DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

El SEMAT atendió más de 1.500 casos de emergencia






13 julio, 2018

Sidar Paca/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico,julio-13/2018) La directora del Servicio de Emergencias Médicas Autónomo de Tarija (SEMAT), Paola Iñiguez, informó que desde su creación la institución en salud atendió más de 1.500 casos de emergencia y urgencias en la capital tarijeña salvando vidas humanas.
“Nosotros estamos brindando atenciones en las zonas que estuvieron desprotegidas por bastante tiempo, que es el área prehospitalaria, y la institución está empezando a organizar este sector prestando atenciones de emergencias y urgencias”.
Asimismo, dijo que a nivel departamental se está prestando la atención del traslado de pacientes, en las áreas de toxicológica, consejería médica entre otros.
En ese sentido, mencionó que en la gestión 2016, fecha en la cual la institución empezó a funcionar con dos ambulancias atendió 450 hechos de urgencia y emergencia, en la gestión 2017 cerca de 810 atenciones y los primeros meses del 2018 se atendieron 360 hechos.
Es así que la galena aseveró que este servicio de salud emprendedor está brindando una fortalece al sistema sanitario del departamento, porque incluso estuvieron apoyando a las personas que acudieron a la extinguir el incendio de la cordillera de Sama en agosto del 2018.
“Sabemos que la mayoría de los accidentes de tránsito deben de ser atendidos con profesionales idóneos y a tiempo, porque si no es así las personas heridas llegan a fallecer”.
La galena mencionó que la línea gratuita del SEMAT es el 168 que debe de ser utilizado por las personas que realmente se encuentran en una situación de emergencia o urgencia para que los médicos de la institución acudan con la ambulancia al lugar donde se encuentra aquel que solicitó la ayuda. (eP)

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.