MAR
NOV
20
MAR
NOV
20

Gastronomía insalubre en el puente San Martín






13 julio, 2018

Existen conflictos entre vendedoras y autoridades en cuanto a la responsabilidad por falta de mejoras en el comedor.

Violeta Castillo/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico- julio 13/2018)
El puente San Martín es, indudablemente, uno de los espacios de encuentro más concurrido de la ciudad, no sólo por los habitantes de Tarija, sino también por los turistas que visitan la capital. Sin embargo, con el paso de los años se ha registrado un crecimiento en la cantidad de personas que se instalan en el lugar para vender alimentos y bebidas, sin que se mejore las condiciones.
A raíz de estas observaciones, la intendencia municipal realiza constantemente operativos en la zona, en la última inspección se verificó que el expendio de comida se sigue realizando de manera insalubre pues las vendedoras de comida estarían utilizando agua del río Guadalquivir para el lavado de sus utensilios, platos y cubiertos.
También se habría evidenciado otras infracciones en las que incurren las vendedoras.
“Estarían echando las aguas servidas en diferentes puntos, vale decir en el área verde, en la carpeta asfáltica, incluso se estaría echando el agua al río. Hemos visto restos de comida, hay lechuga tomate y otros que también estarían contaminando el río”, informó Zulma Miranda, responsable de Inocuidad Alimentaria de la Intendencia.
Al conocer los resultados de esta inspección, El Periódico se dirigió al lugar y tomó contacto con las vendedoras del puente San Martín quienes se dirigieron a nuestro medio de comunicación manifestando que sí tienen inconvenientes para realizar su actividad, pero le atribuyen la responsabilidad a las autoridades indicando que ellos se habrían comprometido hace más de un año a realizar mejoras en el lugar pero que no habrían cumplido con este acuerdo.
Indicaron que esta situación les preocupa porque son conscientes de que éste es un lugar turístico es de mucha concurrencia.
“Tenemos las peores condiciones (…) los techos para caerse, agua no tenemos, tenemos un solo grifo que está abajo (…) está cayendo muy poquita agua y tenemos que hacer fila”, es lo que declaró la presidenta del comedor San Martín, Angélica Encinas, quien se dedica a la venta de pasteles. En cuanto a las visitas que realiza personal de la intendencia, doña Angélica comentó que las vendedoras sí tienen la predisposición de mantener limpio su espacio pero que no tienen las condiciones para ello.
La dirigente también dijo que recuerda el proyecto municipal impulsado por el concejal Alan Echart que consistía en transformar este espacio en una plaza de comidas. Encinas indicó que sí les presentaron la maqueta, que Echart se reunió con ellas en varias oportunidades y que la autoridad gestionó que en el lugar exista de manera permanente un contenedor de basura, pero que después el proyecto se estancó. Además de pedir mejoras en la infraestructura del comedor y los baños, las vendedoras piden que se atienda otras necesidades como la falta de iluminación y de seguridad, pues en las noches a lado del río se reúnen bebedores consuetudinarios y antisociales.
En cuanto a esta última inspección, Miranda indicó que la intendencia procederá a emitir boletas de notificación a las vendedoras del comedor San Martín exhortándolas a cumplir las normas y se les dará plazo hasta la próxima semana cuando se hará un nuevo operativo. De no evidenciarse una mejora, se procederá a sancionarlas mediante multas económicas de acuerdo a norma. (eP)

LosDATOS
-Fluctúan 20 y 32 la cantidad de vendedoras habituales en el comedor San Martín.
-La intendencia Municipal también plantea normar los precios de la comida que se oferta.

Proyecto frustrado
Violeta Castillo/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico- julio 13/2018)
Desde fines del 2016, se iniciaron gestiones para mejorar la infraestructura de este comedor como parte de un proyecto que planteaba establecer una ruta turística desde Tomatitas hasta el puente Bicentenario. La maqueta presentada por el gobierno municipal consistía en la construcción de una plaza de comidas con vista al río, con un parque para niños y estacionamiento para movilidades. El proyecto contó con la aprobación de las vendedoras y debería haberse iniciado su ejecución a fines del 2017.
Las vendedoras indican que el inicio de obras se suspendió debido a que fin de año es una época alta y que significaría una considerable pérdida económica, por lo que se acordó ir realizando algunas mejoras de manera paulatina. Efectivamente, el año pasado se realizaron algunas gestiones como un acuerdo con EMAT para asegurar la limpieza y recojo de basura y refacciones al techo. Sin embargo estas mejoras no resuelven el problema de raíz que es la insalubridad en la venta de comida y el mal aspecto de un lugar altamente concurrido.
Esta versión contrasta con la ofrecida por la responsable de inocuidad alimentaria de la Intendencia, Zulma Miranda, que señala que ese proyecto se estancó por el incumplimiento de los acuerdos firmados por parte de las vendedoras.
Miranda dijo que a fines del 2017 se había realizado un convenio del que también fue parte la Gobernación en el que se incluyó un programa de capacitación para las vendedoras, para lo que se trajo a una chef profesional. Si bien en un inicio las vendedoras accedieron, luego no quisieron acudir a los talleres e incluso habrían agredido a quien impartía el curso. “Casi la pegan a la chef porque les ha dicho que por favor no vendan en el lavador, que vendan en ollas con tapa o como vean, pero no así expuesto (…) dijeron que ellas venden así desde siempre y que no van a cambiar”, señaló Miranda al relatar que luego de este conflicto se detuvo las gestiones gubernamentales que también establecía la instalación de lavaplatos para todas. (eP)

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Gobierno Municipal de Tarija firmó un convenio de cooperación con Word Wildlife Fund (WWF), para fortalecer la gestión ambiental en Tarija.

RESTA

18 estudiantes de la Facultad Técnica Policial denunciaron ser agredidos físicamente por uno de sus instructores.