JUE
AGO
16

LA APLICACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL EMPLEO DE LA FUERZA Y EL USO DE ARMAS DE FUEGO






13 julio, 2018

El policía debe tener un alto grado de profesionalismo, inteligencia y percepción durante una intervención, al policía se le exige el mismo grado de profesionalismo tanto para tratar con cortesía, dignidad y respeto a todas las personas, como para usar su arma de fuego y proteger una vida lo que le obliga a conocer el Uso Diferenciado y Progresivo de la Fuerza PRINCIPIOS SOBRE EL USO DE LA FUERZA Legalidad. ¿El empleo de la fuerza es legal?, “El uso de la fuerza debe estar dirigido a lograr un objetivo legal. Los medios y métodos usados deben estar de acuerdo con las normas legales”. Necesidad. ¿La aplicación de la fuerza es necesaria?, El uso de la fuerza siempre debe representar el último recurso del policía para el cumplimiento de su deber. Proporcionalidad. ¿El nivel de fuerza a ser utilizado es proporcional a la amenaza o al nivel de resistencia ofrecida? “El uso de la fuerza es proporcional cuando existe un equilibrio entre la gravedad de la amenaza y la cantidad de fuerza empleada, para alcanzar el objetivo legal deseado”. En la actividad operativa es necesario tener respuestas variadas para las situaciones de enfrentamiento; tener apenas una o dos respuestas no es suficiente para poder solucionar una agresión. El entrenamiento y la práctica es importante para tener la condición de control con los sospechosos, escogiendo las respuestas tácticas que van desde la simple presencia policial hasta el uso del arma de fuego (fuerza potencialmente letal). La violencia demuestra pérdida del control, la fuerza implica una acción consiente, controlada y orientada correctamente. En cada encuentro entre un policía y un ciudadano sospechoso, debe fluir una secuencia lógica y legal de causa y efecto, basada en la percepción del riesgo y la evaluación de la actitud de la persona. El uso diferenciado y progresivo de la fuerza es la selección adecuada de las opciones de fuerza por el policía, en respuesta al nivel de resistencia del individuo sospechoso o infractor a ser controlado. Niveles del Uso de la Fuerza por el Efectivo Policial: Preventivo (Presencia policial, Contacto visual, Verbalización). Reactivo (Control de contacto, Control físico, Tácticas defensivas no letales, Fuerza potencialmente letal). Hay una amplia serie de formas representativas del uso de la Fuerza No Letal. Éstas incluyen lo siguiente: Armas de impacto (bastón policial), Armas Químicas (agentes químicos, sprays), Agua a alta presión (vehículos Neptuno), Armas Electrónicas (pistola laser, toritos), Sistemas perforadores de las ruedas de los vehículos (sistema plegable) La mayoría de estas formas constituyen herramientas reconocidas de la policía, pero cada una de ellas tiene limitaciones, al igual que ventajas. El agua a alta presión, especialmente si se utiliza con tinte, puede ser eficaz en casos de disturbios civiles; sin embargo, si se usa incorrectamente puede producir lesiones. USO DE LA FUERZA POTENCIALMENTE LETAL La Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclama que todos tienen derecho a la vida, la libertad y la seguridad personal. El derecho a la vida es el bien supremo que, si no es asegurado, hace que todos los demás carezcan de sentido. El uso de la fuerza potencialmente letal constituye una medida extrema solamente justificada por la legítima defensa de la vida.

CNL DESP GUSTAVO FELIX GARNICA PEÑARIETA DIRECTOR NACIONAL DE INTERPOL BOLIVIA