MIE
JUL
18

Histórico México: hazaña sobre Alemania






18 junio, 2018

– Hirving “Chucky” Lozano marcó el gol del triunfo del TRI y dio el primer batacazo del Mundial Rusia 2018

MOSCÚ
Es una victoria histórica, pero además pudo ser una victoria raspada, herida, sufrida, dolorosa, pero encima terminó siendo, además, llena de angustia, llena de drama, rozando los pucheros de la tragedia. Pero ahí quedó: triunfo apoteósico de México sobre Alemania. 1-0. Y que lloren los apostadores.
El luto de los alemanes tiene tres asesinos. Guillermo Ochoa montando el muro que los alemanes prometieron, y con un devastador Javier Hernández, que convirtió en su bayoneta asesina a Chucky Lozano.
CAZADOR, CAZADO…
Se masticaba. Intensidad. La rabia del hambre, el hambre de la rabia. Ambos, México y Alemania.
Bajo un alto grado de concentración y despliegue físico, los porteros empezaron a convertirse en personajes de novela. Detener la artillería rival de convertía en una oda de ciencia ficción.
Alemania quiso montar la emboscada y la trampa se lo tragó entero al minuto 45. Porque en el afán de burocratizar el juego, México empezaba a recuperar balones, en una extraordinaria labor de Héctor Herrera, Andrés Guardado y Miguel Layún.
Alemania, siempre, con esa prontitud casi genética para el disparo, amenazaba. Era peligro latente. Incluso llegó a sentir el aliento de angustia de Ochoa.
Pero México era más vertical, con posición de disparo. Y en la cabalgata sistemática Javier Hernández elegía ser el pivote, mientras buscaba la sincronía con Chucky Lozano, con un Carlos Vela que dudaba de reclamar la posesión para explotar su capacidad de ejecutor.
Entre los forcejeos, en ese drama en el que Goliath empieza a sentir el muñequeo del eterno David, ese protagonista que se ahoga ante la playa del quinto juego, Alemania se descuida a pesar de tantas advertencias.
Minuto 35. Javier Hernández arrastra, amenazando con perfil hacia la derecha. Mide los tiempos para que Chucky entre al área. Lozano revienta dos osamentas, la de Kimmich y la de Ozil, en una tibia cobertura. Limpiado de maleza el terreno, su disparo es abajo, a la derecha, sí al palo de Neuer. 1-0, México.
TRAGOS AMARGOS
Cada quien tendrá su enciclopedia de explicaciones. Porque el segundo tiempo Alemania arrinconó a México. O México arrinconó a Alemania, dejándole la llanura como anzuelo.
Alto riesgo. Decisiones extremas. México tragaba amargo y Guillermo Ochoa se sentía en el Standard de Lieja. Era el acróbata porque su área se convertía en una sala de urgencias.
Y México sufre. Y Ochoa parece saltimbaqui en horas extras. Pero Alemania desperdicia y el Tri resiste.
México estremece el Mundial: le tunde al campeón y lo hace por primera vez en copas del mundo.