VIE
JUL
20

UNA CURIOSA CAJA DE PANDORA… EL MÁSTIL MILLONARIO





12 julio, 2018

Parece tedioso y cansador seguir hablando del mástil millonario, pero cada vez que se averigua más surgen nuevos elementos y nos preocupa, el alcalde Rodrigo Paz debería estarlo también. El concejo municipal parece haber encontrado indicios de algo en esta cuestionada obra, lo que hace que se esté poniendo bastante énfasis en su fiscalización estas últimas semanas.

El viernes anterior se hizo una primera inspección de la que se supo que sólo el anclaje, nos remitimos a la información brindada por el ente deliberante, cuesta Bs. 1,8 millones, una fortuna. Además, que se está ensanchando la rotonda ganándole espacio a las vías de la avenida Panamericana que vincula la ciudad de sur-norte-sur y se cruza con las Avenidas de Circunvalación y de Integración, por si acaso, las tres avenidas más largas y transitadas que tenemos, de alto tráfico vehicular, por donde también circulan buses de pasajeros y camiones de gran tonelaje.

Este miércoles se realizó una segunda inspección al mástil millonario, esta vez los concejales fueron acompañados por miembros del colegio de arquitectos, la sociedad de ingenieros, auditores, economistas y abogados según se conoció. Se emitirá un solo y categórico informe, un documento redactado y firmado por todos, que puede definir el futuro del costoso proyecto, a no ser que el alcalde crea que todos estos cuerpos colegiados están “conspirando contra él”, ya sería demasiado.

En la visita se habría evidenciado que el material del mástil millonario no es de acero galvanizado, requisito exigido para esta clase de estructuras, solo estaría pintado con pintura anticorrosiva. También se identificó que el documento base de contrataciones (DBC) no se apega a las normas básicas que rigen en nuestro país, es demasiado general y no indica siquiera la calidad y características del material que debería usarse en el mástil, solo como un ejemplo. Igualmente se ha vuelto a advertir con los riesgos que representa para los conductores y peatones, la rotonda donde está el mástil millonario. Según el arq. Leopoldo López, el diseño presentando de esa rotonda es “dibujo libre”, o sea, no un trabajo tecnico-profesional a la altura de lo que se quiere hacer. Además, el hecho de ganarle espacios a las vías de circulación, volviéndolas más angostas, para ensanchar esa rotonda, implica ya una acción de alto riesgo considerando el indice de tráfico de esa zona.

Por si fuera poco, haciendo énfasis en lo innecesario del mástil millonario, la posta de salud Guadalquivir, que está al frente, luce deteriorada, mal mantenida, con carencias de equipamiento e insumos… por si acaso, es una responsabilidad municipal.