MAR
OCT
16

Violencia: Inseguridad al interior de las familias






17 julio, 2018

Violeta Castillo/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico- julio 17/2018) Las instituciones involucradas en la atención de casos de violaciones a menores de edad de manera conjunta muestran su preocupación debido a que en las últimas gestiones registraron un incremento en hechos en los que las víctimas son agredidas por personas de su entorno familiar.
El comandante departamental de la Policía Boliviana, Freddy Gordy Soto, informó que a comparación de la primera mitad del 2017, durante los primeros seis meses de esta gestión, registraron el doble de casos atendidos por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).
Entre enero y junio del pasado año, atendieron 25 casos de violación a niñas, niños o adolescentes.
En el mismo periodo del año 2018 registraron 53. Gordy informó que en la mayoría de estos casos, los agresores son miembros de su familia o de su entorno más cercano.
“Es un tema que preocupa, pero es de muy difícil control, porque no hace a un tema de más o menos policías, porque ocurren al interior de los domicilios”, declaró el comandante.
El hecho de que exista una relación de parentesco entre los agresores y las víctimas, no solo preocupa a la sociedad, sino que obliga a las instancias correspondientes a generar mecanismos de defensa.
El Servicio Legal Integral Municipal de Tarija (SLIM) es la entidad que se hace cargo de la integridad de los menores que son víctimas de este delito.
El SLIM realiza visitas a los hogares junto al personal de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, además que trabaja en coordinación con el Ministerio Público para hacer el seguimiento a medidas de protección, más visitas domiciliarias de oficio.
Durante esta gestión fueron realizadas alrededor de 590 visitas domiciliarias, además de acciones de desocupación de agresores, según el informe presentado por la jefa de unidad del SLIM, Carina Flores Murillo.
“Durante toda la etapa de investigación del proceso penal, realizamos una coordinación con el Ministerio Público y además realizamos acciones de medidas de protección a las víctimas (…) con la finalidad de que reciban una atención prioritaria” informó la funcionaria municipal.
Como parte del acompañamiento a los menores víctimas de violencia, no solamente sexual sino también física o psicológica, el SLIM tiene un programa de rehabilitación psicológica.
Este programa es realizado mediante sesiones terapéuticas junto a un equipo multidisciplinario que ayuda a las víctimas a superar el trauma que implica sufrir una agresión de este tipo.
El Comando Departamental de la Policía realizó una encuesta con el objetivo de identificar los espacios donde existe un mayor índice de inseguridad, cuyo estudio mostró en sus resultados que el espacio más inseguro para los menores es la familia.
“El resultado fue de que el hogar es el lugar más inseguro. Llamó poderosamente nuestra atención, pensábamos que había un sesgo, un error (…) hoy podemos entender el resultado de esa encuesta”, explicó el coronel.
El comandante también dio a conocer que en un diagnóstico confirmaron que el origen de este tipo de hechos en la mayoría de los casos radica en el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y drogas.
En base a estos resultados, la Policía realiza campañas de concientización, pero a pesar de ello, la tendencia muestra un incremento de casos de violencia intrafamiliar.
Este problema no solo se constituye en un problema por las consecuencias psicológicas inmediatas en los menores que son víctimas de violaciones, sino también porque en un futuro, este tipo de conductas se repiten o se multiplican.
“La familia es el entorno donde se forma la futura generación, lamentablemente hoy estamos formando unas generaciones con problemas, violentas, que son víctimas de violencia que van a ser replicadores de violencia”, analizó el comandante policial.
Karina Flores también hizo un llamado a la ciudadanía a combatir este tipo de casos.
“Pedir a toda nuestra comunidad, que trabajemos de manera ardua en combatir estos hechos de violencia, y si conocemos algún hecho en el que hay víctimas, acudir de manera inmediata a las oficinas correspondientes”, exhortó.
La Red Interinstitucional por el Derecho a Vivir en Familia se pronunció en contra de la naturalización de hechos que vulneran los derechos de los menores y los dañan en su integridad física, psicológica y sexual.
Esta red a la cabeza del Defensor del Pueblo hizo un llamado a las instituciones, sobre todo gubernamentales, a reforzar sus mecanismos de acción para combatir el incremento de casos. (eP).

elAPUNTE
Protección de identidad
Al tratarse de un sector altamente vulnerable, la normativa vigente indica que los datos de las víctimas son altamente confidenciales en resguardo de su seguridad, según refiere el artículo 89 de la Ley 348 de Lucha contra la Violencia.
De acuerdo a la normativa “en todos los casos se mantendrá en estricta reserva el nombre de la víctima”, indica el artículo 89 de la Ley 348.
Por esta razón, las entidades involucradas en casos de esta naturaleza, tienen la obligación de evitar que se haga público cualquier tipo de dato que revele la identidad de las víctimas, también en resguardo de la dignidad de las personas, además de evitar una revictimización.

LosDATOS
Tarija ocupa el cuarto lugar en denuncias de casos de violación a nivel nacional.
El 2018 se registraron 18 casos de violación en grado de tentativa.

Nota de apoyo

Trabajo conjunto
Al dar el informe correspondiente sobre este tema, los representantes de todas las entidades consultadas destacaron que al presentarse este tipo de hechos, existe una “buena coordinación” interinstitucional.
Las autoridades aseguran que existen equipos multidisciplinarios las 24 horas en las dependencias del SLIM en su oficina central y las estaciones policiales integrales o Epis, mientras que solo hay una fiscal especializada en Tarija.
Además informan que cuando se registra un hecho de esta naturaleza, la denuncia puede ser atendida en el Servicio Legal Integral Municipal, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia o el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especializada para Víctimas de Atención Prioritaria.
Cuando la víctima de un caso de violación es menor de edad, el SLIM y la Defensoría tienen la capacidad de formalizar la denuncia y hacer seguimiento en base a la Ley 348, al ser un delito de acción pública.(eP).