MIE
JUL
18

Colombia goleó 3-0 a Polonia y sueña






25 junio, 2018

– El equipo de Pékerman dio un golpe de autoridad, demostró que el tropiezo ante Japón fue eso, se apuntó su primera victoria y Senegal es el siguiente objetivo

AGENCIAS
La Selección colombiana prolongó el sueño mundialista en Rusia tras golear por 0-3 a Polonia, con tantos de Yerry Mina, Radamel Falcao y Juan Guillermo Cuadrado y una exhibición descomunal de Juan Fernando Quintero.
No tenía margen de error el equipo de José Pékerman después del inesperado tropiezo del pasado martes ante Japón (1-2), y todo lo que no fuera sumar de a tres esta noche en Kazán supondría un revés prácticamente insalvable. Enfrente, una selección polaca dubitativa, en la que Adam Nawalka optó por cambiar el plan inicial tras la caída ante Senegal en su debut (1-2) -abandonó la línea de cuatro atrás y apostó por un 3-4-3- y que, con esta derrota, se marcha de Rusia a las primeras de cambio.
Pékerman, amigo como es de jugar al despiste, aseguró en la previa que para él “era una tentación” juntar a James y a Quintero en el once, pero dejó entrever que eso era algo que difícilmente haría. Sin embargo, sorprendió y se atrevió a poner de inicio, por fin, a las dos zurdas de más talento de la Selección Colombia.
Respondieron los ‘jugones’ al envite y se adueñaron de la redonda: hicieron jugar como los ángeles al equipo ‘cafetero’, que, por momentos, recordó a ese que maravilló hace cuatro años en Brasil.
Con Quintero enchufado, James crecido y la dupla Davinson-Mina anulando por completo a la principal amenaza polaca, Robert Lewandowski, el equipo ‘tricolor’ -hoy azul- apenas sufrió ante el que era, a priori, el favorito del grupo.
Tras el nerviosismo inicial de los primeros minutos, Colombia se fue acomodando, con actitud y orden atrás y siempre con Quintero al timón. Apenas se inquietó a Szczesny en la primera mitad, con la única salvedad de un disparo de Cuadrado, desbocado por la derecha, y del gol de Mina, que llegó al filo del descanso (m.40), cuando más lo necesitaba -y merecía- el conjunto sudamericano.
El 0-1, que hizo tomar aire a los más de 30.000 colombianos que se congregaron en el Kazán Arena, llegó en una jugada deliciosa, una triangulación de las zurdas de oro en un saque de esquina: tuya-mía entre Quintero y James desde el lateral y el ’10’ puso el esférico, preciso, al punto de penalti, donde Mina se hizo gigante, le ganó el salto a su par y batió por primera vez la portería polaca.
Volvió aparecer Quintero, en su salsa esta noche, y encontró un pase donde nadie más lo vio para poner balón entre líneas a Falcao, quien tuvo recompensa a su gran partido con un toque suave con el exterior del pie ante la tímida salida de Szczesny. 0-2 y partido sentenciado en el minuto 70.
Colombia estaba desatada y Polonia hundida. Y ahí llegó el tercero, sin tiempo para la reacción de los de Nawalka, Cuadrado clavó la puntilla a los europeos a falta de un cuarto de