SAB
SEP
22

Defensa instruye refuerzo de seguridad y uso de armas de fuego en puestos fronterizos de Beni y Pando






25 junio, 2018

La Razón

El Gobierno decidió reforzar la seguridad en puestos militares fronterizos en Beni y Pando y además instruyó que se responda con disparos de armas de fuego ante posibles nuevos intentos de atraco a instalaciones militares, como el ocurrido la noche del sábado 16 de junio, cuando miembros de la organización criminal Comando Vermelho se llevaron armas y municiones.

El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, informó en una entrevista con el canal estatal Bolivia Tv que hace días se dio la instrucción de reforzar los puestos militares fronterizos en toda Bolivia, pero en lo inmediato en aquellos ubicados en Beni y Pando, en el límite con Brasil y donde operan organizaciones criminales.

“Se ha dado una instrucción hace días de que se refuerce la seguridad fundamentalmente en todo lo que es Beni y Pando, donde esos grupos de narcotráfico y crimen organizado han amenazado con continuar sus ataques. Nuestras Fuerzas Armadas están en apronte y se ha dado la instrucción de que si son atacados con armas de fuego respondan también con armas de fuego”, insistió.

El asaltó de la noche del 16 de junio fue a la Capitanía Menor de Bruno Racua en la fronteriza Porvenir, en Pando. Los delincuentes, unos siete, hicieron disparos de armas de fuego e hirieron a un militar para luego huir con nueve fusiles AKT-56-2 más sus cargadores y cinco pistolas de dotación individual marca Taurus PT-24/7, además de dos cargadores.

El Comando Vermelho es uno de los carteles de droga de Brasil y el más poderoso de Río de Janeiro. En Brasil también opera el Primer Comando de la Capital (PCC), otra organización delictiva dedicada al crimen organizado y al narcotráfico.

Un operativo policial logró detener al ciudadano de nacionalidad brasileña Odelio B. C. por la presunta comisión de los delitos de robo agravado, robo de armamento y munición militar, además de lesiones graves y leves. Además, los militares responsables del puesto militar fueron sometidos a procesos internos.

En un primer momento, Zabaleta dijo que los militares no estaban preparados para enfrentar acciones delictivas como las que se vio en el puesto fronterizo.

Ahora aseguró que habrá una respuesta proporcional de darse un nuevo caso. “Espero que no haya ningún incidente donde ninguna agrupación delincuencial quiera aventurarse a atacar nuevamente un puesto miliar porque vamos a responder como corresponde”, advirtió.