VIE
JUL
20

QUIEREN REUNIRSE CON EL MINISTRO HÉCTOR ARCE 





10 julio, 2018

Delegados políticos del gobierno nacional para Tarija han habido muchos, desde Celinda Sosa, Luís Arce, Roberto Aguilar, Cesar Torrico y ahora Hector Arce, cada uno con su propio estilo, encargados de coordinar con la dirigencia Departamental del Movimiento al Socialismo (MAS), los sectores y las organizaciones sociales, tomándole el pulso a la situación de este partido y más que nada a la de Evo Morales. Como su nombre lo indica, han jugado más un rol político aunque también se han encargado de estar en contacto con las entidades dependientes del gobierno en Tarija.
Ante los rumores o anuncios de la llegada de Hector Arce, actual ministro de justicia, se busca gestionar un encuentro con él para tramitar más fideicomisos, de hecho que la reunión debe darse con el gobernador Adrian Oliva y sus secretarios. Seamos claros en algo, en especial para quienes cuestionan que un ministro venga a cumplir un rol político… lo que se está tratando es de conseguir un acercamiento “político” que ayude a alcanzar un objetivo que tendrá repercusión en la gestión. No vemos nada de malo en eso, por el contrario, es el camino en una situación como la que se vive en el Departamento. El contacto más cercano por ahora es Arce y se intentan las alternativas para llegar hasta él.
Por otro lado, sería muy importante que quienes tienen contacto con esta autoridad, hagan eco de lo que suena en Tarija y se logre realizar este encuentro. Consideramos que la intermediación de Arce puede resultar por demás positiva para la región y al mismo tiempo para el gobierno de Evo Morales, es una fórmula en la que todos ganan y se rompen prejuicios complejos sobre que este gobierno no se ocupa de nuestro departamento como corresponde, por lo menos así suena en el discurso de los opositores a Evo. Toda gestión es positiva, si se logra el contacto y el ministro Arce muestra buena voluntad de ser ese puente para viabilizar gestiones positivas en favor de Tarija, habrá que saber reconocerlo, no solo desde el pueblo, sino también desde quienes hoy lo ven como ese nexo necesario y piden la reunión.