DOM
SEP
23

Joven que fue a recuperarse de las drogas falleció en accidente de tránsito






9 julio, 2018

 

 

La madre no pudo ir a recoger el cuerpo de su hijo hasta el lugar del accidente

 

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA

(elPeriodico- julio 09/ 2018) “Tal vez fue el destino o la mala suerte; sin embargo, de 40 pasajeros,  mi hijo fue el único que perdió la vida en el vuelco de la flota que le trasladaba de Cochabamba a Tarija”, comenzó contando Charito, como le dicen los amigos, quien no quiso dar su nombre para no ser revictimizada; pero, relató al elPeriódico, lo que vivió aquel fatídico año.

“No se le olvide, uno sale pero no sabe si vuelve. Si a mí me llega a pasar algo, tranquila, yo me voy feliz con usted”, le dijo su hijo a su madre antes de subir a la flota que le traería a Tarija desde Cochabamba; pero dos horas más tarde,  falleció en un accidente de tránsito.

El hecho, según el reporte policial, se produjo a causa de un camión cargado que no pudo estacionar bien a un lado de la carretera, provocando que la flota en la que viajaba su hijo, pierda el control, llegando a volcar.

“La mayoría de los heridos sufrieron golpes, pero ninguno en estado de gravedad; pero mi hijo quien se encontraba en la primera fila de la parte de arriba de la flota salió por la ventana y fue el único que falleció”, contó la mujer, quien comenzó a llorar el recordar ese momento.

Mencionó, que su hijo era el mayor de tres hermanos, el que la apoyaba después de que su padre los abandonó para iniciar otra vida.

“Él ya estaba por salir del colegio; pero por problemas que tuvo con las drogas, alcohol y las peleas decidí junto a él que tiene que irse a recuperar a Cochabamba, ahí existe una clínica que se encarga de esos problemas”, añadió.

 

El inolvidable día

Un domingo del año 2010, será el día que nunca olvidará la madre, pues  a las 08:56 de la mañana, cuando comenzaba su rutina del fin de semana, pasó lo impensado.

“Era un policía, me llamaba desde el -teléfono- celular de mi hijo,  me preguntó qué parentesco tenía con él, me dijo que había sufrido un accidente y que me acercara a Tránsito en Tarija”, mencionó que hasta entonces,  no le habían informado nada específico.

“Salí de mi casa perdiendo los zapatos como se dice,  porque no me acuerdo que me había puesto,  me fui a Tránsito, ahí me informaron del accidente de la flota donde mi hijo había perdido la vida”, contó con llanto.

“Quise morir en ese momento,  no le deseo a ninguna madre  eso, porque es lo más doloroso que puede pasarnos”, relató.

Continuó contando que tras la información se desmayó, su hijo menor y su hija le agarraron junto a los policías para que no se caiga y pueda recuperarse; pero, luego volvió nuevamente en sí y comenzó a averiguar qué es lo que se haría con el cuerpo de su hijo si lo traerían a Tarija o ella tenía que ir a recogerlo.

“Hubiera dado lo que sea por haber viajado a recoger a mi hijo, pero me dijeron que ya estaba en camino a Tarija,  porque el accidente había pasado unas dos a tres horas antes y se había realizado toda la documentación para  traerlo a mi hijo”, indicó.

“Creo que fue mi culpa” dijo, porque ella le convenció para que pueda cambiar de vida y lo que tenía que hacer es salir de las drogas.

“Nadie hubiera pensado lo que pasaría, por mucho tiempo me eché la culpa; sin embargo ahora con lo que me dicen mis hijos que no fue mi culpa y me hablan, ya estoy convencida que traté de que él cambiara su vida para tener un mejor futuro”, apuntó.

La madre contó que su hijo tuvo problemas en el colegio,  se paleaba  con sus compañeros, pero siempre salía vencedor en los golpes, por lo que decían que “salió a su papá” bromeando, al indicar que el adolescente en vida  estuvo cuatro meses en un centro de rehabilitación en Cochabamba.

“Él comenzó a trabajar en las vacaciones para  pagarse ese tratamiento,  porque él quería dejar esa vida, cuando me llamó antes de venir en esa flota donde falleció, me contó que le fue bien y que se sentía mejor,  desde que se internó no probó nada, lo que  le hacía bien”, contó. (eP).

 

EL APUNTE

Salir adelante luego de perder a un hijo

 

Al finalizar y aguantarse de llorar,  la mujer agradeció a sus hijos,  quienes le ayudaron a salir adelante y pidió a las madres que quieran a sus hijos porque son lo mejor de la vida.

“Yo perdí a mi hijo, tengo un vacío grande que nunca se podrá llenar; sin embargo,  la vida continúa y sé que mi hijo hubiera querido que viva por él; de eso me encargo todos los días de mi vida”, aseveró con lágrimas en sus ojos.

Indicó que ella continúa apoyando a sus hijos en lo que puede y además va todos los fines de semana a la tumba donde fue enterrado su hijo, dándole gracias porque asegura que escucha sus rezos, ayudándole en todos sus objetivos.