MIE
SEP
26

Luciana Panke: Los partidos deben dar más espacio a las mujeres






11 junio, 2018

La entrevistada posee estudios pos-doctorales en Comunicación Política por la Universidad Autónoma Metropolitana de México y es doctora en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de São Paulo, además de ser, una reconocida conferencista internacional

Redacción Central/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-junio 11/2018) La consultora en campañas electorales en Brasil y Latinoamérica, Luciana Panke, accedió a una entrevista con elPeriódico tras su participación en el seminario internacional de comunicación política efectuado en Santa Cruz, “Tiempos de Cambio”.
Panke antes de llegar a Bolivia, ya tenía un conocimiento certero de cuál era la realidad en cuanto a la igualdad de género en este país y especialmente, sobre la participación de la mujer boliviana en los diferentes niveles políticos, algo que se refleja en sus trabajos de investigación.
La investigadora brasileña entrevistó a exdiputadas y otras mujeres que formaron parte de los procesos políticos bolivianos, refiriendo que para ella es “un sueño” llegar a Bolivia, porque desde su perspectiva, este es uno de los países más avanzados en cuanto a la equidad de género.
“Siempre tuve admiración por Bolivia, porque es uno de los países más avanzados en el mundo en participación femenina”, refirió con su característico acento portugués, aunque hablando muy bien el español.
El argumento de su declaración debe a que las leyes vigentes en el país, obligan al Gobierno Nacional como a los regionales a incluir a las mujeres dentro de la administración pública hasta un 50%. “Vi que avanzaron mucho en eso a nivel Latinoamérica”, resaltó.
Pero no todo es color de rosa, si bien las leyes están vigentes, todavía queda un buen trecho por avanzar, pues no todas las instituciones cumplen con las normativas, además que las mujeres que son partícipes de estos procesos, fueron denunciado hechos de acoso político.
El punto más endeble sobre la inclusión femenina, debe a la falta de incentivos para nuevos liderazgos femeninos, en una sociedad que avanzó, pero que no deja de ser machista.
Al ser preguntada sobre estas situaciones, pues si bien hay mujeres en la administración pública, como concejales o diputadas, pocas son las que llegan a cargos de gobernadoras, alcaldesas o peor aún, de presidente.
“Lo que pasa, es que dentro de los partidos no hay el apoyo financiero o político para que las mujeres sean incluidas, hay que dar un impulso”, aconsejó.
Lo que ella pudo ver es que los partidos políticos, si bien toman en cuenta a las mujeres dentro de sus planchas, raro es el frente que las coloca como las cabezas de estas fuerzas.
“Lo anormal es que una mujer sea incluida en la política, lo normal es que el hombre sea quien tome estos liderazgos”, refirió, acotando que no solo pasa por un tema legislativo, sino también cultural.
Sobre el tema cultural refirió que es un problema que tiene su común denominador histórico no solo en Bolivia, sino en toda Latinoamérica.
Reveló que hay un alto porcentaje en el continente de mujeres que ingresaron a la política y se vieron obligadas a divorciarse, porque sus parejas no toleraban dos aspectos esenciales:
Uno es que estén ocupadas, con alta carga horaria laboral y pocas horas en casa.
El segundo que tomen roles protagónicos por encima de su misma pareja, lo que en un pensamiento machista viene a ser prácticamente intolerable. “Esto pasa generalmente con nuestras generaciones”, dijo con su particular sonrisa.
Su esperanza es que en base a todos los avances que se están teniendo, las nuevas generaciones tengan una visión diferente, no solo en la participación por medio de la equidad de género, sino cultural.
Que un indígena o una persona de color, no sea considerada diferente por los actores políticos, indica.
Para Luciana, el punto es que la mujer sea tomada en cuenta como cualquier otro político, no precisamente que deba destacar sobre los hombres, sino que “sea tomada en cuenta como una más”.
Un trabajo arduo, no solo para los líderes políticos, sino para las propias mujeres de hacer escuchar su voz. “Hay que tener valor para ser líder”. (eP).
elApunte
Sin líderes femeninas en la política boliviana
Lidia Gueiler Tejada (1921-2011+) fue hasta ahora la única presidente mujer que tuvo el país, quien fue derrocada en 1980 por los militares a la cabeza de Luis García Meza Tejada (1929-2018+).
La oposición no tiene hasta la fecha un líder visible que parezca afrontar la popularidad de Evo Morales Ayma para los comicios de 2019, siendo quizá el surgimiento de un nuevo liderazgo femenino una opción viable, aunque hasta ahora, los nombres que vienen sonando son de hombres.
Para el oficialismo, la duda está en el acompañante de Morales, donde tampoco vislumbra una figura femenina que podría darle esa fuerza que necesita para recuperar el terreno perdido en las últimas gestiones.
Los datos
Acoso político: La asambleísta departamental de Tarija, María Lourdes vaca Vidaurre, formalizó una denuncia por acoso político, indicando que recibió ataques machistas por el rol de fiscalizadora que cumple, siendo más complejo para las mujeres.
Bolivia ocupa el puesto 17 entre 144 países del mundo y es el segundo país en América Latina, después de Nicaragua en el puntaje global de género

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los 783 estudiantes y plantel docente de la unidad educativa Esteban Migliacci, mediante la actividad del teatro están organizando un festival en el que revaloricen los valores de la familia.

RESTA

Cortes de energía eléctrica, inundaciones y semáforos quemados dejaron las primeras lluvias de la temporada, mostrando una ciudad que no está preparada para ninguna eventualidad climatológica, pese a las experiencias anteriores que debieron servir para tomar previsiones a las instituciones responsables.