VIE
OCT
19

PROMISORIO ENCUENTRO OLIVA-VEGA





13 junio, 2018

Es muy importante que nuestras autoridades nos den mensajes positivos, generalmente las vemos enfrentadas entre sí, cuestionándose, movidas por intereses políticos y partidarios que logran que la gente se hastíe y aborrezca su accionar. En una Tarija tan fracturada y de pocas señales esperanzadoras, el encuentro entre el gobernador Adrian Oliva y el flamante presidente de la Asamblea Departamental, Guillermo Vega, deja ver una luz de buen augurio.

Saludamos cuando algo similar sucedió con la ex presidente Sara Armella, al parecer no nos equivocamos en nuestra apreciación porque se avanzó en asuntos pendientes e importantes sobre encaminar una serie de gestiones que estaban esperando ser viabilizadas. No se puede dejar de ver que Oliva y Vega caminan por veredas distintas, radicalmente distintas. Igual que con Armella. A pesar de eso, en este último año se despejó el camino para los fideicomisos y créditos de la banca privada, es cierto que dieron oxígeno a la gestión del gobernador pero también aliviaron cargas pesadas que estaban sobre los hombros de empresas privadas agobiadas por la iliquidez.

Por lo menos para la foto, todo se ve muy bien, pero hay un pequeño detalle que debemos distinguir en la distancia, estamos en un año pre electoral y casi nadie puede abstraerse de algo así, justamente por esas diferencias políticas es probable que la relación Oliva-Vega se torne más compleja de lo que parece, las fuerzas centrifugas del quehacer político los alejará inevitablemente, será muy difícil mantener aquello de “dejar los colores políticos de lado”, no lo decimos porque ellos no quieran, la dinámica de un proceso como el mencionado los llevará por caminos muy distintos a través de los cuales pretenden conseguir lo mismo, un algo que no está disponible para todos. Si tuviéramos definidas una especie de “políticas de estado a nivel departamental”, la seriedad y compromiso de respetarlas a raja tabla, podríamos tener la esperanza de que “a pesar de”… todo seguirá como hoy y avanzando hacia adelante, lo malo es que es casi utópico considerar en tener líneas de gestión y desarrollo iniciadas por unos, que los otros respeten si tienen el poder en sus manos o acceden a el.