DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

Iván Duque es el nuevo presidente de Colombia tras derrotar a Gustavo Petro






18 junio, 2018

El Comercio

Bogotá. El derechista Iván Duque, delfín político del ex mandatario Álvaro Uribe, fue elegido este domingo como nuevo presidente de Colombiatras obtener una holgada victoria frente al ex guerrillero Gustavo Petro en la segunda vuelta electoral.

Desde su comando de campaña en Bogotá, el presidente electo de Colombia, Iván Duque anunció que realizará “correcciones” al histórico acuerdo de paz que desarmó y transformó en partido a la guerrilla FARC.

“Esa paz que añoramos, que reclama correcciones, tendrá correcciones para que las víctimas sean el centro del proceso para garantizar verdad, justicia y reparación”, dijo el mandatario electo en su primer discurso tras la victoria de este domingo.

“Hoy no hay ciudadanos vencidos, porque quiero ser el presidente que le dé el mismo amor a los que votaron por mío a los que no lo hicieron o votaron en blanco”, agregó Iván Duque.

En un duelo determinante para los pactos de paz que buscan acabar con medio siglo de guerra, Duque obtuvo el 53,98% de los apoyos contra el 41,81% con el 100% de los votos escrutados, según la autoridad electoral.

El candidato de izquierda Gustavo Petro reconoció su derrota minutos después de que la autoridad electoral reconociera como nuevo presidente a Iván Duque. “Por ahora no seremos gobierno”, escribió el ex alcalde de Bogotá en Twitter.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos felicitó a Duque, vencedor de elecciones presidenciales en Colombia:

El jefe del partido político FARC, Rodrigo Londoño, también felicitó al presidente electo de Colombia, Iván Duque, y dijo que reconocían la decisión de las mayorías. “Es momento de la grandeza y la reconciliación”, escribió en Twitter

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.