MIE
AGO
15

Locales clausurados migran para seguir funcionando






19 junio, 2018

La venta de bebidas alcohólicas en locales es una actividad rentable, sobretodo en la noche cuando no hay el control adecuado de las instituciones

Sidar Paca/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico,junio–19/2018) La venta

de bebidas alcohólicas en locales es una actividad rentable, sobretodo en la noche cuando no hay el control adecuado de las instituciones
Sidar Paca/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico,junio–19/2018) La venta de bebidas alcohólicas en restaurantes o comedores se volvió rentable, sobretodo en la noche cuando no hay el control institucional respectivo.
Pero, cuando estas son sorprendidas infringiendo las normas y son clausuradas, optan por migrar a otros sectores y seguir con sus actividades con una licencia de funcionamiento que fue tramitada por una tercera persona.
En los barrios de las zonas periurbanas de la ciudad de Tarija, la actividad económica de la venta de alcohol camuflada como comercio de alimentos se volvió una de las alternativas de las familias para conseguir recursos económicos infringiendo las normas, sobretodo, a menores de edad en horas no permitidas, como ser en la madrugada.
La Dirección de Ingresos Municipales, la Guardia Municipal, la Intendencia con apoyo de efectivos policiales, procedieron a la clausura de estos negocios que se dedican a esta actividad que vulnera las normas.
No obstante, estas personas se trasladan a otros barrios a seguir con su actividad, pero antes consiguen una licencia de funcionamiento de la Dirección de Ingresos tramitada por un familiar cercano que no tenga antecedentes, para operar como restaurante vendiendo alcohol.
El director de Ingresos de la Alcaldía, Marcelo Calle Aparicio, indicó que estas personas se vuelven reincidentes infringiendo las normas de venta de bebidas alcohólicas en la ciudad de Tarija, por ello, optan en cambiar de lugar para seguir con sus actividades de manera supuestamente “legal” con una licencia de restaurante o comedor.
“Cuando recibimos denuncias de presidentes de barrios de la capital, actuamos de forma inmediata y clausuramos estos locales de manera definitiva”, refirió.
“Hay malos ciudadanos que siguen sacando licencias de funcionamiento con terceras personas”, acotó.
La Dirección de Ingresos procede por mes a clausurar unos 15 locales que infringen las normas de venta de alcohol, pero antes, estas son notificadas, no obstante, siguen reincidiendo, según pudieron constatar los mismos funcionarios municipales.
Calle resaltó que tienen conocimiento de que todas las personas a las que les clausuraron sus negocios de venta de bebidas alcohólicas o conocidas como comedores populares, son reincidentes.
“La Policía y la Guardia Municipal encuentran a estas personas en la noche en otros lugares con sus negocios vendiendo bebidas alcohólicas, haciendo un mal uso de su licencia de funcionamiento, quienes se dan todas las formas de seguir con esta actividad que está prohibida”, indicó.
Esta situación está preocupando a la Federación de Juntas de Vecinos (Fejuve) de Cercado, porque estas personas que tienen este tipo de negocios están en barrios donde la inseguridad va creciendo por el consumo de bebidas alcohólicas en exceso.
El presidente de Fejuve Cercado, Edwin Flores Mena, indicó que por estos negocios, zonas como la avenida Circunvalación se convirtieron en la noche, en sitios inseguros por donde las personas no pueden caminar de manera tranquila. (eP).
EL APUNTE
Controles de la Guardia Municipal
Por otra parte, el director de la Guardia Municipal, Edson Rojas, aseguró que diariamente la institución realiza actividades de control a restaurantes y comedores, los que funcionan en cercanías de centros hospitalarios, escuelas, universidades, estaciones de servicio, centros religiosos, hostales, alojamientos y campos deportivos.
Por normativa municipal, está prohibido el funcionamiento de este tipo de locales en inmediaciones de centros como los mencionados.
Recordó que son los vecinos quienes denuncian a estas actividades ilícitas