MAR
JUL
17

El jet decomisado por la Aduana genera dudas y la oposición pide informes






9 julio, 2018

La Razón
El costoso jet que decomisó la Aduana Nacional por delitos de contrabando y que luego adjudicó al Ministerio de la Presidencia porque fue “declarado en abandono”, generó dudas en la oposición tras la aparición de un informe de ingreso de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) que identifica, además de la ruta que siguió, a los tripulantes y a la persona de contacto encargada de la aeronave.

Ante estas dudas, los opositores demandaron al Gobierno que explique las gestiones que realizó en este caso, ya que consideran poco probable que alguien deje abandonada una aeronave que costó más de 30 millones de dólares y que ahora está valuada en al menos $us 10 millones.

“No pueden eludir las autoridades del Gobierno una explicación más o menos razonable y convincente sobre cómo es que llegó esta aeronave a Santa Cruz, habría llegado además al Trompillo, donde hay instalaciones militares. Resulta que alguien la deja porque sí, y deja 34 millones de dólares sin más motivos y ya no reclama”, cuestionó el diputado Wilson Santamaría, de Unidad Demócrata (UD).

Anunció la presentación de una solicitud de informe para que el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, de cuyo despacho depende la DGAC, explique cómo ingreso esa aeronave al país, por qué se quedó tanto tiempo en un hangar del aeropuerto internacional de El Trompillo y cuál es la ruta que debía seguir.