DOM
JUL
22

MIL PALABRAS (170)





22 junio, 2018

Un viejo dicho

Por Ramón Grimalt

Un viejo dicho muy inglés reza “vamos a ponernos de acuerdo en que podemos no estar de acuerdo” y, la verdad, se ajusta a la perfección a este intolerable tira y afloja entre el Gobierno y la Universidad Pública de El Alto (UPEA). Después de un mes de protestas, alguna de las cuales se tornó violenta con varios heridos y universitarios detenidos, la opinión pública comienza a estar harte de esta falta de respeto de unos y otros hacia una ciudadanía que lo único que quiere es desarrollar sus actividades cotidianas en paz. El problema reside, precisamente, en eso mismo: la incapacidad para negociar una alternativa razonable al problema.
La UPEA considera inaceptable cada una de las propuestas del Gobierno que tienen que ver, básicamente, con la modificación de la ley de coparticipación tributaria. Desde Plaza Murillo se ofrece una asignación especial de 70 millones de bolivianos más a los 68 millones comprometidos. Pero todo indica que es insuficiente, tomando en cuenta que esa superior casa de estudios tiene un número extraordinario y no certificado de alumnos inscritos que demandan un presupuesto mayor