MIE
SEP
19

Vettel rompe la maldición de Ferrari






9 julio, 2018

 

  • El alemán de Ferrari logró su 51ª victoria en la Formula 1 en el GP de Gran Bretaña 2018 y devolvió la victoria a los italianos en Silverstone siete años después

 

AGENCIAS

Sebastian Vettel se infiltró en territorio enemigo y lo hizo con la ayuda de Kimi Raikkonen. El finlandés se tocó con un Hamilton que arrancó desastrosamente en su gran premio de casa y le hizo caer a los últimos puestos en la primera vuelta tras su pasada de frenada. El alemán mantuvo la calma, se sobrepuso a los dos coches de seguridad del tramo final y se zafó de Bottas a cinco vueltas del final.

Hamilton limitó daños a última hora, perdiendo solo siete más con el alemán de Ferrari, que ya iguala a Alain Prost como el tercer piloto de la historia con más victorias en la F1 y que devuelve a Ferrari el triunfo en Silverstone siete años después (desde 2011 con Alonso).

En la salida, Hamilton cayó al 18º puesto y se quejó por radio de que su coche estaba roto, aunque comenzó una remontada de libro desde la primera vuelta. Por detrás, Pérez trompeó en los primeros metros, estando a puto de llevarse por delante a los dos Williams, que salían de boxes.

Vettel abrió un hueco de tres segundos con Bottas en la primera vuelta, mientras que Hartley, que salió contra el reloj desde el pitlane, abandonó tras el primer giro.

Al final de la vuelta 13, Raikkonen paró en boxes, cumplió su sanción de 10 segundos y montó los medios para tratar de llegar hasta el final de las 52 vueltas del GP de Gran Bretaña. El finlandés volvió detrás del Haas de Magnussen, en 11ª posición, desembarazándose rápidamente de él. Pérez y Alonso también pararon en la misma vuelta.

En la vuelta 30, Ricciardo volvía a parar y montaba de nuevo el blando, volviendo por detrás de Hamilton y delante de un lento Hulkenberg, que rodaba 7º. La jugada de Red Bull no fue suficiente para adelantarse a lo que estaba por llegar…

Tres giros más tarde, Ericsson tuvo un accidente en Abbey, entrando completamente cruzado por dejar abierto el DRS y provocó la salida del Safety Car. Los dos pilotos españoles entraron a boxes, del mismo modo que Vettel, Verstappen y Raikkonen, montando los blandos. Mercedes volvió a apostar por mantener a sus pilotos en pista con los medios y dejarles que defendieran el cobre con un neumático más duro que el resto.

Con 15 vueltas para la bandera a cuadros, Raikkonen superó a Verstappen en la segunda recta, pero el holandés le devolvió la pasada… ¡por fuera en Copse! en una maniobra de maestro.

La batalla entre los dos Mercedes y los dos Ferrari se desarrolló con intensidad hasta que a cinco vueltas del final, Vettel volvió a intentarlo antes de las S y completó la maniobra de cirujano ante un Bottas que se quedó sin neumáticos y acabó 5º. Hamilton hizo lo propio en la vuelta siguiente, apretando al máximo en la recta final para tratar de completar la machada.

Pero el imposible no llegó, aunque el británico limitó daños ante su gente y sale de Silverstone con ocho puntos de desventaja ante un Sebastian Vettel que igualó a Alain Prost con su 51ª victoria en la Fórmula 1. Ya está entre los tres más ganadores de la historia.