequeños actos, apenas unos segundos para pensar antes de hacer un clic, antes de compartir, dar una autorización o aceptar cualquier petición, ya estarás haciendo una diferencia.

Un buen punto de partida puede ser comenzar por hacer revisiones con cierta regularidad y configurar mejor las opciones de privacidad disponibles en cada una de las redes sociales que utilices. Por otra parte, siempre que sea posible, se recomienda limitar al máximo el acceso de personas que pueden ver lo que estás haciendo, ser reservado en detalles de tus datos personales.
Algo que es importante tener en cuenta es que, a pesar de configurar tus opciones de privacidad, apenas publicas algo pierdes automáticamente el control sobre lo que otros hacen con lo que publicas.
Teniendo esto en cuenta, probablemente te interese limitar la información que decides publicar, especialmente aquella que pueda hacerte vulnerable. Lo más seguro siempre es evitar publicar aquello que no te gustaría que el público vea. Asimismo, piensa como un atacante: ¿la información que compartes puede ser utilizada en tu contra? Si es así, mejor no la compartas.
En resumen, si bien somos seres sociales por naturaleza, hagamos uso de las redes sociales de manera responsable.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Alcaldía emitió unas 550 notificaciones para ordenar letreros publicitarios en el centro de la ciudad. Ojalá que con esta acción reduzcan este tipo de anuncios que impiden el paso de los peatones, además de la contaminación visual.

RESTA

La responsable del programa de alimentación y nutrición del Sedes, Elva Gisbert, afirmó que en Tarija 3 de 10 niños se encuentran con sobrepeso u obesidad, es decir, el 30 por ciento de la niñez en el departamento, no practica una buena alimentación.