MIE
SEP
26

Vecinos de San Luis cuestionan proyecto de mitigación






3 julio, 2018

Redacción Central/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-julio 03/2018) “San Luis pide aire puro y aguas cristalinas para el río Guadalquivir”, dice un pronunciamiento de los vecinos del barrio San Lui, en el que muestran su rechazo al proyecto de ampliación de las lagunas de oxidación, el que inició en la gestión de Lino Condori Aramayo y continúa con pequeños cambios por la actual administración departamental.
“Insistimos en una inmediata mitigación dentro de un proyecto de cierre y abandono de las lagunas de oxidación”, declara su manifestó.
El antiguo proyecto en la anterior gestión de Condori consistía en ampliar y readecuar las lagunas existentes e instalar en la zona una nueva planta de tratamiento con una vida útil de unos 20 años.
La actual gestión de la Gobernación, aumentó en el presupuesto anterior un millón de dólares americanos, argumentando un moderno proyect5o de mitigación de los malos olores que producen estas lagunas.
“El proyecto de la Gobernación presenta muchas falencias técnicas, tarda mucho en su construcción y no contiene un plan de cierre o abandono”, critican los vecinos.
Los vecinos piden una explicación técnica sobre qué hará la Gobernación con las decenas de toneladas de plástico contaminado, con los 30 mil metros cúbicos de lodos activos y de los desechos de las “obras faraónicas” de hormigón armado que piensa construir.
El manifiesto es firmado por la presidente del barrio, Gabriela Panique y los demás directivos.
En este manifiesto, la directiva de San Luis también desconoce a Ricardo Pacheco Flores como dirigente de la junta vecinal. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los 783 estudiantes y plantel docente de la unidad educativa Esteban Migliacci, mediante la actividad del teatro están organizando un festival en el que revaloricen los valores de la familia.

RESTA

Cortes de energía eléctrica, inundaciones y semáforos quemados dejaron las primeras lluvias de la temporada, mostrando una ciudad que no está preparada para ninguna eventualidad climatológica, pese a las experiencias anteriores que debieron servir para tomar previsiones a las instituciones responsables.