MAR
OCT
16

LA POLICIA BOLIVIANA Y LA DOCTRINA COMO VALORES ESENCIALES EN EL CUMPLIMIENTO DE LA MISION






15 julio, 2018

Estos principios son la legítima gestión policial caracterizada por la disciplina, respeto, la responsabilidad, la lealtad, la eficacia que responden no sólo a una exigencia reglamentaria o legal, sino que también es parte de un imperativo ético.
Al considerar la función policial como un servicio de carácter público, asume que dicha misión debe realizarse de manera eficiente y eficaz. La sociedad espera y exige a sus policías el desarrollo de una gestión de calidad y transparente, debido a que el progreso social y su continuidad pasan en gran medida por el ofrecimiento de un oportuno servicio policial.
Estos principios tienen por finalidad explicitar e internalizar en todos los funcionarios los ideales y valores que deben orientar sus actuaciones. Por tal motivo, se constituye en un “punto de fusión” y de “encuentro reflexivo” entre los intereses particulares y los de la institución:
DISCIPLINA: Es la observación de las leyes y normas de la institución, que se constituye en el pilar fundamental en que descansa la organización policial; mediante la disciplina se garantiza la cohesión de sus miembros ante el cumplimiento de todas sus funciones.
RESPONSABILIDAD: Es el deber que compromete al policía y que lo guía para cumplir cabalmente con sus funciones.
RESPETO: Es la atención y miramiento que ha de fomentar la reciprocidad en la relación del policía con la sociedad.
HONOR: Es un concepto integral que involucra los principios más nobles del ser humano, y que justifican sus acciones ante sí y ante la sociedad. El honor del policía se alza sobre su capacidad para sentir orgullo por sus acciones y para no esperar ningún tipo de menoscabo a su dignidad, consciente de que sus actuaciones se basan en lo justo, en lo legal y en los más altos principios de su profesión.
MORALIDAD: Es el compromiso de predicar con el ejemplo; el policía deberá ser el primero en cumplir con el ordenamiento jurídico existente..
HONRADEZ: Implica la condición innata que garantiza su transparencia en el actuar, que alimenta el espíritu del policía, impidiendo ser vencido por las tentaciones a las que se enfrenta en su diario vivir.
DISCRECIÓN: Es la prudencia, reserva y moderación que distingue el proceder de los miembros de la Policía Boliviana.
PROFESIONALISMO: El policía es un profesional que se ocupa del desarrollo de funciones en un campo específico del saber y la sociedad. La profesión policial exige estudios continuos, adiestramientos, visión integral y una conducta ejemplar.
PORTE: Es la presentación personal que se caracteriza por la pulcritud y distinción, propia del hombre y la mujer de uniforme.
SUPERACIÓN: Es la disposición personal de cada miembro de la Policía Boliviana para desarrollarse tanto en el ámbito institucional como profesional.
DILIGENCIA: Es el esfuerzo por mantener una atención pronta y fluida, fundamentada en los procedimientos legales previamente establecidos.
EFICIENCIA Y EFICACIA: Constituye un requisito de las acciones policiales, cuyo fin es alcanzar la más alta competencia profesional y los resultados concretos de la labor desempeñada.
DIGNIDAD: Atributo motivado por la autoestima del policía, y que caracteriza sus relaciones de consideración y respeto hacia sí mismo y hacia los demás.
IMPARCIALIDAD: En el desempeño de sus funciones, el policía se constituye en un medio para elevar un asunto ante las autoridades correspondientes, actuando con objetividad, sin favorecer con sus actuaciones a una de las partes.
CORTESÍA: Es la carta de presentación del policía ante el ciudadano, constituyéndose en la punta de lanza que determinará el trato posterior a que se verá abocado en cada situación.
VALOR: Cualidad que impulsa al policía a afrontar con decisión y valentía las situaciones del servicio.
TOLERANCIA: Capacidad de control que distingue al policía durante el cumplimiento de sus funciones, sobre todo cuando debe tratar con personas hostiles. Implica la capacidad para comprender a los demás, aun cuando actúen y opinen de una manera diferente.
LEALTAD: Fidelidad que se debe a la Institución. Se proyecta en el mantenimiento de la buena imagen institucional y en el correcto uso, manejo y cuidado de su arma de reglamento, bienes y equipos.

CNL DESP GUSTAVO FELIX GARNICA PEÑARRIETA
DIRECTOR NACIONAL DE INTERPOL BOLIVIA