SAB
SEP
22

Panamá debuta ante un Bélgica que quiere ser campeón






18 junio, 2018

AGENCIAS
A las 18:00 PM del lunes 18 de junio, en Sochi, rodará por primera vez el balón en un partido de un Mundial en el que la selección de Panamá forme parte del evento. El histórico día se recibirá con júbilo en el país canalero, cuando sus más de cuatro millones de habitantes dejen todo lo que estén haciendo para girar su atención hacia lo que ocurra en Rusia.
Quién no tendrá problemas a la hora de contener la emoción será el técnico de los panameños, Hernán Darío Gómez. El colombiano fue ayudante de Pacho Maturana durante los Mundiales de 1990 y 1994, comandando a la generación de oro del fútbol cafetero, y para el proceso de clasificación al Mundial de Francia en 1998 fue nombrado seleccionador nacional. Su experiencia se complementó con la clasificación de Ecuador para el Mundial 2002, con lo que la llegada de Panamá al Mundial de Rusia 2018 le incluye en el selecto grupo de entrenadores que han sabido dirigir a al menos tres selecciones en una Copa del Mundo, junto a Henri Michel, Bora Milutinovic y Carlos Alberto Parreira.
En el conjunto canalero está todo listo para el debut mundialista, aunque tras la última sesión de entrenamiento en Saransk, antes de partir hacia Sochi, tanto Gómez como Aníbal Godoy se ejercitaron al margen del grupo con diversos problemas físicos. Panamá basa su juego en su seguridad defensiva, y estos dos elementos –junto a Román Torres en la última línea– son cruciales para el buen desempeño táctico del grupo, por lo que la preocupación dentro del cuerpo técnico es obvia, más allá de que se confíe en que ambos puedan llegar en buenas condiciones al encuentro.
Bélgica, comandado por el español Roberto Martínez, tiene a su favor no sólo un gran número de jugadores de gran calidad, sino también un sistema y estilo de juegos definidos.
Bélgica fue el primer equipo europeo en clasificar al Mundial y sus dos últimos amistosos antes de viajar Rusia (3-0 a Egipto, 4-1 a Costa Rica), les han puesto en boca de todos. Con un sistema clásico de 3-4-3 con laterales largos, Martínez logra juntar en ataque a Romelu Lukaku, Eden Hazard y Dries Mertens, apoyados en el medio campo con jugadores de la calidad de Thomas Meunier, Yannick Carrasco, Kevin De Bruyne, entre otros. Mucha dinamita.
Quizás las grandes dudas de los Diablos Rojos lleguen en defensa. Roberto Martínez ha confirmado que su capitán, Vincent Kompany, no podrá ser de la partida en los dos primeros partidos del grupo, mientras que el defensa del Barcelona Thomas Vermaelen viene también arrastrando problemas y se le tiene mucho miedo a su consabida fragilidad física