LUN
OCT
22

10 prendas que debes evitar durante tu período






8 junio, 2018

Cultura Colectiva

 

Olvídate de las mini faldas, los vestidos ceñidos y las telas sintéticas. Dale la bienvenida a la comodidad.

Sudor, cólicos, más sudor, insomnio, más sudor, senos hinchados y sí, de nuevo sudor. Así son las noches cuando llega tu período.

Mes con mes duermes en una cama que, por más cómoda que te parezca, la sientes como una hoguera con llamas avivadas y tan grandes que parecieran el mismísimo infierno. Arrojas las cobijas, te quitas la pijama, te sacas los calcetines y el calor pareciera aumentar conforme te refrescas. Esto es porque la temperatura del cuerpo aumenta durante tu período gracias a la circulación (masiva) de sangre, así que no hay manera de bajar la temperatura, si no es esperando a que terminen los días.

Sin embargo, luego de una larga noche, lo que más deseas es darte una ducha y olvidar esos feos síntomas, pero ocurre todo lo contrario: aumentan y, por consiguiente, tu día se ve afectado desde que te levantas de la cama. Entonces, si no puedes nivelar la temperatura corporal ni reducir los molestos síntomas, es mejor que trates de reducirlos con tus prendas. ¿Cómo? Evitando 10 que más que hacerte ver mejor, empeorarán tu forma de sentirte al respecto.

Evita las medias o mallas. Éstas sólo provocaran que la zona esté más encerrada ocasionando infecciones y mal olor. De igual forma, el elástico incomoda cuando el vientre está inflamado.

Deshazte de las mini faldas, al menos en esos días. Éstas sólo te harán sentir molesta e incómoda, ya que suelen contraerse por encima de los muslos, provocando tu temor a que se note la ropa interior y, por consiguiente, la protección femenina que uses.

Los leggings son para hacer ejercicio, por ello son ajustados y se adhieren a la piel; en tus días, resultan incómodos y hasta se convierten en una tortura. Así que es mejor evitarlos para que no corras el riesgo de accidentes ni de que se note lo que usas debajo.

Los skinny jeans son un caso similar a los leggings. Son tan ajustados que podrían provocarte calor, infecciones y, debido a las costuras, podrías sufrir laceraciones o rozaduras.

En el caso de los jumpsuits, es una cuestión meramente de comodidad. Imagina tener que quitarte todo el jump cuando vas al baño. Es tardado, desesperante y, según su tamaño, puede provocar infecciones por el exceso de calor acumulado.

El hecho de usar shorts aumenta el riesgo de que se note la ropa interior y las toallas o tampones. Además, el ajuste de cada uno es distinto, pero los más pegados a tu piel ocasionan comezón, ardor y hasta dolor; lo cual no es buena señal, obvio.

Si eres de las que sufre de inflamación abdominal durante el período, evita los bodies ya que son muy ajustados. Ademas, al tener cerrada la parte inferior, tu cuerpo puede responder negativamente y —sí, de nueva cuenta— sufrir de infecciones vaginales.

Las faldas lápiz no son una opción en estos días, ya que son tan ajustadas, que incluso caminar te puede causar molestias. Evítalas a toda costa.

Si entre los síntomas de tu período menstrual se encuentra la inflamación abdominal y estomacal, evita usar crop tops o ese bulto que tanto te enoja saldrá a la luz.